11 de diciembre del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Ayer estuvimos viendo con interés el debate entre Albert Rivera (Ciudadanos) y Pablo Iglesias (Podemos) en Salvados, el programa conducido por Jordi Évole. En nuestra cuenta de Twitter sacamos una serie de conclusiones que reproducimos a continuación para así abrir el debate:

  1. Rivera empezó mejor el debate, más sosegado y convincente, pero la contienda se le hizo larga. En el tramo final, se mostraba mentalmente agotado. Eso sí, en general tuvo una buena actuación.
  2. Iglesias optó por un tono más agresivo que probablemente no era el más adecuado. Empezó flojo y titubeante, pero tras estar cerca del KO consiguió reponerse al situar el debate donde más le interesaba; en quién defiende a la gente.
  3. Sorprendentemente, y con matices, ambos discursos se mostraban afines y contundentes en cuanto a medidas de transparencia y regeneración democrática. Luego todo esto que se dijo hay que aplicarlo y ponerlo en práctica. Veremos.
  4. Rivera centraba el debate en clave de competitividad y mercado (neoliberalismo) e Iglesias lo llevaba a la protección social y derechos fundamentales. Dos estilos muy diferentes.
  5. Con el tono más sosegado de Rivera y la amabilidad de su discurso, es más sencillo seducir a la familia media española, pero ojo! el trasfondo es discutible y peligroso.
  6. Salvo en el taxi, cuando el anecdotario enfocaba a Rivera este salía penalizado: planes privados de ahorros, de sanidad, todos los asesores hombres, etc.
  7. A Iglesias le venía mejor que se hablara de él (es una persona más humilde en el plano adquisitivo) y peor que pusieran encima de la mesa ciertos debates incómodos como el de Otegui, los bancos o las nacionalizaciones.
  8. Queda demostrado, una vez más, que Ciudadanos tiene el favoritismo de los poderes fácticos (el BBVA, Santander, El País, El Mundo, etc)
  9. Por primera vez que sepamos, Iglesias ha reconocido que Ciudadanos tiene ganada la “pole position”. Quizá esta sinceridad y humildad le venga bien para remontar el vuelo, quizá no. El tiempo lo dirá.
  10. Es realmente saludable para este país, que dos fuerzas políticas relevantes acepten un debate sin pactar, cara a cara, y con su verdad por delante. Évole vuelve a conseguir un momento periodístico único, de gran calidad (y van…).

PD: A La Réplica no nos interesa tanto el ganador de un debate como el trasfondo del mismo. Con respecto a Ciudadanos, el “plane renove” del Ibex-35, ya nos hemos posicionado dos veces:

1) http://lareplica.es/ciudadanos-el-insensato-continuismo-de-las-elites/

2) http://lareplica.es/ciudadanos-la-gran-mentira/

The following two tabs change content below.
La Réplica es un medio digital que analiza la actualidad sociopolítica desde un prisma crítico, comprometido, plural y honesto. Hacemos el periodismo que no le gusta a los poderosos, periodismo incómodo.
Tags: , , , , , , ,

    8 Réplicas

  1. Mario Siles

    Desde mi punto de vista, no estoy de acuerdo con el que el tono de Rivera fuera más sosegado. Sosegadas eran si acaso las políticas que proponía o al menos el aura con la que pretendió arroparlas, repitiendo sentencias del tipo “nosotros tenemos expertos detrás”, “a mí también me gustaría dar mil euros a todo el mundo pero hay que gobernar de forma realista”… Pero en escasas ocasiones respetó el turno de palabra, interrumpiendo constantemente al otro interlocutor.

    Por otra parte, me escama sobremanera el hecho de que se arroguen esa responsabilidad de Estado, todos son unos demagogos menos ellos, que proponen cosas plausibles y pragmáticas, y los medios de comunicación dan soporte a esta visión junto con la dialéctica de Rivera que, por qué no decirlo, es realmente buena y enmascara un discurso vacío e incongruente. En la práctica, este discurso de Rivera es tremendamente falaz y no resiste el mínimo análisis crítico, voy a citar sólo unas pocas cuestiones para no desviar la atención del artículo central:

    -Argumenta este señor henchido de orgullo que Ciudadanos tiene un 10 en transparencia según Transparencia Internacional. Lo que no menciona deliberadamente es que semejante institución es una pantomima absurda, sólo hay que tener en cuenta el mero hecho de que al PSOE también le otorga un 10.

    -En alusión a su reunión con el Presidente de BBVA, Rivera elucubra con que se reuniría con cualquiera “sin discriminar si es pobre o rico”. Esto no es demagogia en absoluto, claro… Demagogia sólo la hacen los rojos. Llamen ustedes a título personal a su jefa de gabinete e intenten concertar una cita con Albert Ribera, a ver si le recibe del mismo modo.

    -Respecto a la verborrea que busca dotarles de esa imagen liberal y “progresista”, como ellos se denominan, nombran usualmente a Dinamarca como modelo. Sin embargo cuando se hace referencia a nacionalizar una empresa estratégica para el funcionamiento del país si no cumple con los requisitos sociales que establece la Constitución del 78, les tiemblan las piernas. Eso son “ideas obsoletas”, e incluso “franquistas” llegó a decir el caradura, nacionalizar equivale a politizar y a una disfunción en el funcionamiento de cualquier empresa… Señor Rivera, o es usted mentiroso o es idiota, y no sé qué es más peligroso. Más de un cuarto de la población activa en Dinamarca trabaja para el Estado y son varias las empresas energéticas, por citar un sector, que son estatales. Es más, en el sector eólico en concreto existen incluso instalaciones que funconan a modo de cooperativa (malditos daneses castro-chavistas…).

    Un saludo compañeros.

  2. Carlos Carrasco

    Excelente réplica Mario Siles, fueron multiples sus faltas de respeto, tanto al dejar hablar, como al de respetar otras ideas. Yo particularmente votaré Podemos porque es el único que me da más “garantías” de cambio, si me equivoco o no habrá que comprobarlo, pero creo y espero que si gobiernan no sean tan sectarios respecto a ideologías porque ayer vi que ambos tenian buenas ideas y quizás convendría un buen entendimiento entre ellos por el bien de todos. Por ejemplo, en el caso de la repartición de la riqueza o la “miseria” como dijo Albert. No soy economista ni nada de eso y no se como se hace pero en terminos generales y simplificandolo mucho, es cierto que lo ideal es que crezcamos a la par que se va repartiendo, no como suele pasar que la mayoria se reparre entre, unos pocos o peor aun, cuando intuyen que se ha repartido demasiado a demasiados se inventan una crisis para recuperar su equilibrio (desde el punto de vista de las élites). Es mi opinión, no la verdad. Un saludo

  3. luchino

    Excelente réplica de M. Siles, en efecto.
    A mi Rivera también me pareció nervioso y maleducado, interrumpiendo constatemente, como un Inda cualquiera.
    Yo siempre digo que en apariencia se explica muy bien y parece “muy majo”, pero es derecha pura y dura, no creo hubiera muchas diferencias, sobre todo en política económica, con el PP.

  4. luchino

    Por cierto, a mi me hacen gracia esos que, como Rivera, dicen es de que: primero hay que crear riqueza y luego ya se repartirá.
    Traducido: creemos riqueza ( para mí y mis amiguetes ) y luego si eso ya tal…

  5. Pingback: 10 puntos claves del debate de Atresmedia

  6. Pingback: ANÁLISIS. 10 claves del debate de Atresmedia

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies