10 de octubre del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Tenía que pasar.

El lodazal en el que el Partido Popular ha convertido este país -y dos comunidades en particular, Madrid y Valencia, donde adquirieran un poder institucional casi infinito- tiene una nueva figura en el disparadero: Cristina Cifuentes.  

Sospechosa habitual en casos de clientelismo, cohecho y prevaricación, señalada por la misma UCO de la Guardia Civil como probable corrupta, ex consejera de Caja Madrid que votó a favor de que Rodrigo Rato ocupara la presidencia de la entidad, ex consejera de una televisión tan “plural” y “ecuánime” como Telemadrid, cobradora en negro de su trabajo para el Partido Popular como asesora entre 1988 y 1989, sospechosa de usar su aparatología institucional para beneficiar los negocios de su marido, con un periplo más que polémico como delegada de gobierno de Madrid en el que hizo de la represión y el abuso policial una marca comunitaria y aupada a su puesto actual, agárrense, por Alberto Ruiz-Gallardón -ministro dimitido del Partido Popular y poli imputado-, Ignacio González -hasta hace poco entre rejas–  y Esperanza Aguirrepolidimitida y enfangada hasta las cejas por la financiación irregular del Partido Popular-, la presidenta de la comunidad de Madrid es lo que parece, pura corrupción.

La nueva esperanza del Partido Popular, que lleva más de veinte años dedicada a la política, defensora de la meritocracia y de no tomarse vacaciones si no es necesario, obtuvo su máster en Derecho Autonómico con notas falsificadas. Para ello, utilizó sus contactos en una universidad afín al Partido Popular e inaugurada bajo el mandato de Gallardón, la Universidad Rey Juan Carlos, opaca y podrida como el rey que les da nombre. Cifuentes era, para más inri, miembro de su consejo de administración. El nuevo caso Cifuentes, y es que ya van unos cuantos, no hace sino corroborar la cleptocracia sistémica que creó el partido de M. Rajoy y que destapa, como una máquina de fango, nuevos casos de corrupción cada escasos meses. Las consecuencias de su manera de vivir y sentir la política.

Cristina Cifuentes seguirá el mismo modus operandi que ya utilizaran Rato, Mónago, Soria, Aguirre, Granados, González, silencio primero, negar la mayor después y por último, dar explicaciones inverosímiles -de momento, ha “perdido” el trabajo de fin de máster-. Le va a costar, eso sí, alinear a profesores, administrativos, tutores y rectores en una misma versión del asunto, pues han dado tantas y tan variopintas explicaciones que han creado un monstruo. Cabe preguntarse por el papel de la Universidad Rey Juan Carlos I, que se ha lanzado a defender a Cifuentes para devolverle los favores prestados de una forma torpe y atropellada, abochornando a toda la comunidad educativa. Si Cifuentes resiste en su puesto, como lo ha hecho Rajoy, lo hará porque el Partido Popular no se puede permitir otra refundación en Madrid, porque Ciudadanos le protege firmando una cosa y haciendo la contraria, y por la protección de los mass media de este país, cuyo vasallaje resulta vergonzante para el periodismo. Una más en la lista de corruptos de un partido que hace mucho, demasiado tiempo, que deberían haber abandonado las instituciones.

 

La fotografía es de Flick.

The following two tabs change content below.
Escritor y Social Media Manager. Ha publicado artículos culturales para medios como La Marea, Secretolivo, Perarnau Magazine o La Voz del Sur. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie 2016) y Juan sin miedo (Alkibla 2015). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.

Últimas entradas de Javier López Menacho (ver todo)

Tags: , , , , , , , ,

    4 Réplicas

  1. Joseph

    Por favor. …. lo que respecta a los casos de corrupción del partido popular esta claro que se trata de una forma muy especial de casos puntuales que casualmente son miembros del mismo partido y por un cúmulo de coincidencias y otros factores no predecibles se han encontrado y entrelazado entre ellos formando una red y dando lugar a la imagen de mafia y organización corrupta que se ha hecho pública en los últimos años, pero es un problema de mala suerte y que se han encontrado con la mano negra de unos venezolanos rojoetarras que hablan catalán y veranean en Corea del Norte, y en esta línea está la desafortunada noticia del máster de Cifuentes, cuyo trabajo de fin de máster fue ingerido accidentalmente por un can que pasaba por allí…. que os gusta mucho pensar mal. …

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies