16 de noviembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica

Cultura

Cuando se empezó a fraguar Fe de Etarras a buen seguro que Borja Cobeaga no sabía que se iba a liar en España la que se ha liado a cuenta del independentismo. Con los nervios a flor de piel y media España lobotomizada por el relato de la derecha y su posverdad, lo que le faltaba al panorama era una película humorística sobre ETA.

A José Luis Garci le costó mucho abrir las puertas del mítico programa “¡Qué grande es el cine!” (luego “Cine en blanco y negro”) a las mujeres. Durante al menos las cuatro primeras temporadas ninguna mujer fue invitada a participar en los coloquios. “El programa nació así y no lo voy a cambiar“, aseguró Garci en 1998, aunque al final lo hiciera por puro clamor popular.

El desastre del Everest tal vez se trate de uno de los episodios más populares de la historia del montañismo, especialmente tras haber sido llevado al cine en varias ocasiones. No obstante, el acercamiento al gran público se lo debemos al estreno de la película Everest, en el año 2015;

Todos los que amamos la mitología conocemos en mayor o menor medida las leyendas artúricas: la extracción de Excalibur por un joven Arturo, las artimañas del mago Merlín en el reino de Camelot, la traición de Ginebra y Lancelot, las hazañas de los caballeros de la mesa redonda en busca del Santo Grial, la muerte de Arturo y su último viaje a Ávalon, etc.

Se aproximaba mi decimocuarto cumpleaños. Era el año 1986. Unos amigos de mis padres me quisieron regalar un disco (un LP en aquella época) y me preguntaron cuál prefería. Si hubiera tenido que elegir tan sólo unos días antes, les hubiera pedido sin duda el “In the army now” de Status Quo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies