23 de junio del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica

Cultura

“El feminismo tiene muy mala fama”, oí que opinaba alguien el otro día, porque no lo han vendido bien -no lo han sabido vender bien-. Sí, es triste admitirlo pero quizá lo que suceda actualmente es que todo tiene que ir en un packaging que nos llame la atención, nos atraiga y conecte con ese par de minutos que estamos dispuestos a invertir en escuchar en algo nuevo, diferente, algo que no conocemos o que no nos suena.

El motete para cuarenta voces Spem in alium de Thomas Tallis (1505 ó 1514 – 1585) fue compuesto posiblemente alrededor del año 1570 para conmemorar el 40 cumpleaños de la reina Isabel I. Es una de las obras más impresionantes de la música renacentista y las peculiares circunstancias que rodearon su composición merecen unas líneas.

 El surgimiento del cristianismo durante las primeras décadas de nuestra era supuso una revolución esencial dentro de la estructura social y política del Imperio romano tardío. Como señala Kovaliov, el fracaso de los movimientos revolucionarios de finales de la República propició la extensión de la nueva religión.

Los tiempos han cambiado. Ya no hace falta grandes máquinas e inventos aparatosos para viajar al pasado. Un simple click en un vídeo de Youtube es suficiente para retroceder al año 2009 y encontrarnos ante situaciones tan emocionantes como la del Chojin frente a su destino de rapero indomable (el que hizo un pacto con el diablo siendo un enano, y que a cambio recibió un Cd firmado).

El proceso de construcción de un Imperio no puede ni debe explicarse, únicamente, en clave militar. La mera fuerza bruta podría servir para justificar la dominación de un territorio durante un cierto tiempo, pero sin lo que en términos gramscianos podemos calificar de “hegemonía cultural”,

Shakespeare & Company abrió sus puertas en 1919 gracias al entusiasmo de Sylvia Beach, una norteamericana afincada en París que quiso cubrir la carencia de libros en inglés que por entonces existía en la capital francesa. Beach decidió que su librería funcionase también como centro social y cultural para expatriados.

“Esto es sólo para decirte/ que me comí las ciruelas/ que estaban en la nevera/ y que probablemente/ estuvieras guardando para el desayuno/ perdóname, estaban deliciosas/ tan dulces y tan frías”.

Este anodino poema de Willian Carlos Wiliams

Decía Plutarco que “a veces una broma, una anécdota, un momento insignificante, nos pintan mejor a un hombre ilustre, que las mayores proezas o las batallas más sangrientas”. Ahora bien, hacer una buena novela de una anécdota tiene una complejidad enorme, pero no es imposible.

No nos engañemos, que un tipo como Antonio Escohotado se convierta en un partidario de la globalización y del libre mercado tiene su morbo. El arrepentido septuagenario que de joven fue comunista y que la experiencia ha convertido en capitalista resulta un activo de gran valor para la derecha. Como si logras casar a un homosexual por la Iglesia.

Acabo de leer el “Viento derruido”, el último libro que la editorial  Almuzara ha editado a Alejandro López Andrada. Se trata de un texto donde se dan de la mano varios géneros literarios, aunque creo que el autor trata de presentar un mundo, el rural, a través de entrevistas a gente que ha vivido en ese ambiente en distintos oficios, muchos de ellos extinguidos. En un libro de entrevistas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies