18 de abril del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Si al Partido Popular no le gusta lo que dicta la justicia, cambia a los jueces. Si no le gusta lo que indican las urnas (como el último resultado en Cataluña, donde quedó reducido a la irrelevancia) manda al poder judicial y a los cuerpos de seguridad a perseguir adversarios políticos. Y si no le gusta lo que expresan los artistas, los manda a la cárcel o intenta censurarlos.

El último episodio represor del Partido Popular en Granada, intentando censurar, coartar y desprestigiar la obra ”Autorretrato de un joven capitalista español”, del actor y director Alberto San Juan, es un episodio más de la brutal campaña represora que iniciaron cuando la crisis catalana despertó los instintos más fascistas en cada rincón de nuestro maltrecho país.

Sin sentir vergüenza ajena por la ridícula propuesta, el Partido Popular ha vuelto a tirar de demagogia acusando a San Juan de ofender a las víctimas del terrorismo, a la Iglesia y a la policía. Una vez más, para el Partido Popular todo lo que huela a disidencia es ETA. El 15M era ETA. Los independentistas son ETA. Las feministas son ETA. Los raperos son ETA. Podemos es ETA. Y ahora le toca el turno a nuestros artistas.

Podéis ver un fragmento de la obra en Youtube. Se trata de una crítica ácida, en formato de monólogo en clave minimalista, sobre el capitalismo en nuestro país y su arraigo en las élites más conservadoras. Nada más y nada menos. Una obra de corte político, que alterna humor, sátira y drama. Pretender censurarla por la vía institucional es una auténtica barbaridad propia de los tiempos de Franco, un disparate que amedranta la libertad de expresión e intenta mandar un mensaje: “Esto en nuestras instituciones no“.

Porque para el Partido Popular las instituciones son su coto privado  y las van a utilizar hasta el final como les venga en gana. Por eso podemos ver esa anacrónica imagen de cuatro ministros en el desembarco de la Legión en Málaga o las banderas a media asta en sus Ayuntamientos por la muerte de Cristo. Y por eso no quieren ver obras anticapitalistas en sus municipios. Porque las usan para perpetuar su ideología.

Mirad, a mí no me gusta el teatro casposo de Jose Luis Moreno, ni las películas machistas de Santiago Segura, los libros incendiarios de Jiménez Losantos o la canciones de Paloma San Basilio. Pero no se me ocurriría censurarlos. Ni presentar una moción a un pleno provincial para intentar ahogar sus espectáculos económicamente. Eso solo lo hace la extrema derecha española, tan eufórica como desquiciada de octubre a esta parte, demostrándose capaz de pisotear nuestro estado democrático y nuestra libertad de expresión si así se le antoja. No hay ni un argumento sólido contra la obra de Alberto San Juan, que además es una necesaria reflexión sobre el capitalismo, solo el capricho censor del neofranquismo más agresivo y altivo, personificado en el grupo popular de Pinos Puente, que esta semana ha firmado una página deplorable. La enésima de la infame legislatura de Rajoy.

The following two tabs change content below.
Periodista. Codirector de La Réplica.

Últimas entradas de Alejandro López Menacho (ver todo)

Tags: , , , , , , ,

    Una Réplica

  1. vaznar

    Aun mas pacifistas ? Sabiendo que toda la VIOLENCIA viene de este PP$o?e y falangistas de Rivera, con su porra del 155 y con su caduca Constitucion 78 monarquica y muy represora? Per Deu cuanta paciencia hay que, tener con estos intransigentes e intolerantes franquistas, autoritarios , corruptos y monarquicos, uno se pregunta: Cual es la alternariva y solucion ante tanta barbarie represora, con PRESOS POLITICOS y Exsilliados? La provocacion es constante para atemorizar a este super pacifista pueblo Catalan, que esta sufriendo la mas bestial represion y toda paciencia tiene un limite. Cual hubiera sido la reaccion internacional, si esto ocurriese en Venezuela, o Cuba o Bolivia? Ya estaria una ingerencista imperialista humanitaria tan falsa como las de siempre. VIVA LA REPUBLICA CATALANA Y LA REPUBLICA FEDERAL ESPAÑOLA tan necesaria en estos dramaticos momentos, no solo para Catalunya, si no para el conjunto de la Federaciones del Estado Español, antimonarquico.

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies