20 de septiembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Atados

6 julio 2017 0 Réplicas Categorías: Opinión

Ya lo dijo Franco casi a título póstumo: todo está atado y bien atado… Así nos quedamos cuarenta años más y al paso que vamos, los que vendrán. Se dice que “el buen pastor conoce a sus ovejas”. Quienes haciéndose cargo del legado del dictador  han ocupado las instituciones todo este tiempo, han demostrado conocer bien a las suyas.

Si el gran pecado nacional es la envidia, la parafilia que mejor nos define es  el masoquismo. Ello explicaría varias cosas de difícil comprensión.  En un país “de cerrado y sacristía” donde las vírgenes reciben medallas, eso sí “gestionadas laicamente”,  los índices de ventas editoriales se dispararon con una obra de dudosa calidad literaria pero cuyo contenido llenó de color y calor los sueños y fantasías de muchos lectores y lectoras. Pese al gris aludido por su título y color de la portada -hablamos de la saga Las Sombras de Grey- se trata de una novela rosa donde: hombre rico, guapo y famoso, encuentra chica joven, guapa y –claro- tonta. Porque las mujeres habitantes de esa sub-literatura, que en lugar de despertar el sentido crítico favorecen su adormecimiento, no pueden ser de otra forma.  El caso es que a la protagonista -no sabemos si era rubia o “se lo hacía”, y eso que la acción transcurre en un lujoso apartamento y no en un juzgado- le excita muchísimo sentirse atada, golpeada y humillada, de la misma forma que a los habitantes del solar patrio les  encanta sentirse atados, o más bien amordazados, golpeados y humillados.

Esta tendencia, esta parafilia social, explicaría la victoria, una elección tras otra, del partido que ha aprobado la “Ley Mordaza”, nos ha golpeado hasta casi la extenuación en nuestros derechos como ciudadanos y humillado al insultar nuestra inteligencia con  retruécanos del tipo simulación de indemnización en diferido o los no me costa de los juicios por corrupción, cuando nos consta a todos lo que sucede; o nos sigue humillando al hablar de casos aislados o manzanas podridas, cuando los imputados por aquel tema rondan el millar y sobre algunos de ellos pesa el presundo delito de “pertenencia a organización criminal”-

Solo desde el masoquismo más patológico podría explicarse las tendencias electorales del país, acorde con el instintos sádicos de quienes lo administran. Y es que ya se sabe: “quien bien te quiere te hará llorar” frase que han aplicado a rajatabla y que, según ha podido verse, ha aportado grandes réditos electorales. ¿Pero, se trata de amor o de sadomasoquismo…?

Otra explicación sería que la forma de actuar del partido en el gobierno se identifica con el pensamiento de una buena parte de la ciudadanía, que de alguna forma ve bien, o al menos no ve mal, este latrocinio, pues en su fuero interno piensan: “si yo estuviera en su lugar haría lo mismo”.  Un antiguo refrán dice “a mí que no me den; que me pongan donde haiga”. Dicha frase, en lugar de escandalizar, se pronuncia entre sonrisas, lo que vendría a mostrar como un sector importante de la población piensa que, de tener la oportunidad, ellos o ellas hubieran hecho lo mismo. Como dice la letra del más famoso de los tangos, el que no afana es un gil. Aquello que escribiera Santos Discépolo en 1935 – casualidad, poco tiempo antes del Golpe de Estado que nos avocó a una Dictadura- tiene vigencia hoy en día, como la siguen teniendo muchos de los postulados de aquel régimen al que seguimos atados.

Al igual que los adeptos las prácticas sadomasoquistas suelen llevar una doble vida: una normalizada y perfectamente respetable y otra escondida en la que dedicarse a su afición, estos sádicos que nos representan tienen una doble moral. Por un lado se llenan boca hablando de Patria y por otro lado la arrasan como si fuera un bosque por incendiar. Mientras se declaran muy religiosos,  demuestran su caridad cristiana haciendo sufrir a una buena parte de la población; haciendo realidad la frase mencionada en el Congreso de los Diputados que refleja toda su filosofía y ética sociales: “Que se jodan”

¿Será el masoquismo social el responsable de que, elección tras elección, prietas las filas, el PP se haga con la victoria, o será aquella mentalidad a la que canta el tango? Sea como fuere, ya va siendo hora de construir una ética social basada en el bien común y no en el beneficio individual; de romper las ataduras; de, como dice el lema contra el acoso, “plantarle cara al maltratador” y luchar por la recuperación de los derechos arrebatados todos estos años.

The following two tabs change content below.

Antonio Ureña

Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación; Licenciado en Historia y Profesor de Música. Como escritor, ha publicado ensayos y relatos en diferentes revistas y medios electrónicos. Es coordinador del Proyecto Internacional Leer es un Derecho y editor de la revista Tiempo de Poesía. En sus escritos agrupados bajo el epígrafe Frente a la Impostura persigue hacer una reflexión critica sobre la cultura y sociedad actuales a modo de herramienta que colabore a hacer frente al letargo en el que nos intentan sumir.

Últimas entradas de Antonio Ureña (ver todo)

Tags: , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies