10 de julio del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Es una verdadera suerte para las personas que luchamos en contra del sexismo que concursos de bellezas hayan perdido fuelle con el pasar de los años. Recuerdo cuando niño en los noventa, como cada año emitían el certamen de Miss España. Nunca entendí por qué unas mujeres debían caminar en tacones y bikini frente a un jurado. Todos hombres. Además debían sonreír como si caminar en tacones de aguja fuera placentero o divertido.

Luego lanzaron el concurso de Míster y oiga, ahora con hombres no habrá feministas que se quejen, pensaron muchos y caló a muchos televidentes y seguidores de estos certámenes. Pero todo se seguía centrando en la imagen de personas que debían cumplir unos cánones establecidos como ciertas medidas en las mujeres o que los hombres debían estar completamente depilados y de gimnasio.

Estaba prohibido presentarse con alguna operación de cirugía estética y esa norma con el paso de los años se fue difuminando entre excusas como tener el tabique de la nariz desviado u otras. Ser madre también era asunto de polémica. Y es que para que una mujer sea bella debe estar soltera. Tan coherente como hacer preguntas culturales al final del certamen para verlas hacer el ridículo y que acertar no puntúe en nada.

Paradójico que el escaparate de la belleza y lo estético sea un vertedero donde la imagen lo es todo y lo demás no cuenta. La trascendencia de las ganadoras ya no es la de antes. Y tampoco corren la misma suerte hombres que mujeres. Mientras muchos Míster España siguen saliendo en series o presentando concursos en televisión como “La ruleta de la suerte”, ellas quedan relegadas a ser concursantes de realities. Una pena que cada año muchos se esfuercen en vendernos los certámenes de belleza como un trampolín cuando es a veces un nicho mediático que te pintan de dorado.

A pesar de que estos concursos no son ni una sombra de lo que fueron, ya mucho más permisivos, nos encontramos con joyas que brillan en el vertedero de la belleza y la cosificación cisheteropatriarcal.

Este año ha sido coronada Miss Universe Spain Oficial una joven sevillana llamada Ángela Ponce. Ya ganó miss Cádiz hace tres años a pesar de ser de Pilas, pero ya os digo, las normas han cambiado y si has nacido en Bornos puedes presentarte por Albacete sin problema. La pileña ha sido coronada en Tarragona y ahora lo que le espera es el certamen internacional donde representará a España.

Ella es una mujer, pero no una mujer cualquiera. Se ha convertido en un referente debido a su identidad como trans. Es la primera del mundo, toda una pionera. Además de aportar una visibilidad en el terreno LGTBIQ a nivel estatal, lo hará allá donde vaya puesto que se enfrentará a mujeres cisexuales, y a representantes de estados donde la homosexualidad o la transexualidad están incluso penadas.

En este escaparate cosificador hay un producto nuevo y diferente. Es una persona que desde su sueño de ser la más guapa del universo, iluminará al mundo con un arcoíris, porque como ella dice, aunque su transformación fue progresiva. Hoy es una mujer y luchará como tal sin olvidar todo lo que tuvo que pasar. Le deseamos mucha suerte y aunque no se lleve la corona, que se empodere de mucha fuerza y coraje, y siga siendo más imagen de lo visible que de lo meramente estético.

The following two tabs change content below.
Profesor de Educación Primaria especializado en el ámbito LGTBIQ. Estudió diseño y trabajó con una beca en Alemania en el terreno de la integración.

Últimas entradas de Luis Alfonso Caravaca (ver todo)

Tags: , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies