28 de marzo del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica

Crónicas de Vietnam

Vietnam, como toda Asia, es tierra de mercados a flor de piel, a flor de tierra, a flor de agua. En los puestos atomizados de cada uno de ellos se puede percibir el intercambio diario y rutinario de vida. Unos compran, otros venden y para todos ellos es la base de su vida, el lugar donde se fragua su alimentación, su vestimenta, el futuro de sus vidas.

Crónicas de Vietnam (III). Los niños en Vietnam

4 Noviembre 2015 Crónicas de Vietnam

Estoy sentado en mi amplia mesa, viaje tras viaje al buffet del restaurante de Ho Chi Min, la antigua Saigon, donde me encuentro. Ahora una delicia, después otra delicia más delicia, y así sigo hasta probar cada una de ellas. Breves toques en el paladar que anuncian las  profundidades de la cultura gastronómica de este país.

En tiempos de la colonización francesa de Vietnam, allá por el año 1899, empezaron a construirse los 1.726 kilómetros de ferrocarril que unen la antigua Saigón, hoy Ho Chi Min City, con Hanoi. Les llevó hasta 1.936 acabar este recorrido en el que se tardaba del orden de 40 horas en realizarlo, a una velocidad media de 43 km/hora.

Aún amanece en Hanoi. Sus habitantes aprovechan el frescor del alba para practicar Tai chi o jugar a Badmintong en las pistas pintadas en el suelo de las riberas del lago Hoan Kiem. Salgo en dirección a la bahía de Hallon, para lo que me esperan tres horas de carretera en las que se alternan polígonos industriales de la incipiente economía textil vietnamita con extensos arrozales y pequeñas colinas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR