30 de abril del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica

El Lobo Estepario

Con el Real Decreto de noviembre de 2015 y el excelso ministro Soria a la cabeza, en este país se introdujo el conocido como “impuesto al Sol”, mediante el cual los usuarios particulares debían comenzar a abonar entre 9 y 32 euros anuales (dependiendo de la potencia contratada) más IVA por kW de potencia en cada panel, e introduciendo en la industria, además, otra tasa variable. Las únicas instalaciones que se libraron fueron aquellas residenciales de menos de 10 kW de potencia contratada y, obviamente, las instalaciones aisladas de la red. Era la primera vez que se instauraba una tasa de este tipo que no existe –recalco- en ningún otro país sobre la faz de la Tierra.

Madrid en llamas. La atávica voz de Esperanza Aguirre sentenciando: “es una medida ideológica, Carmena está enfrentando a coches y personas”, como si tuviéramos entre manos una nueva Batalla del Ebro –comentaba Enric Juliana esta mañana-. La ya de por sí compleja pulsión entre la crisis medioambiental y la escasa implicación para lograr un cambio de paradigma acentuado por el “cuñadismo” español y la falta de escrúpulos a la hora de utilizar estas situaciones como arma arrojadiza en el escenario político.

¿Sabía usted que hoy 1.300 millones de personas en el mundo carecen de acceso a electricidad? ¿O que fallecen anualmente más personas de forma prematura por enfermedades atribuibles al uso ineficiente de combustibles sólidos para cocinar que las víctimas sumadas del SIDA y la malaria? ¿Recuerda haber oído hablar o leído en los medios algo al respecto recientemente? Las cifras son demoledoras, la falta de atención que recibe esta coyuntura; también. 

Winter is Coming” no es solo la emblemática frase de la casa Stark, también es una espada de Damocles que pende sobre un gran número de familias en nuestra Europa moderna y desarrollada. Se estima que 54 millones de europeos padecen de pobreza energética según la Comisión Europea, situación en la cual se ven obligados a elegir entre comer o usar la calefacción.

El Sol es un gigantesco reactor de fusión que emite al espacio energía en forma de ondas electromagnéticas, la energía solar térmica convierte directamente la radiación solar que llega a nosotros (atenuada por la capa de ozono, choques con partículas, etc.) en calor para utilizarlo en diversas aplicaciones, siendo su uso más habitual el calentamiento de agua caliente sanitaria (ACS).

Este artículo comprende el segundo capítulo de una serie divulgativa dedicada a las energías renovables, en este caso y como reza el título, a la eólica (para consultar el primero, sobre la biomasa, pincha aquí). Cabe recordar que la intención más que transmitir el acervo técnico es que el público general conozca el potencial de estas fuentes de energía,

Con este escrito me gustaría iniciar una serie de artículos cuyo objetivo no es otro que analizar las distintas tipologías y el potencial de cada una de las energías renovables desde un punto de vista sencillo y asequible para el público general, pero al mismo tiempo dotado del adecuado respaldo técnico. Empezamos con el primer capítulo dedicado a la biomasa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies