22 de septiembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Hoy fui al Bazar Casablanca a por más bombillas y las voces llegaban a la puerta. El dueño, Hachim, marroquí, pepero de carné –dicen que de joven militó en Fuerza Nueva-, calienta la tertulia cuando se desmadra, a ver si revientan las izquierdas. Hoy la tenía calentita. Don Hilario, fanático defensor del susanato, intentaba justificar la inminente abstención del PSOE en la investidura de Mariano.

-Para desbloquear España, para que usted pueda cobrar la paga de Navidad que quiere quitarle el Coletas, ese agitador de masas que tanto defiende –señalaba con el índice a don Julio-, pero la abstención será exactamente de once diputados, ni uno más ni uno menos, once. Los justos. Y a la segunda. Nuestro rechazo queda demostrado con ese gesto. Por consiguiente.

En ese momento entró doña Rita agarrada al andador como a la torreta de un Panzer, la bolsa de pimientos colgada del manillar. La viuda del cenetista había oído desde la calle las palabras del exsoldador.

-¡Uy, once! ¡Solo once! –Suspiró con vocecilla de novicia, haciendo reverencias, rotando las muñecas– ¡Once, once, los justitos! Don Juan, don Juan, la puntita nada más. ¡Hipócritas! ¡Measalves! ¡Nenazas! Que vayan a nuevas elecciones, coño, y si tienen que morir, que mueran como socialistas decentes, a pie de urna, con las botas puestas, como Errol Flynn en aquella película de indios. Ese sí que era un hombre, no Joaquín Leguina.

-Usted qué va a decir, si usted tenía carné de la FAI.

-Y del Sevilla F.C. Tengo carné de lo que me sale del chichi, ¿cuándo se ha visto a la izquierda dando el Gobierno a la derecha, cagondiós? ¿Y a la más corrupta de Europa? ¿Tiene eso explicación?

-Pues sí, la tiene: para hundir al PP definitivamente, señora, para liderar una oposición fuerte, para regenerar España y construir el futuro, ¿no ha escuchado usted a Ibarra, a Vara, a Pepiño, a García-Page, a Corcuera? Actuar, desbloquear, no como otros –volvió a señalar al músico podemita-, que llevan toda la vida chillando en la barricada. Responsabilidad, doña Rita, sentido de Estado. No somos herejes por apoyar a la derecha. ¿Qué otra cosa podría hacer el partido para desbloquear España?

-Pues disolverse, coño, entregar las armas y pedir perdón a las víctimas por tantos atentados contra la izquierda.

-¿Ha llamado usted terrorista a Felipe González? Tras el mostrador, Hachim seguía echando leña al fuego.

Me escabullí. Poco después, ya en casa, desde el balcón, vi a don Hilario caminar cabizbajo calle arriba. Desde dentro del Bazar Casablanca se oía la voz amortiguada de doña Rita: “¡Traidores! ¡Mariconazas! ¡Doncellonas! ¡Golpistas! ¡Josdelagramputa! Como me toquen la paga…” Ese es el plan. Así está la izquierda en el barrio, o lo que queda de ella.

The following two tabs change content below.

Jose Antonio Illanes

José Antonio Illanes es escritor. Trabaja en la multinacional Red Bee Media como subtitulador para sordos y audiodescriptor para ciegos. Acumula multitud de premios en el campo de la narrativa: Gustavo Adolfo Bécquer, Alberto Lista, Malela Ramos, Ciudad de San Sebastián, De Buenafuente, Gabriel Miró, La Felguera, Tomás Fermín de Arteta... Es autor de "Historias de cualquier alma", "La trastienda de la memoria" y "El azor y la zura", premio de novela Malela Ramos. Es colaborador de la revista cultural Atalaya y ahora de La Réplica.

Últimas entradas de Jose Antonio Illanes (ver todo)

Tags: , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies