28 de junio del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



La vida se desarrolla al margen del ruido que generan los mass media, esos instrumentos infrademocráticos al servicio del poderoso. Televisiones, radios y prensa escrita se empeñan en dibujar una realidad que no existe pero que, convertida en mito, sirve de pretexto para la dominación. En paralelo, la realidad “real” suele tener un perfil más nítido, con menos aristas. En este contexto, que un grupo de mujeres juezas decida organizar una jornada solidaria para defender la causa de los refugiados, no deja de formar parte de la natural tendencia del ser humano a apoyarse mutuamente, lejos de esos discursos “hobbesianos” que gustan de vestir al hombre como un lobo dispuesto a devorar a sus semejantes, discurso muy conveniente para quienes defienden sus inmerecidos privilegios.

En efecto, el pasado 30 de septiembre, en la Sala Beckett y bajo el título “Mujeres sin refugio”, la Asociación Española de Mujeres Juezas (AMJE) organizó una “Jornada Solidaria” con el objetivo de crear conciencia y recoger financiación en beneficio del ACNUR.

mujeres-refugio3

 

Destacaré de las ponencias que pude escuchar, las de la tarde, pues durante la mañana tuve juicios y no pude asistir, las siguientes ideas, sin ánimo de ser exhaustivo:

1- La falta de empatía del gobierno del Partido Popular al negar un visado de entrada a la jueza siria Rasha Rajab quien, a través de un vídeo grabado, nos explicó la sistemática vulneración de derechos humanos y el clima de terror que reina en su país. Con el apoyo de un partido que dícese socialista (PSOE) seguiremos disfrutando los próximos cuatro años de esta quiebra moral en nuestro país católico apostólico y fariseo romano.

2- El hecho cierto de que en Siria, antes de la guerra, convivían sin problemas diecisiete religiones distintas, aspecto este que advera la afirmación que hacía al principio sobre los medios de comunicación, en el sentido de que es mejor protegerse de ellos si queremos conquistar algo parecido a una democracia.

3- La criminalización de la hospitalidad, afirmada y explicada con énfasis y originalidad por la fiscal Inés Herreros. En efecto, no han sido pocas las medidas que desde el poder político han intentado, hasta hoy con escasa fortuna, introducir en el código penal un tipo tendente a castigar a todos aquellos ciudadanos que ayuden, acojan y, en definitiva, manifiesten misericordia (fariseos al poder) hacia personas refugiadas en situación irregular. Muy probablemente, en esta legislatura lo volverán a intentar. Querrán que odiemos al oprimido y que renunciemos a nuestra decencia y dignidad humana.

mujeres-refugio

4- La impunidad del asesinato de Berta Cáceres, “la alegría es el secreto de la resistencia”, líder indigenista hondureña, en un país que está muy lejos de Venezuela pero al que nuestro patriota Alberto Carlos Rivera no tuvo a bien ir, probablemente porque allí se gobierna a favor de las multinacionales y porque para Albert, la vida de una indígena hondureña carece de capital político. Esta idea, con más mesura y diplomacia que yo, la defendió Denia Mejía Chinchilla, defensora de los derechos humanos en Honduras y refugiada en España, amiga de Berta, un auténtico ejemplo a seguir en la lucha contra el capitalismo neoliberal.

5- El tiempo que, sin el menor retorno retributivo, gratuitamente y de espaldas, por consiguiente, a los postulados del sistema capitalista, dedicaron las juezas Adoración Jiménez, Amaya Olivas, Ana Castán, Carla Vallejo y Gloria Poyatos, a la preparación de una jornada de reivindicación de la humanidad real, la que siente la solidaridad como una fuerza imprescindible para la mejora y transformación del sistema.

6- La necesidad de seguir organizando encuentros que reafirmen nuestros valores, que nada tienen que ver con los valores de los poderosos, vendidos al mejor postor en defensa de una oligarquía que sufre una caquexia ética espeluznante.

 

Las fotografías son de AMJE.

 

The following two tabs change content below.
Escritor y letrado de la Seguridad Social. Leo, reflexiono. Me disgusta el clasismo, muestra de superficialidad e ignorancia. Mi referente es la honestidad, mi fin el comportamiento ético. La Administración española es estructuralmente corrupta. Replicar es más necesario que nunca.
Tags: , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies