12 de diciembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



En la Navidad del año 1994 cayó en mis manos un libro curioso titulado “El mundo de Sofia” de un tal Jostein Gaarder, autor desconocido para el gran público, pero que iba a dar el pelotazo editorial con una novela dedicada a un tema, que aparentemente podría resultar pesado, como es la filosofía. El argumento de la novela resultaba un tanto simple “Sofia, una chica que está a punto de cumplir 15 años, recibe un día, en el buzón de su casa, una carta con dos preguntas. ¿Quién eres? ¿De dónde vienes? A partir de ese momento, la adolescente se replanteará su vida, que irá cambiando a medida que sigue recibiendo cartas en las que se le explica la historia de la filosofía y las ideas de los grandes pensadores occidentales. Estas misivas servirán para que la joven reflexione y vaya desarrollando su identidad.”

Bajo el pretexto literario de una novela, se nos “presenta una completa –y entretenida- historia de la filosofía desde los inicios has nuestros días”. Uno que, en su juventud había estudiado filosofía a base de sesudos libros que aburrían al más animoso, me entusiasmaba con la lectura de la novela que me iba refrescando la memoria de forma sencilla pero entretenida de la historia del pensamiento filosófico que, a lo largo de los siglos, ha ido alimentando la cultura humana. Recuerdo haber leído el libro de una vez en varias ocasiones, y releído pasajes para recordar el pensamiento de filósofos que, en su momento, me habían hecho reflexionar y que ahora retomaba con la intención de actualizar su legado para reeditarlo en mi fondo cultural.

la replica mundo sofia

El mundo de Sofia  es una novela dirigida fundamentalmente a la juventud, pero que nos  ayuda a los adultos a  ponernos al día en la historia del pensamiento filosófico de una forma sencilla y divertida, que tal y como están las cosas hoy en día, facilita una lectura reflexiva. Según ha declarado en muchas ocasiones, Gaarder persigue que sus lectores se acerquen a su obra con talante crítico y, con la lectura se acostumbren a pensar haciéndose preguntas. Por ello,  Sofia inicia su andadura  en la novela  recibiendo una misteriosa carta anónima con preguntas tales como “¿Quién eres? “De donde viene el mundo?  Preguntas que se irán multiplicando a medida de que el libro avanza e irán facilitando las exposición del pensamiento de aquellos  pensadores filosóficos que han ido respondiendo a las preguntas que los seres humanos nos hemos ido planteando continuamente. Y el autor noruego señala: “El mundo de Sofia sirvió para derrumbar los viejos prejuicios de que la filosofía es algo académico, aburrido, difícil, y se pudo colocar en el mercado, hacerla accesible a todos; porque el ser humano, asombrado ante el mundo, tiende a hacerse preguntas”.

El mundo de Sofia”  apareció en Oslo allá por el año 1991, aunque en España no se editó hasta noviembre del 1994. Ahora va hacer los 25 años de su aparición y la Feria del libro del Fráncfort, que se va a celebrar del 19 al 23 del  próximo mes de octubre, le va a rendir a su autor un cálido homenaje por la influencia positiva que ha ejercido en tantos lectores, mayoritariamente jóvenes. No hay que olvidar que ya en España la obra conoció cuatro importantes ediciones en los tres meses escasos del año 1994.  Y parece que su lectura continúa cautivando y haciendo pensar  todavía a muchos lectores que se incorporan a su texto.

Curiosamente, la novela se presenta con un antetítulo que pudiera producir rechazo: “Novela sobre la historia de la filosofía”. Y más cuando la filosofía pudiera ser para muchos un campo reflexivo hecho para sesudos pensadores, y que no parece un manjar muy apetecible para lectores jóvenes y adultos que buscan más liviandad en sus lecturas. Pero Gaarder logró dar un tono a su novela que la hizo atrayente. Es verdad que, cuando se le pregunta por el éxito de su novela,  el autor trata de ponerse en el contexto histórico en que la escribió y dice: “Dos años antes había caído el muro de Berlín. Estábamos cambiando de época. Se buscaban cosas nuevas. El mundo se abrió a otras ideas. También, la mente… La filosofía empezó a interesar a todos. La gente se preguntaba: ¿cuáles son los valores? ¿Cómo funciona una democracia?… La sociedad se estaba haciendo más laica y la Iglesia perdió el monopolio de dar las respuestas a las grandes preguntas universales”.

Y es que la filosofía pretende, ante todo y sobre todo, hacer reflexionar a las personas ante las preguntas fundamentales de la vida. Y su historia es un cúmulo de respuestas a las inquietudes que los seres humanos hemos ido manifestado y que no siempre hemos encontrado las soluciones adecuadas. La filosofía debería ser un instrumento importante que cada día nos ayudara a bucear en el misterio de la vida diaria y que muchas veces nos abruma porque no encontramos las respuestas concretas que nos ayuden a vivirla. Y, en este sentido,  El mundo de Sofía nos puede ayudar a reflexionar de forma casi festiva pero profunda en el devenir humano que cada día afrontamos casi indefensos ante los desafíos de la vida.

 

The following two tabs change content below.

Emilio López Pizarro

Jubilado. Fue periodista durante una breve temporada y funcionario público casi toda la vida. Hombre de bien. Es progenitor de los creadores de La Réplica.

Últimas entradas de Emilio López Pizarro (ver todo)

Tags: , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies