08 de junio del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



El 24 de Mayo, día que conocimos la primera sentencia (habrá más) de uno de los casos de corrupción más flagrantes de la historia de España (la trama Gürtel) seguramente Pedro Sánchez conocía que esta se iba a hacer pública. Es probable que también sospechara que iba a levantarse una ola de indignación en todo el país. E incluso podemos imaginar que él y su cúpula intuyeron que tendrían que estar ágiles en sus movimientos políticos. Lo que seguro que no se imaginaba Pedro Sánchez es que apenas siete días después iba a erigirse presidente del Gobierno.

¿Cómo ha sido esto posible? Analizamos las causas.

1) El PSOE se vio casi obligado a registrar una moción de censura a primera hora de la mañana del viernes 25 de mayo porque cabía la posibilidad de que Rajoy o Rivera torpedearan el proceso. También su necesidad de relevancia (el partido estaba sumido en la nadería política) tuvo algo que ver. Pedro Sánchez ha permanecido los últimos meses en un claro segundo plano.

2) El hecho de que el debate fuera pronto, en apenas seis días, cogía con el pie cambiado al sector conservador del PSOE, llámese Felipe González, Susana Díaz, Alfonso Guerra, Rubalcaba o Leguina. Todos estaban fuera de juego y sin capacidad de una respuesta organizada como la que confabuló González con Pepa Bueno en septiembre del 2016.

3) El daño que ha hecho Rajoy al independentismo catalán ha sido otro factor clave. Los presos políticos de ERC y PdeCAT, más el 155, hacían inclinar los votos de los independentistas a favor de la moción de censura. Al PNV, sin duda el partido más presionado de todos durante la semana (sus votos eran decisivos), no le hacía gracia el cambio de gobierno tras pactar los presupuestos, pero su electorado no iba a entender un voto junto a los corruptos, Ciudadanos y el Foro Asturiano.

4) Podemos puso toda la carne en el asador desde el minuto uno para desalojar al Partido Popular. Tras una semana en el fango, Pablo Iglesias ha sido un actor fundamental en la operación que ha colocado a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. Lo explica perfectamente Iñaki Pardo en un fantástico artículo en La Vanguardia. La formación morada presionó por tierra, mar y aire con sus 71 diputados para echar a Rajoy. La pregunta que sobrevolaba las conciencias la repitieron una y mil veces: “¿Vais a seguir apoyando a los corruptos?”.

5) La prensa generalista y conservadora (es decir, casi toda la existente) se quedó sin argumentos sólidos contra el relevo político. Entre tanto trabajo, el lobby de los periodistas tampoco tuvo tiempo de articular una respuesta. Cuando un juez sentencia a un partido por corrupción de esa manera tan contundente y el latir de la calle es abrumador resulta complicado enarbolar en seis días un discurso a favor de Rajoy y, por ende, de la postura de Ciudadanos. También a Pepa Bueno, Antonio Caño, Carlos Alsina, Herrera y compañía les pilló la moción express de sorpresa y en offside.

¿Qué lecciones nos deja la investidura de Pedro Sánchez?

1) Para empezar, que los números daban. Eso que aseguraban en el PP y Ciudadanos de que al PSOE no le cuadraban las cuentas para formar un gobierno alternativo era una falacia más, una mentira que Pedro Sánchez se tragó incomprensiblemente en el 2015 y que no iba a tragarse por segunda vez en 2018. La democracia parlamentaria sí hacía posible que prosperara la moción de censura a Rajoy y de hecho lo hizo con más respaldo (180 diputados) del que obtuvo el infame presidente del Partido Popular en la última investidura (170).

2) Que, poco a poco, el discurso pirómano y belicista de Albert Rivera se está agotando. La democracia ha dejado en ridículo al líder de Ciudadanos, que recibió palos de todos los colores en el hemiciclo. Hernando y Rajoy se cebaron con Rivera, Sánchez le propinó una réplica feroz, Podemos afeó los tintes fascistas del discurso naranja y si los independentistas no le nombraron es sencillamente por la tirria que le tienen. El retrato es demoledor para Ciudadanos: Solo Rivera apoyó a Rajoy. Solo ellos sostuvieron a los corruptos. Y de la oposición, solo Rivera se lamentó: “Hoy es un día terrible para España“.

3) Que los 71 diputados de Podemos (contando los cuatro de Compromis) son un capital político significativo, totalmente relevantes y que con esa representación en la cámara se pueden conseguir interesantes cambios. La formación morada ha salido fortalecida en un momento crudo en el que Iglesias y Montero estaban practicando un harakiri público.

4) Que no hay cambios posibles si no van acompañados de una revuelta ciudadana. La ola de indignación ha sido tremenda y ese aliento de la calle fundamental para echar a los corruptos del gobierno.

5) Que en política no se puede dar por muerto a nadie. Como indicaba la célebre pintada: “No reírse de Pedro Sánchez, por favor“. Apuntaba en un acertado tweet el director de La Réplica, Javier López Menacho, que Pedro Sánchez evitó el sorpasso de Podemos, sobrevivió al limbo político y a la intrascendencia, venció a Susana Díaz y a toda la gestora del PSOE, se sobrepuso a los editoriales de Cebrián y Caño y tumbó a Mariano Rajoy y al PP. Y todo ello sin ser un gran político. Un tipo que hace apenas año y medio estaba totalmente desahuciado hoy gobierna España. Da para un libro de coaching y superación.

The following two tabs change content below.
Tags: , , , , , , , , ,

    Una Réplica

  1. xavier

    Al final la gente de Murcia, la poca de Andalucia , la poca de Madrid, la de Catalunya, cuatro gatos contra todo un pais que voto y voto y voto de azul, a pesar de toda la repugnante prepotencia y corrupción del partido popular, los hemos ventilado del poder del visible, solo del visible.

    Si no fuera tan triste , daria hasta para un chiste los catalanes al final ayudando a salvar a España y de paso a librarnos del partido corrupto, a pesar del “ a por ellos” que tanto daño nos ha hecho y nos hara a futuro, y del que yo al menos no me voy a olvidar.

    El PSOE, ni en sueños se creeria lo que esta ocurriendo y el Sr. Sanchez que estaba ya terminal ha renacido para fastidio de la Reina de Andalucia, cuando salgan las corrupciones de los ERES y lleguen a juicio ya veremos.

    Y de rebote la traca final los naranjas cautivos de sus “ solo veo españoles”, sus prisas, sus falacias y sus ansias de ganar a cualquier coste es decir a nuestro coste y al de nuestra convivencia, de pronto han quedado varados en una especie de día de la marmota, a ver que hacen ahora.

    Aquí en Catalunya, Ciudadanos, ya han hecho mucho daño y va a ser dificil de recomponer, la democracia que propugna Ciudadanos cuando menos es muy rara, de momento nadie de los que llevan lazo amarillo como yo, ha parado a nadie en la calle,que no lo lleve, para obligarle a que se lo ponga en cambio la gente de Ciudadanos y de la extrema derecha te paran en la calle y en el metro para que te lo quites cuando no directamente te lo arrancan, esta es su democracia pero luego Arrimadas, Cañas y adlateres de Rivera me llaman a mi fascista,

    Cuesta de creer, que la “ola de indignacion” no haya sido detenida por la bandera de España, con la que se han acostado infinidad de españoles, que han consentido, permitido y facilitado el manejo de las leyes, de la justicia y de las cloacas del estado trabajando en Catalunya para convertir un problema politico en judicial, mira por donde esta vez no han mirado para otro lado, veremos cuantol es dura, esta “ola de indignación”

    Saludos
    Xavier

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies