22 de noviembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



No existe tiranía peor que la ejercida a la sombra de las leyes y con apariencias de justicia.
Montesquieu

Crecer es hacerte duro.
Rodrigo Lanza

Este artículo lo entenderás mejor si ves Ciutat Morta, el documental.


 

Ciutat Morta no revela nada nuevo, pero revela todo esto:

– Que en Cataluña hay un problema evidente en la construcción de la seguridad pública, que los Mossos y la Guardia urbana se han convertido también en un peligro para el ciudadano y que la actuación de la seguridad pública viene orquestada desde arriba, desde la clase política, que usa un servicio público construyendo un estado afín a su ideología y en complicidad con la justicia.

– Que existen torturas probadas en la acción policial (141 denuncias en un año).

– Que la ley no es neutral, que está empapada de ideología y condiciona juicios hasta el punto de crear lo opuesto a la justicia.

– Que la jueza Carmen García Martínez se saltó pruebas evidentes de la inocencia de los acusados, aún a sabiendas de ello, lo que supone una ilegalidad en sí misma y una inmoralidad con la que no sabemos cómo se puede seguir viviendo.

– Que el juzgado de instrucción número 18 de Barcelona es el juzgado del terror (existe un Change para inhabilitar a la jueza).

– Que la misma jueza obvió testimonios indispensables para clarificar el caso.

– Que ignoró y restó valor a los resultados de los estudios científicos, testimonio providencial en el caso.

– Que la acusación se basó en un testimonio policial y no en pruebas reales, otorgándole al testimonio judicial el mismo valor que una prueba.

Ciutat Morta

Ciutat Morta es obra de Xavier Artigas i Xapo Ortega.

– Que la jueza aceptó pruebas falsas en el desarrollo del juicio (esas piedras que son “como las que podrían haber sido”).

– Que a los jóvenes y a las tribus urbanas se les está definiendo en las entrañas policiales por su aspecto.

– Que el racismo vaga imperante en las operaciones policiales y entre los jueces que juzgan a la persona por lo que dicen que aparentan y no por lo que son o por cómo actúan.

– Que los medios de comunicación calcan y difunden los patrones policiales de una forma alarmante, asociando vestimenta a delincuencia. Un Okupa es okupa porque viste Okupa. Una persona con rastas o un peinado fuera de la normalidad es antisistema. Una persona con chaqueta, no roba.

– Que todo esto tiene valor jurídico.

– Que existe represión hacia los sublevados en las investigaciones internas por parte de la policía, que se enroca para no reconocer sus miserias y seguir actuando con impunidad.

– Que la cadena entre justicia, políticos y medios de comunicación actuaron de forma mezquina, siguiendo los dictados del poder.

– Que la responsabilidad del individuo en la cadena fue frecuentemente  vencida, subyugada y que aliarte con el poder tiene recompensa (sólo hay que repasar el resumen final y dónde está cada cual).

– Que los presos y expresos están en un estado de desprotección evidente ante la sociedad y ante sí mismos.

– Que una vez más las plataformas ciudadanas y los medios de comunicación alternativos son los aliados de los ciudadanos para denunciar las injusticias y el abuso de poder.

 

 Poema de Patricia Heras

“No me acostumbro al dolor,
ni al pálpito angustioso del circular de mi sangre
o al entrecortado boqueo que desnutre mis pulmones
no me acostumbro al dolor
ni al opresor rigor mortis de mi cadáver aún con vida
Mi reino está inerme y vencido, envenenado, como todo mi ser que se retuerce indefenso ante el cruel ataque de una absurda realidad, un sueño de humo, fatuo, un ojo ciego, un sufrimiento largo y lento

El mar.
Me entierro en vida y amargas pesadillas me impiden morir
me abofetea la rabia, se alimenta de mí misma, me hiere de humillación,
me mira soberbia y me escupe a la cara una culpa que me pertenece, inhumada por mi propio miedo…

… de ser vencida.”

The following two tabs change content below.
Escritor y Social Media Manager. Ha publicado artículos culturales para medios como La Marea, Secretolivo, Perarnau Magazine o La Voz del Sur. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie 2016) y Juan sin miedo (Alkibla 2015). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.

Últimas entradas de Javier López Menacho (ver todo)

Tags: , , , , , , , , , , ,

    Una Réplica

  1. Pingback: Can Vies, Zona cero. Historia de una reconstrucción | La Réplica

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies