24 de septiembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Cuando no es ni la primera, ni la segunda, sino la tercera o cuarta vez que te marcan la agenda política y el grado de significancia de los acontecimientos, entonces el problema ya no son los factores externos ni los medios de comunicación ni los lobbies empresariales. El problema es tuyo. De autoafirmación, de credibilidad y de fuerza. Ahora Madrid sigue reaccionando de manera paupérrima a cada anécdota que la derecha convierte en asunto de Estado a través de su aparatología mediática. Cuesta entender cómo un equipo que hace tantas cosas bien, cojea de una forma tan ostensible cuando se presenta un asunto de esta índole. Otorgándole un estatus exagerado al caso titititeros, las reacciones de Manuela Carmena  (que no para de echar a los leones a los miembros de su equipo) y de la concejala de cultura, Celia Mayer (tremendamente contradictoria), no hacen sino alimentar al monstruo que conspira no ya contra un espectáculo que se ejerce en el marco de la libertad creativa, sino contra una idea de entender la realidad.

Que dos personas duerman en la cárcel por un asunto así es un atropello absoluto contra los derechos humanos, una vergüenza que señala la poca fortaleza de nuestra democracia, y lleva a preguntarse hasta qué punto este gobierno tiene claro cuál son las prioridades de una población que necesita urgentemente que se trabaje por la igualdad socioeconómica, la transparencia institucional, la supresión de privilegios y la restitución de libertades individuales. Cuatro años se ha llevado la derecha ignorando cualquier diatriba moral que se le ponga sobre la mesa, cuatro años han gobernado a base de decreto ley, imposiciones y abusos de la autoridad. Cuando la partida se torna, resulta que a las primeras de cambio, nos asustan sus presiones y pedimos perdón casi por ser como somos, cuando siendo precisamente así, alzando la bandera de nuestras convicciones, es como se consiguió invertir el signo de los acontecimientos. Y es que, de cara al futuro, Ahora Madrid no se verá legitimado por el conformismo de las clases pudientes con sus acciones, sino por la satisfacción de quienes le dieron su confianza. Y esa confianza nació de los barrios más desfavorecidos, de los colectivos sociales y de la movilización de las izquierdas, no de la complacencia de centro ni del descontento de la derecha.

Embarrados en asuntos de menor calado (los reyes, los tweets, el crucifijo) y prestándoles atenciones y recursos como si fueran asuntos de total trascendencia, aparcas cuáles son las luchas urgentes que merecen los titulares y focalizas la atención donde existe también otra disputa, la disputa moral. Y en ese terreno también hace falta reivindicarse y defender lo que siempre y en todos los foros defendimos con orgullo. No es hora de que te tiembles las piernas, sino de aplicar lo que llevamos años exigiendo. Y si no te lo crees, o te marchas o lo mismo, para saber quién eres, hace falta que te digas frente al espejo: Sí, se puede.  

 

The following two tabs change content below.
Escritor y Social Media Manager. Ha publicado artículos culturales para medios como La Marea, Secretolivo, Perarnau Magazine o La Voz del Sur. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie 2016) y Juan sin miedo (Alkibla 2015). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.

Últimas entradas de Javier López Menacho (ver todo)

Tags: , , , , , , ,

    3 Réplicas

  1. David Condis

    Vergonzosa caza de brujas Javier. Lo peor es que les hacemos caso.
    ¿Alguien se imagina la reacción si esto pasa en Venezuela? Dirían que es dictadura. Y dirían verdad, pero ha pasado en España.

  2. Pilar

    Si, hay miedo y prudencia en la respuesta. Pero pudiera ser que nos parezca poco ante la falta de indecencia. El engranaje es oscuro y lleno de recovecos para los que no estaban preparados, porque la estructura fijada por la derecha es más que perversa. Desean que nos movamos por su mismas cavernas, con la antocha de la mentira.
    Nos hemos acostumbrados a ellos y adormecidos, asistimos día a día a un nuevo capitulo sin saber que hacer. Siento gratitud, porque haya personas que tengan fuerza e ilusión para estar ahí y demostrar que otros caminos son posibles.

  3. Raúl

    Sin quitarte una coma de lo escrito salgo en defensa de lo acontecido, no olvidemos q sin la “ayuda” de la fiscalía y la (no se como definir ) actuación judicial, esto sería un error tanto en la acción como en la reacción del equipo de AhoraMadrid, pero quien puede decir q es inmune a semejante poder mediático cuando cada voto tienes q lucharlo, convencerlo, justificarlo y enealtecerlo y ellos mintiendo, robando, despreciando y minusvalorando mantienen 7 millones de votos cuando yo no tendría ni la desfachatez de pedirlo.

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies