30 de marzo del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



La APM, dirigida por la dulcificadora oficial del franquismo, Victoria Prego, cargó otra vez contra Podemos en el enésimo intento de verter sobre la opinión pública la sensación de que la formación morada es una máquina censora sin fin, empeñada en destruir el oficio periodístico. Da igual que Podemos tenga en su contra la práctica totalidad de los medios tradicionales del país (ABC, El Mundo, La Razón y El País) y que su presencia en el tejido institucional se limite prácticamente a su representación política, ya se han erigido como gran amenaza de la profesión. El comunicado de la APM es tan feroz como fuera en su día su primer ataque. La manera de proceder de la Asociación de Prensa de Madrid, que tira la piedra y esconde la mano, asemejándose a eso que dijo el gran Gila: “Alguien ha matado a alguien”.

Después de los años horribles de la peor RTVE que se recuerda, cuya propia plantilla denunciaba la creación de una redacción paralela llevando su queja hasta Bruselas por la “pérdida de servicio público“, después de vivir a unos de los grandes denostadores de la profesión, Alfredo Urdaci, de sufrir los peores recortes que se recuerdan en la práctica totalidad de los medios de papel, de que el comité de redacción de El País desvelara las quejas de los periodistas sobre la manipulación de las informaciones o de que recientemente el PP y Ciudadanos alentaran a cancelar las suscripciones del Ayuntamiento madrileño a medios como La Marea y Diagonal, APM pone en el centro del candelero a Podemos por unas quejas de las que aún no sabe quiénes ni por qué la han emitido. 

Resulta altamente sospechosa la reacción de una entidad que ha estado estos últimos meses en el candelero a raíz de la posible retirada de una subvención pública (de casi 9 millones de euros) que cubre sus seguros médicos (!¡), vendidos entre sus afiliados como si fueran meros clientes, con la descarada finalidad de cubrir el cupo mínimo que les asegurara la subvención. Resulta altamente sospechoso que la APM nunca apunte hacia los intereses de los que patrocinan sus informes y sus aliados adyacentes, sino siempre a sus enemigos. Prácticas que acercan a la Asociación de Prensa de Madrid a convertirse en una Asociación de Prensa Mercenaria, vendida al mejor postor.

Una reacción que completa el lienzo de un sistema pútrido, y en la que podemos ver los poderes del estado regidos bajo principios doctrinarios y relaciones clientelares, a la espera de una urgente y sana renovación. La Corona trapicheando en Arabia Saudí. La fiscalía actuando contra Drag Queens, tirititeros, cantantes de rap, concejales que ejercen su derecho a debatir, estudiantes, tuiteros o sindicalistas con todo el peso que la ley, al tiempo que le invade la apatía si ha de actuar contra los grandes estafadores del sistema bancario, los Blacks dirigidos por Rato y Blesa o Urdangarín y la Infanta. Y los jueces decretando sentencias que convierten las lecturas de los periódicos en un acto de indignación.

APM señala con el mismo dedo acusador que permanece mustio ante las reivindicaciones de muchos periodistas que perdieron entre la precariedad y el paro lo más sagrado de su oficio: La independencia para contar la  verdad. Y cuando pierdes la verdad, cuesta conseguir que te crean.

La foto es de la misma web de APM, y su autora es Elena Hidalgo.
The following two tabs change content below.
Escritor y Social Media Manager. Ha publicado artículos culturales para medios como La Marea, Secretolivo, Perarnau Magazine o La Voz del Sur. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie 2016) y Juan sin miedo (Alkibla 2015). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.
Tags: , , , , , , , ,

    Una Réplica

  1. Luismi Garrido

    La SINVERGÜENZA de Victoria Prego haciendo su trabajo de mercenaria al servicio del Régimen del 78.
    Por cierto, en La Réplica los que escriben también son periodistas, que quede claro. Pero son periodistas de verdad, no mercenarios al servicio de los herederos de Franco.
    Salud.

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR