19 de agosto del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica

Muros en silencio

Cuando se habla de Latinoamérica, por regla general, no se habla de Latinoamérica. Se habla de lo que a la gente le llega sobre Latinoamérica, es decir, los focos de (des)información que más convengan a los intereses económicos del dueño de la imprenta en cuestión. Es por eso que desde México a Colombia, poco o nada saben la mayoría de los españoles sobre Latinoamérica. Y poco les importa.

Luchar contra la pobreza  es quizás una de las reivindicaciones más tendenciosas, vagas e inciertas que se pueden escuchar cuando se habla de la desigualdad. No se lucha contra la pobreza, sino contra lo que la provoca. La pobreza no es el motivo sino la fatal consecuencia. Y eso lo han sabido muy bien Uruguay y sus recientes gobiernos.

Bernardo Verbitsky es un escritor argentino que escribió una novela en 1957, de la cual se tomó uno de los conceptos más abyectos en la jerga urbanística latinoamericana. Dicha novela se llamaba Villa miseria también es América. A raíz de ahí, en Argentina, se utilizó el término villa miseria para todos aquellos asentamientos informales y sin planificación compuestos por precarias viviendas existentes en las grandes urbes del país.

Una imagen dice más que mil palabras. En este caso, esta foto que, hace diez años, realizase Tuca Vieira, dice más que diez mil. No obstante, permítanme la osadía de escribir sobre ello.

A la derecha, Morumbi. Significa “colina verde” en lengua tupi. Una de las zonas más ricas y pudientes de Sao Paulo.

Que sea Perú el primer país del que se haga eco en este Especial no es algo aleatorio. Quizás este país sudamericano sea del que menos información llega a España. Probablemente haya a quien le suene el apellido Fujimori, por lo peculiar de que un japonés gobernase un país de Latinoamérica. Alan García, Ollanta Humala o Alejandro Toledo quizás suenen menos o prácticamente nada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies