25 de septiembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Cuando Myriam, Desirée y Toñi desaparecieron yo tenía apenas seis años pero recuerdo con mucha claridad sus fotografías apareciendo hasta la saciedad en la televisión. Mi madre y mi abuela repetían a menudo, como letanías, “pobres niñas”, y me miraban con ojos preocupados. Aunque todo un país esperó hasta el último momento que regresaran, no lo hicieron. A mí no me contaron el desenlace hasta mucho después. Cuánto lo agradezco, pues aún hoy me sobrecoge el grado de maldad que puede albergar el ser humano.

No es del todo inusual encontrar recreaciones artísticas sobre crímenes –uno de los libros más brillantes e imprescindibles, A sangre fría, es sin ir más lejos buen ejemplo; Jack el Destripador también ha tenido su reflejo en la novela gráfica Desde el infierno y más tarde en el cine, pero, que yo sepa, nadie se ha atrevido hasta ahora con la abyecta carnicería que conmocionó a España, manteniéndola en vilo algo más de dos meses. Eso hace el, sin duda, libro más extraño que he leído hasta la fecha, Alcasseriana (Antipersona, 2016): trece variaciones absolutamente libres sobre el crimen que sacudió un país y lo marcó para siempre. Al recibirlo, un lazo rojo sellaba el conjuro macabro que estaba a punto de desplegarse. Mi ejemplar venía acompañado –como vienen todas las copias: un lujazo de edición y ejemplar editorial que mima los detalles- de un pendrive con cinco canciones, la banda sonora -compuesta por Máquina Líquida– de este artefacto literario. La llave para el descenso al abismo. Y la cruz de Caravaca –similar a la que apareció clavada entre las vértebras de uno de los cadáveres- como insignia de un proyecto revulsivo: el de devolver la vida y la dignidad a las niñas sacrificadas, trayéndolas a la vida, devolviéndoles la memoria, aunque muchos no las hemos olvidado.

libro-alca

En este momento agradecemos que haya pequeñas editoriales que hacen cosas diferentes, incómodas, peligrosas, desagradables (¿acaso la existencia de una pequeña editorial independiente no es un algo revolucionario en sí?). Y es necesario que Alcasseriana esté en La Réplica porque es un libro oscuro, sí, pero sobre todo contestatario, nada amable, duro e incisivo con un periodismo patrio que no supo dignificar a las víctimas. Nieves Herreroa quien Francisco Javier Casado dedica un sentido poema- profetizando el nacimiento de la telebasura, del periodismo irresponsable y sin escrúpulos. El periodista Juan Ignacio Blanco señalando a los verdaderos culpables. Un supuesto vídeo snuff que se tragó el Ministerio del Interior. Conspiraciones. Un asesino volatilizado que aún hoy sigue en busca y captura por la Interpol. Voces que hablan de un ritual satánico y una atmósfera enloquecida que envuelve a tres mártires. España no había vivido, nunca, nada así. Por eso, intentar atar cabos en esta trama maldita es tener la sensación de adentrarse en un pozo oscurísimo. Alcasseriana es un aldabonazo, un acto de conciencia, casi una declaración política. Especialmente conmovedor es el texto dramático –la única pieza concebida en este género- escrito por Álex Portero, Tres escenas. De igual manera, son brillantes los capítulos a cargo de Layla Martínez, De lo que nos dijeron las muchachas que dormían, y Yolanda Espiñeira, Sospechosos habituales, respectivamente. Hay más autores: Francisco Jota-Pérez, Tony Fuentes, Tania Terror (que se encarga de aportar collages), Gustavo A. Ruiz (que recrea un via crucis por el territorio español que finaliza en La Romana, la finca donde fueron halladas las niñas), José Puente, Juan Camós, Carlos G. de Marcos y Gabriella Campbell; cada una, desde luego, dentro de un estilo personalísimo.

No es una lectura fácil ni cómoda, y no me atrevo a recomendarla a todos los paladares, pero sí aplaudo la osadía de Antipersona por hacer lo que nadie ha hecho: materializar el terror irracional, fabricar una bomba de mal fario sólo con madejas de muerte. Alcasseriana, justo al contrario que todos los libros que he leído, se lee con el estómago y se mastica con el corazón.

The following two tabs change content below.

Rocío Martínez

Periodista freelance, escritora, técnico audiovisual. Formándose como psicóloga. Ha formado parte de El Mundo, Tercera Información, El Mostrador, Harper's Bazaar o Showrunner, entre otros.
Tags: , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies