19 de septiembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



La era digital ha provocado un cambio radical en los modelos periodísticos. En lo poco que llevamos hasta el momento con La Réplica hemos aprendido algunas cosas, que comparto a continuación por si resulta de ayuda a publicaciones emergentes. 

1) Quédate con lo mejor de la tradición

El periodismo ha generado grandes maestros del oficio a lo largo de la historia. El hecho de que estemos ante un nuevo paradigma no deslegitima todo lo anterior, al revés, lo prestigia. Si hemos llegado aquí es por algo. Los reportajes que sirven como grandes lecciones de periodismo tenían poca intención de serlo, pero sí toda la intención informativa. Eran reportajes veraces, relevantes y rigurosos. Lee y aprende de los grandes del oficio (Wallraf, Josep Pla, Hunter Thompson, Tom Wolfe, Gabilondo), empápate de los líderes en otros soportes como la televisión o la radio y tampoco pierdas de vista a las figuras emergentes 2.0. Tener un conocimiento de 360 grados del oficio ayuda a valorarlo, respetarlo y entenderlo.

2) Cambia la palabra competencia por asociacionismo

Si algo ha dejado claro el ámbito digital es que la información se comparte a una velocidad de vértigo y que uno va haciendo camino con los artículos de calidad que es capaz de crear y poner a disposición del público. En ese sentido, no es tan diferente a lo que ha sucedido siempre, sólo que existen más herramientas para hacer llegar la información a los lectores. Para proyectarlos en la red, es positivo establecer relaciones de sana competencia, espacios compartidos que se retroalimenten de lectores y colaboraciones transversales con todo tipo de medios. A veces, pensar más allá de tu zona de confort, es pensar mejor. Un lector te será más fiel si tú eres capaz de proporcionarle algo que está buscando, independientemente de quién lo haya creado. No es casualidad que, por ejemplo, en El Diario estén más o menos asociado con, por ejemplo, Carne Cruda, La Cafetera de RadioCable o La Marea. Porque han sabido entender que juntos son mucho más fuertes que por separado.

3) Diferencia el profesional de Twitstar

Sabemos que es muy jugoso comprar prestigio para tu medio en vez de calidad. Sucede que, a veces, el camino más directo no siempre es el mejor y la paciencia puede ser el mejor aliado. Los proyectos necesitan tiempo para encontrar su personalidad y asentarse en el espacio, no tengas prisa. Por lo general, el trabajo bien hecho suele traer recompensas. Hay muchos ejemplos de personalidades famosas en Internet o blogueros independientes que probaron con el periodismo, y no funcionó. No todo el mundo puede elaborar un discurso periodístico con rigurosidad, disciplina y  conocimiento.

El periodista actual lleva la información consigo.

El periodista actual lleva la información consigo.


4) Enlaza sin miedo a tus fuentes

Si hay algo indigno en el ámbito digital son los vulgares corta-pega, supliendo la firma original. Esto lo vivimos en la Réplica cuando Con la venia del Diario de Cádiz nos copió sin ningún tipo de pudor o cuando varios blogueros copiaron a Marta Güelfo y es muy desagradable, por cuanto se aprovechan del trabajo original. Tiene mucha más clase y ética profesional redirigir a las fuentes originales y felicitar a los autores por sus artículos, si estos son pertinentes y ayudan a complementar nuestra información. Es un hecho, existen periodistas muy buenos haciendo periodismo muy bueno. Nútrete de ellos y aprende, quizás tú puedas ser el próximo periodista enlazado.

5) Dinamismo, una noticia nunca acaba del todo

Lo digital permite diferentes maneras de presentar un trabajo (artículo, videoblog, podcast). Si no tiene contraprestación en papel, puedes jugar con la longitud (Jot Down triunfó por ejemplo haciendo algo tan sencillo como invertir los códigos propios de Internet), complementarlo con imágenes, estudiar bien su nube de palabras, aderezarlo con una buena telaraña de enlaces, elegir noticias relacionadas, etc. Aprovecha todas las posibilidades que te regala el medio y ofrece un trabajo integral. En un medio digital, las entradas pueden ser actualizadas y añadir información a posteriori, de manera que la información gane enteros y puntos de vista con el paso del tiempo. En la selva digital, un artículo nunca es definitivo. Luego compártelo en las redes, opina en foros y hazlo llegar hasta el infinito.

6) Contrasta siempre tu información

Y cuando decimos siempre, es SIEMPRE. Como decía Ignacio Escolar, si tu madre te dice que te quiere, compruébalo. Nada es seguro hasta que se ha constatado. Si no tienes clara alguna información o no has podido testearla, alude a una fuente fiable. Las redes sociales dan lugar a muchas confusiones, está poblada de fakes y pueden llevarte a creer que alguien es lo que no verdaderamente no es, ojo. Aunque los tiempos hayan cambiado, la mejor manera de contrastar una noticia es acudiendo a sus protagonistas o al lugar de los hechos. Eso sigue siendo igual.

Ilustración de Periodismoonline

Ilustración de Periodismoonline

7) Aporta algo diferente

Aunque existan algunos trucos del oficio propios para conseguir lectores (un título como el de este artículo o una tipificación propia de Internet), será tu savoir faire quien marque las diferencias. Identifícate desde pronto con señas características. Elige bien el tono que vas a mantener, la relación entre información y opinión y cómo vas a presentar tu trabajo. Si tienes una pestaña en una web, busca un título atractivo, único y que defina bien tu proyecto. Usa ese impacto de marca presentándolo siempre de forma característica, adaptándolo según los códigos de la plataforma que eliges (no es lo mismo Twitter que Facebook, que una web, o un mail enviado al correo electrónico). Si te distingues bien, crearás una marca propia y podrás moverla de un espacio a otro, independientemente del éxito del proyecto global.

8) Piensa en clave de dispositivo móvil

Ten en cuenta el creciente número de lectores que leen los artículos desde dispositivos móviles. No escribas mamotretos indescifrables. Dale oxígeno a ese tocho que acabas de parir, embellécelo con imágenes y haz una labor de edición esmerada y original. Escribir no es la única parte del trabajo, es sólo el comienzo. Conviértete en editor de tus propios textos, así el resultado final siempre será de tu agrado.

9) Aprende a usar herramientas propias de otros sectores

Un poquito de Photoshop, un mucho de redes sociales, algo de relaciones públicas, estar al día con las nuevas tecnologías, tener la agenda al día o hasta contar con vehículo propio. Puedes incorporar diferentes aptitudes para ser un profesional más completo. Desde el entorno 2.0 se han creado infinidad de aplicaciones diseñadas para ahorrar tiempo y dar facilidades el usuario, mantente al día de las últimas novedades y nútrete de lo que puedas. El periodismo digital evoluciona e incorpora herramientas casi a diario, hay que estar atento.

JoseCouso

10) No desaproveches una gran oportunidad, sé periodista 24h al día

Ve siempre preparado. No sabemos en qué lugar puede estar la noticia. Como muchas veces nos aconsejó Jordi Carrión, lleva siempre algo de dinero encima. No sabes a quien podrías encontrarte y tener que invitarle a un café o dónde vas a necesitar ir en taxi. También un móvil con cámara y grabadora, y la batería siempre cargada. Y, cómo no, una libreta y un bolígrafo. Que la inspiración te pille casi trabajando.

Bonus track. Y recuerda siempre que, como decía Kapuściński, “las malas personas no pueden ser buenos periodistas”.

The following two tabs change content below.
Escritor y Social Media Manager. Ha publicado artículos culturales para medios como La Marea, Secretolivo, Perarnau Magazine o La Voz del Sur. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie 2016) y Juan sin miedo (Alkibla 2015). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.

Últimas entradas de Javier López Menacho (ver todo)

Tags: , , , , , , , ,

    Una Réplica

  1. Pingback: Cinco maneras infalibles de matar al periodismo

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies