18 de diciembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



No, no van a encontrar aquí lo que prometía el título del artículo. Era una trampa, pero da igual. Ya están aquí, regalándome los segundos por los que mediré la calidad de mi artículo y el valor de mi web. 

Afortunadamente, el periodismo es más fuerte que un artículo mediocre como este. Ni siquiera tengo claro que la dictadura del clic a toda costa, la nueva manera de evaluar la trascendencia de un proyecto en la red, sea efectivamente algo criticable, quizás sólo se trate del signo de los tiempos. La coyuntura digital ha propiciado que valgan más tres clics de 0,5 segundos, que un clic de cuatro minutos. Vale más un lector fantasma que uno reposado, fiel, dedicado. Con la presente exposición sólo cuestiono la dictadura del clic, lo pongo en cuarentena, lo señalo como sujeto en cuestión. Hoy me topé, en twitter, con un artículo que decía: “Las cinco muertes más impactantes en un campo de fútbol (homenaje)”.  Me dije, ¿qué será lo siguiente? ¿Usar a un niño para alentar las represalias contra los huelguistas? ¿Los diez bebés sirios que murieron en el Mediterráneo? ¿Las cinco decapitaciones más brutales de ISIS? Los títulos de contenidos tipificados, así como la espectacularización de los titulares, nos están llevando a perder la ética y el fondo del oficio. El periodismo no era eso. Tenía una voluntad de servicio, una suerte de desinterés. El periodista sólo se debía a la veracidad y necesidad de su artículo en la realidad social, no a la interacción del lector. ¿Se imaginan  a Hunter Thompson pensando en términos de Google Analytics?    

 

Sphera

 

Después de revisar el contenido de esas muertes impactantes sucedidas en la cancha, tampoco sentí que se homenajeara con especial cariño a aquellas malogradas figuras del deporte. Más bien, fue una retrospectiva que reverdecía el dolor con un aire sensacionalista (¡Diablos, ni tan siquiera los códigos digitales para el material audiovisual dejaban tiempo a un sentido homenaje!). Era un artículo vacuo, pasajero, olvidable.

Me hizo pensar sobre los códigos de lectura de la red, las técnicas del Community Manager y el equilibrio entre titular y contenido. Probablemente hayamos caído en una sobresignificación del titular y en una banalización del contenido. Quizás, el contenido no sea el rey tanto como aseguran la mayoría de web expertas en comunicación digital. Cuente más la combinación de diseño, material gráfico y titular. Me pregunto si no estamos asistiendo a los años 90 de la era digital, donde primaba el envoltorio. Si el periodismo no debería despegarse de su necesidad de supervivencia económica (las leyes del SEO y del oportunismo en la red), en pos de una supervivencia total. De nada servirá si se convierte en un rehén de los códigos de consumo, pues ya no sería eso que tanta gente abandera, periodismo.

Y lo dice uno que también ha pecado. Y más de una vez. He usado muchas veces el titular de un artículo para captar lectores, aunque luego me haya esforzado por regalarles una argumentación que justificara su generosidad. Pero a veces (¿demasiadas?), el continente se alzaba por encima del contenido. Y como diría Sabina, eso sí que no, eso sí que es una frontera infranqueable, que la realidad que ha venido a revelarse, quede relegada a la sombra de las apariencias. Y es que no hay más verdad: para conocer el mundo, has de hacerlo por dentro (incluso para el entorno 2.0). Ese podría ser un buen titular.

The following two tabs change content below.
Escritor y Social Media Manager. Ha publicado artículos culturales para medios como La Marea, Secretolivo, Perarnau Magazine o La Voz del Sur. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie 2016) y Juan sin miedo (Alkibla 2015). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.

Últimas entradas de Javier López Menacho (ver todo)

Tags: , , , , , ,

    3 Réplicas

  1. ALberto

    Ante todo interesante reflexión.

    Como lector digital normalmente me encuentro con una oferta inmensa de artículos de baja calidad (muchas veces pésima) sobre muy distintos temas, vacíos de contenido y fondo aunque a veces suena la campana y uno encuentra un material de primera ¡Mira un mirlo blanco!

  2. Luis Alberto Cortez

    Sabes que a mi me pasa mucho con un diario español, pone encabezados muy sensacionalistas, y el contenido vacío y sin nada que se relacione con este y se ha vuelto una mala costumbre de llamar ahora la atención de esta manera, pero bueno, sabemos que todo esta en un solo click.

  3. Jose

    Enhorabuena, eres (dicho cariñosamente) un “cabroncete” honesto y simpaticón. Me ha gustado tu cebo y también su sabor. Dejando de lado mi tiempo restado, y como daño no me ha causado, volvería a hacer “un picado”.
    Gracias.

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies