18 de abril del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica

Jerez Connection

Se está llevando a cabo en Jerez una potentísima campaña mediática a favor de los centros de educación privada, concertada y/o diferenciada. Es una ofensiva propagandística a golpe de talonario que busca realzar los beneficios de estas escuelas para que el modelo crezca e implantar en la ciudad un sistema de educación privado-concertado, dirigido en la mayoría de casos por la Iglesia Católica

De un tiempo a esta parte, las personas que hacen negocio en Jerez y en la provincia con el agua, que se lucran con el más básico de los bienes naturales, están nerviosas. Lo disimulan, pero se palpa en el ambiente. La prueba es que han desplegado todo un arsenal mediático y económico (siempre entrelazado) para desaconsejar las remunicipalizaciones.

El relevo de Maria José García-Pelayo como alcaldable para Jerez era un secreto a voces en la calle Consistorio. Se antojaba muy difícil mantener la candidatura de una concejala que apenas se ha dejado ver por el Ayuntamiento en los últimos tres años, que se ausenta de la mayoría de plenos municipales y que procura evitar actos públicos en los que mantenga un cara a cara con sus oponentes políticos.

Multitud de pintadas nazis, en contra del comunismo y del colectivo LGTBIQ están apareciendo por nuestra ciudad como una asquerosa plaga. Las hemos visto en muchos lugares: en la sede de Podemos, en la de Izquierda Unida, en la CNT o en el comedor social de El Salvador.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, el Rivera galo extremoliberal, ha anunciado su intención de instaurar un servicio nacional universal, “cívico-militar”, lo ha llamado, para que los jóvenes de entre 18 y 21 años “reciban una formación militar elemental: disciplina y autoridad, conocimiento de las prioridades estratégicas del país y de las grandes problemáticas de la seguridad, actividades físicas y deportivas”. En otras palabras, una mili modernizada.

Una bandera de España de enorme longitud cruzaba de punta a punta la calle Consistorio en Jerez de la Frontera el pasado 6 de diciembre, Día de la Constitución. Tras ella se encontraba la exalcaldesa María José García-Pelayo, varios concejales del Partido Popular, algunas señoras mayores, pupilos de Nuevas Generaciones y otras personas de su entorno más cercano, obreros de derecha incluidos. ¡Viva España! ¡Viva la Constitución!, jaleaban con entusiasmo en la puerta del Ayuntamiento cuando alguno de los presentes se vino arriba: “¡Viva Mariano Rajoy!” vociferaba entre las risas de los presentes.

Vaya jaleo, macho. Independencia sí o independencia no. Intervención sí o intervención no. No es tan difícil, coño. Porque parece que Puigdemont y Mariano se han acojonao y tiran por la calle de en medio. La verdad, yo ya no sé que ha pasado ni en que punto estamos, pero os confieso una cosa, tuve polvos más largos que la independencia que declaró Puigdemont jaja.

Señor Mayor Oreja, en Jerez le conocemos muy bien. Usted fue ministro del Interior en la vergonzosa etapa de Jose María Aznar como presidente del Gobierno, una época que será recordada para siempre por ser la época del ladrillazo, de la corrupción de Rodrigo Rato y de la Guerra de Iraq, esa guerra en la cual nos involucrasteis a pesar de tener a toda la sociedad española en contra.

¡Qué orgullo haber visto la puerta del Ayuntamiento de Jerez llena de gente con banderas españolas! ¡Así se levanta una ciudad y un país! ¡Claro que sí! Gente unida, superdiversa, de toda clase social, cada uno de pare y de su mare, pidiendo simplemente que se cumpla la ley. La calle Larga petada de banderas, to los balcones luciendo orgullosos los colores de nuestro país.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies