16 de julio del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica

Portadas

Un rey sin máscara

11 julio 2018 Editorial

Os confieso una cosa con todo el pudor del mundo: Yo fui de los que, siendo adolescente, le caía bien el Rey de España, un rey campechano y cercano al pueblo, el Rey Juan Carlos I.

A partir de este artículo de Ana Domínguez Rama y Quique Madrid donde reflexionaban en torno a la normalización de la precariedad, he escrito un manifiesto con diez aspectos sobren los que vale la pena trabajar para combatir la precariedad y vencer a medio plazo esta lacra social.

La “paz social” es el argumento (o fraude) que utiliza el poder para adormecer las conciencias. Mientras el pueblo intenta hacer realidad sus reivindicaciones pacíficamente, el poder utiliza todas las argucias legales e ilegales disponibles para convencer a asociaciones, jueces, fiscales, policías y medios de comunicación para que todo siga igual con el objetivo de perpetuarse.

Ahora que se ha viralizado un vídeo de Pedro Duque, ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, realizando un alegato clasista a favor de la enseñanza privada, situándola por delante de la enseñanza pública y señalando las limitaciones de esta última, me veo obligado a reivindicar el papel que jugó la enseñanza pública en mi vida y a romper una lanza por los profesionales que a diario se dejan el alma por la educación pública, universal y gratuita. 

Cuarenta años de Orgullo

28 junio 2018 Actualidad

Hace cuarenta años un puñado de activistas convocamos la primera manifestación del Orgullo en Madrid. Acabábamos de constituir el Frente de Liberación Homosexual de Castilla (FLHOC), convocante de la manifestación.

Cuando trabajé en el departamento gráfico del Leroy Merlin, la multinacional francesa especializada en bricolaje, observé con curiosidad y espanto que en las charlas motivacionales de los directores y mandos intermedios hacia la plantilla se repetían los mismos conceptos: rendimiento, excelencia, meritocracia o competitividad.

El día después

6 junio 2018 Actualidad

Dicen que hay momentos en política que el tiempo se acelera y todo cambia de la noche a la mañana, como si el tiempo político fuera un acordeón. Eso ha sucedido estos días (¿han sido cinco, seis, diez?), en los que hemos visto una sentencia histórica que condenaba criminalmente al partido en el gobierno, una moción de censura exprés, un presidente del gobierno renacido, al partido líder en intención de voto arrugado como una pasa, a la derecha pataleando y poniendo en duda nuestro sistema democrático, y a la izquierda, como siempre, sumida en sus contradicciones: preguntándose si está alegrándose de más o decepcionándose de menos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies