15 de diciembre del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica
Resiste

Literatura

Todavía hoy, la condena de Sócrates se explica en las aulas en clave de “barbarie de la filosofía”. Si atendemos a los escritos de Platón y Jenofonte, Sócrates era un tipo con elevados principios morales, sabio, educador, feo pero carismático, sobrio en sus preguntas, excelso en las conclusiones.

Kierkegaard fue un filósofo danés del siglo XIX que tuvo una infancia algo complicada. Criado en el seno de una familia muy numerosa y religiosa, tuvo que sufrir desde bien pequeño la manía persecutoria de su padre, convencido de que Dios había decidido que mataría a toda su familia de uno en uno y a lo largo de los años.

El desastre del Everest tal vez se trate de uno de los episodios más populares de la historia del montañismo, especialmente tras haber sido llevado al cine en varias ocasiones. No obstante, el acercamiento al gran público se lo debemos al estreno de la película Everest, en el año 2015;

Decía Plutarco que “a veces una broma, una anécdota, un momento insignificante, nos pintan mejor a un hombre ilustre, que las mayores proezas o las batallas más sangrientas”. Ahora bien, hacer una buena novela de una anécdota tiene una complejidad enorme, pero no es imposible.

No nos engañemos, que un tipo como Antonio Escohotado se convierta en un partidario de la globalización y del libre mercado tiene su morbo. El arrepentido septuagenario que de joven fue comunista y que la experiencia ha convertido en capitalista resulta un activo de gran valor para la derecha. Como si logras casar a un homosexual por la Iglesia.

Acabo de leer el “Viento derruido”, el último libro que la editorial  Almuzara ha editado a Alejandro López Andrada. Se trata de un texto donde se dan de la mano varios géneros literarios, aunque creo que el autor trata de presentar un mundo, el rural, a través de entrevistas a gente que ha vivido en ese ambiente en distintos oficios, muchos de ellos extinguidos. En un libro de entrevistas.

Doctora Glas ha publicado su primera novela, Suicida – no profesional- busca puente, un libro que navega entre el diario íntimo de carácter confesional, el triángulo amoroso, un poemario post-moderno y el ensayo sobre un nuevo feminismo. Un libro total que recoge una modernidad bien entendida, en el sentido de que la sociedad que vendrá será más compleja, más libre y tendrá una autoconciencia identitaria mucho más definida y crítica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies