22 de noviembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Nadie en su sano juicio estará en desacuerdo en que no existen episodios más aberrantes en la Historia de un país que cuando se produce una guerra civil. Sobre todo, porque las guerras civiles son siempre contra los civiles, sin eximir de desgracias y sufrimientos a sus niños y ancianos.

Porque es una guerra en la que ambos pierden y no existe victoria en la autodestrucción.

En el caso de la que aconteció en España, hay algo más abyecto e ignominioso que supera a la vergüenza de una Guerra Civil: el revanchismo a paredón, garrote y paseíllo que la prosiguió.

Ganó el bando franquista la guerra al bando republicano, y la lucha de Negrín por acabar con el combate y evitar una entrega sin condiciones fue tan heroica como en vano. El coronel Casado negoció otro “abrazo de Vergara” con el Cuartel General de Franco para una rendición del ejército republicano “sin represalias”. Los falangistas jamás se comprometieron a ello. Un golpe de estado de Casado llevaría a Negrín a abandonar a España sin ningunas negociaciones de paz sobre la mesa.

Franco sólo aceptó la rendición sin condiciones. Casado huiría a Marsella. Otros, como Julián Besteiro, sucesor de Pablo Iglesias al frente del PSOE y miembro del Consejo Nacional de Defensa golpista de Casado, decidiría quedarse, sabiendo la muerte segura que ello conllevaba. Muerte que se certificó un año después.

El golpe de Casado tiene mucho que decir en la muerte de estas mujeres, y es que ayudó a que no se lograse destruir los ficheros que guardaban los datos de todos los militantes del Partido Comunista de España y de las Juventudes Socialistas Unificadas. Documentos que requisarían los militares franquistas y que les ayudaría a engrosar, y no poco, las celdas de la cárcel de Ventas. Una cárcel de mujeres construida para 450 personas en las que se hacinarían más de 4000 mujeres.

1934-manifestacion-republicana

Rendición sin condiciones. Ésta fue la manera de denominar a un baño de sangre perpetrado por parte de asesinos que gozaron de una impunidad nauseabunda.

Los republicanos somos los primeros que nos repugna cualquier barbarie que se cometiese durante la II República y que contase con la impunidad de los poderes e instituciones de la misma. No ocurre así en el caso contrario en un país que aún no ha condenado pasados cuarenta años una de las dictaduras con una posguerra más sangrienta en el continente. Un país que ni siquiera ha sido capaz de inaugurar un museo sobre la Guerra Civil de reconciliación. Y no es baladí este hecho. No existe, para vergüenza futura de nuestra Historia, dicha reconciliación.

De este derramamiento gratuito de sangre, para náusea de los más prescindibles en este país, germinaron unas flores tan preciosas como eternas. Catorce hermosas vidas que fueron arrebatadas en su más plena juventud ya acabada la guerra. Suele decirse que eran trece las rosas, y no catorce, ya que no se suele incluir a doña Antonia Torre Yela, ya que su fusilamiento fue el 19 de febrero de 1940. Hoy, nuestro más sentido homenaje quiere que también se recuerde a Antonia.

antonia 1 (1)

Un cinco de agosto, meses después de concluir la guerra, la sádica mente sedienta de vindicta y cegada por el fanatismo quiso que estas mujeres fueran asesinadas junto a la tapia del cementerio madrileño de la Almudena.

Nueve de ellas eran menores, ya que la mayoría de edad se obtenía a los 21 años de edad. Todas ellas eran miembros de las Juventudes Socialistas Unificadas, y sus edades estaban comprendidas entre los 18 y los 29 años.

Estos hechos fueron la respuesta exacerbada de la dictadura tras la muerte el 29 de julio de 1939 del comandante Isaac Gabaldón, antiguo miembro de la Quinta Columna. Este militar desempeñaba un cargo importante dentro del aparato de represión de la dictadura, ya que estaba a su cargo el “archivo de la masonería y el comunismo”, el cual proporcionaba material documental a los fiscales militares en los Consejos de Guerra contra aquellos que fueron leales a la República. Camino de Talavera de la Reina, un atentado había acabado con su vida, la de su hija y su chófer una semana antes. Aún, acabada la guerra, y en vista de que el asedio a paredón y paseíllo proseguía de manos de los falangistas y la Guardia Civil, había republicanos que seguían derramando sangre.

El 3 de agosto se celebraría un sumarísimo Consejo de Guerra contra 57 personas que fueron detenidas tras el atentado contra Gabaldón. Entre ellas, estaban los tres autores materiales del atentado. Se dictaron 56 penas de muerte.

13_rosas_dibujo

La muerte de estas jóvenes provocó un escándalo internacional. En Francia, sería una hija de madame Curie quien promovería una campaña en París como protesta y repudio a tal masacre. Esto no detuvo la espiral represiva del franquismo. Más adelante, en total y contabilizando todas las detenciones, más de 350 personas fueron fusiladas como respuesta de la dictadura tras el atentado contra Gabaldón.

Martina Barroso García, 24 años. Una modista de quien aún se conservan las cartas a su madre y su novio.

Julia Conesa Conesa, 19 años. Se afilió a las JSU para trabajar como monitora de sus instalaciones deportivas. Fue ella quien diría aquello de “que mi nombre no se borre en la Historia”.

Pilar Bueno Ibáñez, 27 años. También modista. Su delito fue afiliarse al PCE y trabajar como voluntaria en las casas-cuna donde se recogían a huérfanos hijos de milicianos en el frente.

Luisa Rodríguez de la Fuente, 18 años. Fue la primera en entrar en prisión.

Virtudes González García, 18 años. Se afilió con su amiga María del Carmen Cuesta, de 15 años, una de las pocas supervivientes de la prisión de Ventas.

Victoria Muñoz García, 18 años. Su mayor delito era ser hermana de Gregorio Muñoz, responsable militar del grupo de resistencia de Chamartín de la Rosa.

Blanca Brisac Vázquez, 29 años. Católica, votante reconocida de derechas. Su delito fue enamorarse de un músico que pertenecía al PCE.

Ana López Gallego, 21 años. Tuvo la oportunidad de huir a Francia, pero prefirió quedarse.

Adelina García Casillas, 19 años. Pertenecía a las JSU. Sabedores de su inocencia, le enviaron una carta solicitando su presencia para un interrogatorio ordinario. Acudió voluntariamente. Jamás regresó.

Dionisia Manzanero Salas, 20 años. Se afilió después de que un obús matara a su hermana y a unos niños que jugaban en un descampado.

Luisa Rodríguez de la Fuente, 18 años. Fue la primera en entrar en prisión.

Elena Gil Olaya, 20 años. Su delito fue afiliarse a las JSU en plena Guerra Civil para ayudar a familias a organizarse cuando se producían los bombardeos.

Joaquina López Laffite, 23 años. Fue fusilada sin llegar a pisar la prisión.

Son muchas las expresiones artísticas que no han dejado que se les olvide. Teatro, poesía, novelas, reportajes, cine.

13_rosas_placa

Todo es poco para recordar a catorce criaturas que no llegaban ni a los treinta años y que, con premeditación, alevosía, impunidad y sadismo, fueron asesinadas contra un paredón. Porque ellas se han convertido en un símbolo inmortal de lo que jamás debe ocurrir, y tras su sangre derramada se cuenta la de otros miles que perviven en el anonimato que brindan las cunetas.

No se me ocurre mejor modo de acabar este homenaje que con una estrofa de un majestuoso y sentido poema que Julián Fernández del Pozo les escribiese:

“España es vuestra madre,

Su cielo vuestra sonrisa,

Sus campos tienen la sangre,

De unas rosas, casi niñas”.

Vuestro nombre no se borrará de la Historia.

Humildemente, hombres que ojalá contáramos con vuestras agallas, nos encargaremos de ello. Hasta el último de nuestros días.

The following two tabs change content below.

Alejandro García Maldonado

Licenciado en Derecho, ha colaborado en diversos medios como El Confidencial, Claridad Digital, El Turbión, El Importuno y Cubainformación. Autor de las obras "Testigos cegados" (2011) "Transcripción del Manifiesto Comunista" (2012), "Al resguardo del tilo rojo" (2014), "Tra due anime" (2015) y "Son de Lirios" (2016). Ha realizado estudios sobre proyectos biográficos coordinados por la Bernard Lievegoed University y dirige el proyecto literario "Etreso Biografías". Actualmente realiza un "Postgraduate Diploma of Journalism" dirigido por el National Council for Training of Journalist e impartido por la University of Strathclyde.

Últimas entradas de Alejandro García Maldonado (ver todo)

Tags: , , , , ,

    2 Réplicas

  1. Joseph

    A día de hoy pasados los años sigue sin haber reparación, sigue siquiera sin haber claridad, los culpables no han sido juzgados ,mantienen que también se cometieron atrocidades por parte del bando republicano.. y puede ser que en un acto de guerra se cometiese una barbaridad, incluso algún crimen de lesa humanidad, pero hay una gran diferencia, amén que todos esos actos que ellos aseguran que se cometieron fueron durante la Guerra los suyos fueron durante y tras la misma.. nuestros casos sí que han sido juzgados y no pretendo decir que somos impolutos cuasi inocentes o Santos ..solo se pretende decir que ellos no han pagado por sus crímenes …siquiera han sido juzgados. .el caso de las Trece Rosas por su crueldad es un gran ejemplo de ello pero hay más..muchos mas estas niñas cometieron el único delito tener ideas diferentes … dieron su vida, por ser solidarias o creer en ka democracia…también portadoras de ese mensaje que miguel hernández …Machado mensajes de libertad ..mensajes de bondad y de esperanza. .a día de hoy son un recuerdo ..un recuerdo de todos y cada uno de nuestros padres.. de nuestros hermanos ..de nuestros tíos ..de nuestros abuelos ..que siguen enterrados en las cunetas siguen una tumba anónima ..a los que no se ha dado ya no digamos reparación mi reconocimiento si no que no se las ha dado siquiera la dignidad que merecen por su lucha… y merece mucha más dignidad que unos golpistas, porque incluso a día de hoy estos que son los sucesores de ese régimen, mantienen que nada es posible sin democracia. se rajan las vestiduras cuando hay un golpe de estado aquí o allá. pero ellos provienen de uno.. así que no sin decir que somos inocentes… que la república era democracia. . Y que ellos son antisemita. . no es por decir que somos los mejores o que estamos en posesión de la verdad absoluta, pero si he de decir que somos los descendientes de un régimen democrático qué fue masacrado ..qué fue vilipendiado, insultado ,acusado y destruido ..hasta los más profundos cimientos,o ara construcción de un relato a su antojo. ..borrar cada testigo. . hasta los niños ..Véase este caso de estas niñas que pensaban diferente ..fueron eliminados para construir su relato y venir de héroes. .se obliga a olvidar teniendo que decir que este rey trajo la democracia … ese borbonico militar impuesto por Franco …que Franco no era tan malo…. Franco un homosexual reprimido que combatió a los masones por no dejarle pertenecer a ese grupo… pequeño hombre ignorante, muy parecido a Adolfo Hitler descendiente de judíos que también quiso eliminar su propia estirpe. creo qué ejemplos como este de las Trece Rosas o el de Miguel Hernández son semillas que germinan dentro de los corazones de la gente que esrealmente democrática.. son un recuerdo que no dejarán a olvidar ni sus nombres ni su lucha. ..no dejaremos de luchar jamás por esa reparación.. por esa dignidad ..al menos tener una tumba con un nombre ..de ser desenterrados de esas sus cunetas y salir de ese monumento de depravación construido por y para ellos con nuestro esfuerzo .. ese valle de los caidos que avergüenza la historia de este pais …nosotros hemos puesto los muertos ..el trabajo la sangre que ellos pongan un poco de voluntad y se vuelvan nuestra dignidad y la verdad histórica. .. viva el Partido Comunista… viva la Tercera República …nunca olvidaremos la segunda…. la lucha continuará hasta la victoria …ha de ser ecologista al ser feminista y nuestra nación de Naciones reconstruir un nuevo diálogo Federal. Hasta luego niñas… las menores como las denominaban en la cárcel… no os olvidaremos a ninguna de vosotras tampoco olvidaremos ..recordaremos vuestros nombres asi como los de todos y cada uno de nuestros muertos anónimos sea cual sea la cuneta en que éstos descendientes de golpistas os mantienen ocultos .. haciendo la barrabasada de negarnos nuestro reencuentro… ellos pretenden seguir ocultando sus crímenes.. Paracuellos ….dicen… en la carretera LP2 kilómetro desconocido 25 hombres una mujer nunca volvieron de esa visita al cuartelillo de la Guardia Civil creo que hay una diferencia .. sabemos la carretera pero no en qué lugar de la cuneta. … salud y República camaradas

  2. Adrián Masa Pérez

    Soy Adrián Masa Pérez, y Martina es mi tía bisabuela.
    Ella tenía 22 años cuando la mataron y no hay ninguna carta a su madre, y ella cuando la mataron no tenía novio.
    Esto lo escribió mi tía ya que ella a investigado su historia, y escribió la rosa número trece con su cuñada:

    «Martina nunca escribió ninguna carta desde la cárcel, primero porque estuvo en el departamento de menores de la Cárcel de Ventas y el contacto con el exterior era nulo (no recibían visitas y apenas les dejaban escribir, tampoco el contacto con el resto de las reclusas de otras galerías estaba permitido). Martina no escribió ninguna carta de despedida cuando la llevaron a capilla. Se negó a confesarse y se lo prohibieron. Martina no participó en la recogida de bombas en la Ciudad Universitaria. Con esto hay que tener cuidado, compañeros, porque no le estáis haciendo ningún favor. Esta pregunta se la hacen en comisaría donde como sabréis fue torturada y siempre negó este hecho. De lo que sí se acusa es de colaborar con el Socorro Rojo y en la ayuda de compañeros que están en ese momento en prisión y de esconder a otros. Es más, matizo, no le dio tiempo porque el radio de Chamartín de la Rosa cayó por completo. Martina se afilió en enero de 1937 a la JSU y estuvo hasta diciembre de 1938 trabajando en un taller de costura confeccionando ropa para los milicianos. En enero de 1939 hasta marzo trabajó en un comedor social alimentando a niños que eran huérfanos de guerra.»

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies