30 de marzo del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Ya hay fecha para las elecciones andaluzas: el 22 de marzo. Susana Díaz ha roto el pacto de gobierno con Izquierda Unida señalando un quiebre de la confianza y una supuesta radicalización de sus socios de gobierno. Hemos consultado a varios actores de la vida política andaluza su opinión al respecto para abrir el debate aquí, en La Réplica:


 

Alejandro López (La Réplica)

Una cuestionable inestabilidad gubernamental le ha servido de subterfugio a Susana Díaz para fijar un adelanto electoral el 22 de marzo. Algún rédito político piensa el PSOE (y ella misma a título individual) que va a obtener de esta estratagema electoral, artimaña que pilla a la oposición a pie cambiado. A Izquierda Unida porque pensaban (o querían pensar) que se cumpliría el mandato y porque viene de durísimos procesos internos de indudable desgaste. Al Partido Popular porque está más preocupado de que no se caiga su castillo de naipes a nivel nacional y porque cuenta con un candidato, Moreno Bonilla, desconocido para el gran público y con escaso carisma. Y a Podemos porque tendrá que lidiar contra el reloj para montar en dos meses una estructura sólida y con personas competitivas para su más que probable participación en la Junta. Pero pese a estos contratiempos para las fuerzas opositoras, sorprende comprobar como la gran mayoría de medios de comunicación (Onda Cero, La Ser, EsRadio, Canal Sur…) dan por segura la victoria de Díaz y apenas conceden el beneficio de la duda a otra opción que no incluya al PSOE al mando de Andalucía. No tengo tan claro como el establishment mediático que el PSOE vaya a salir reforzado de este encuentro electoral ni conviene descartar una sorpresa que acabara uniendo a Podemos e IU en contra de la casta andaluza. Dos meses es poco tiempo, pero suficiente como para relevar a un gobierno que lleva toda la democracia mandando y que ha situado a Andalucía como la comunidad autónoma con más paro de toda España. Los andaluces necesitamos un cambio.

Maillo apuntó a los "intereses personales" de Susana Díaz como motivo del adelanto electoral.

Maíllo apuntó a los “intereses personales” de Susana Díaz como motivo del adelanto electoral. Foto: eldiario.es

José Mejías (Psicólogo social y activista)

La maniobra del PSOE en Andalucía solo puede entenderse como la búsqueda del escenario menos malo en un contexto de grave declive del bipartidismo. En mi opinión, la decisión estaba tomada desde finales de año, cuando los sondeos situaban al PSOE en poco más de un 30% (8,5% menos que en 2012) y al PP por debajo del  25%, con un 15% menos en que en 2012, año en el que ganó las elecciones autonómicas. Las últimas encuestas, publicadas en diciembre, coincidieron con el anuncio de IU de un referéndum en junio para someter el pacto a sus bases en caso de no cumplirse el calendario legislativo (banca pública, renta básica, agricultura integral…etc). Se trasladaba la idea de que el pacto duraría hasta que quisiera IU, una IU en el que el debate sobre el pacto ha sido recurrente y que tenía claro que no podía ir a unas elecciones autonómicas sin romperlo previamente. Creo sinceramente que las declaraciones de Susana Diaz de esta última semana han sido solo una excusa. No hay razones para pensar que el apoyo electoral tanto al PSOE como al PP vaya a ir a más en los próximos meses. Más bien todo lo contrario.

Entiendo que conforme pasaran los meses todo se volvería en contra. El PSOE se vería más arrastrado aún por el declive del bipartidismo, en el que el PP se desploma y el PSOE no levanta cabeza. Si no se producía el adelanto daba unos meses clave para reforzar la organización de Podemos en Andalucía, que sin cara visible oficial y sin apenas estructura territorial, ronda ya el 17% en los sondeos autonómicos y aparece como primera fuerza política si se pregunta por las elecciones generales. Ante este panorama, en el que IU mantendría su representación actual en Andalucía o incluso podría elevarla ligeramente, el PP aparece lastrado por la política estatal y un candidato poco conocido y “flojito” y con Podemos con escaso margen para lanzar con fuerza a su candidata y, no olvidemos, a ocho cabezas de lista provinciales, tendríamos un PSOE claro vencedor en unas elecciones autonómicas, pero, probablemente, sin mayoría en el parlamento. Un mal menor ante la seguridad de que IU y Podemos no podrían sostener una estrategia parlamentara parecida a la “pinza” con el PP de mediados de los 90. En fin, cortoplacismo en su máxima expresión, lucha por mantener el poder y poco más. Aguantar. Tratar de demostrar que el PSOE mantiene el tipo frente a un PP que se derrumba, un Podemos que irrumpe pero no llega y una IU que resiste.

Los andaluces van a tener el privilegio y la responsabilidad de iniciar un calendario electoral que, sin duda, va a cambiar el equilibrio de representación institucional en los parlamentos autonómicos, en los ayuntamientos y finalmente, en el parlamento español. ¿Vamos los andaluces a querer iniciar este nuevo ciclo otorgando nuevamente al PSOE el Gobierno de Andalucía ?, ¿puede analizarse este escenario con conceptos “tradicionales” de comportamiento político y electoral?, ¿Cómo va a afectar este proceso electoral a las elecciones municipales de mayo?. En fin, estamos ante una apuesta clara aunque arriesgada del PSOE por mantener el poder, por adelantarse a la debacle del bipartidismo.

SusanaDíazValderas

Dos socios de gobierno que han acabado con enormes diferencias. FOTO. Diario.es

Raúl Ruiz Berdejo ( IU Jerez)

Ni que Griñán tuviera que darse a la fuga ante el acoso de la jueza Alaya, ni que tras su marcha nos colaran a una presidenta a la que los andaluces nunca tuvimos la oportunidad de elegir, ni que estos últimos años hayamos presenciado un auténtico desfile de imputados socialistas, para sorna y vergüenza del pueblo andaluz…

Nada de eso ha debido crear tanta inestabilidad en el gobierno andaluz, según el PSOE, como el hecho de que IU decidiera someter a consulta, entre sus bases, su participación en el bipartito de la Junta. Claro que los andaluces no somos tontos. Y sabemos que la ruptura del pacto de gobierno atiende a razones que van más allá, mucho más allá, de la referida inestabilidad, usada como excusa por “la lideresa” de los pesoístas andaluces. Que dicha ruptura atiende a intereses partidistas y de la propia Susana, que el adelanto electoral busca precipitar la contienda electoral, cogiendo con el pie cambiado a algunos de sus contrincantes… Y, por encima de todo, que Susana Díaz no está pensando en las necesidades de los andaluces y sí en su pretensión de ganar puntos de cara a disputarle a Pedro Sánchez la candidatura del partido a la presidencia del gobierno. Eso sí, sin dejar de lado a sus amigos, los pre-imputados en el caso de los ERE, a los que ha incluido en la nueva Diputación Permanente para garantizarles el aforamiento a pesar del adelanto electoral.

Santiago Sánchez (Secretario General de Podemos Jerez)

Nunca es demasiado pronto si la dicha es buena. Tres son los motivos principales que se mencionan en mis círculos en relación al adelanto de las elecciones andaluzas: El primero es el temor del PSOE de que cuanto más tardaran en convocarse, más apoyo ciudadano tendría Podemos. Otro sería estar dentro de la hoja de ruta planeada por Susana Díaz, la elegida dedocráticamente, para quitarle el puesto a Pedro Sánchez de cara a las generales. El  tercero sería coger a contrapié a Podemos, inmerso en su organización interna. Y seguro que alguno más hay y todos ellos electoralistas. Pero en este caso, creo que las cábalas socialistas coinciden con el interés de miles de personas que votamos en Andalucía y es que cuanto antes tengamos la oportunidad de echar los que empobrecen nuestra tierra, mucho mejor.

The following two tabs change content below.
La Réplica es un medio digital que analiza la actualidad sociopolítica desde un prisma crítico, comprometido, plural y honesto. Hacemos el periodismo que no le gusta a los poderosos, periodismo incómodo.

Últimas entradas de La Réplica (ver todo)

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

    8 Réplicas

  1. José Mejías

    Cuando me propusistéis el debate, me centré más en las claves que explican el adelanto, desde una perspectiva de la lógica del poder, no tanto en abordar su significado politico o cual es la alternativa de cambio.
    ¿Cual es la opción de cambio en Andalucía? ¿Cómo se construye? Yo lo tengo claro. Solo construyendo una SYRIZA ANDALUZA. Y no es que lo piense yo.
    Solo he encontrado una encuesta que abordara o preguntara sobre que tipo de Gobierno que seean los andaluces fue el El ObSERvatorio de la Cadena SER – Clima político en Andalucía de 4/9/2014, no hace tanto tiempo. Podéis consultarlo aquí. http://www.cadenaser.com/csermedia/cadenaser/media/201409/04/espana/20140904csrcsrnac_1_Pes_PDF.pdf

    En la página 7 del informe aparecen los resultados de la pregunta: Tras las próximas elecciones autonómicas ¿qué gobierno crees que sería mejor para la Andalucía?. LOs resultados son por este orden:
    – un 31% preferían un Gobierno Formado por una alternativa de izquierda IU-Podemos-Equo
    – un 15,8 % preferiría un Gobierno del PP
    – un 10% preferíría un Gobierno del PSOE
    – un 5, 3% preferiría una Gobierno como el actual PSOE-IU
    La Opción preferida ” una alternativa de izquierda IU-Podemos-Equo”, algo parecido a una SYRIZA Andaluza es respaldada por más de 75% de los votantes de IU y más del 75% de los que manifestaban que actualmente votarían a PODEMOS. En porcentages practicamente identicos.

    Sin embargo resulta curioso que preguntados por lo que los andaluces creen que efectivamente va a ocurrir y respondiendo a la pregunta ¿Y qué gobierno crees que estará al frente de la Junta de Andalucía, tras las próximas elecciones autonómicas? los resultados practicamente se invierten:
    – Un gobierno del PSOE el 31,3 %
    – Un gobierno del PP, el 27,5
    – Un gobierno de coalición del PSOE e IU, como el que hay ahora 22,3
    – Una coalición alternativa de izquierda que integre a partidos como IU, Equo o Podemos 10,6
    Incluso el porcentaje de votantes de IU y Podemos que creen que un gobierno de colaición laternativo de izquierdas baja en torno al 40% entre los votantes de ambas formaciones.

    Soprende igualmente la similitud, casi identica de las posiciones de los votantes de IU y Podemos respecto a todas las preguntas de la encuesta sobre situación politica, econóica, lideres politicos, etc.

    No es sorprendente sin embargo, si en vez de elucubrar con opiniones y posiciones personales sobre lo que creemos que piensan los votantes de Podemos e IU, nos vamos a los datos de los estudios de los que disponemos:

    El sondeo postelectoral de las Elecciones Europeas del CIS, la respuesta de a “dónde situan los encuestados a Podemos y a IU” entre el eje izquierda-Derecha: lo situán practicamente en la misma orquilla (entre el 2 y el 3, donde 1 es Extrema Izquierda y 10 Extrema Derecha). Ver aquí: http://www.cis.es/cis/opencms/ES/NoticiasNovedades/InfoCIS/2014/Documentacion_3028.html

    MI opinión personal es que hay mucha gente quiere ver a las fuerzas que están por romper con esta situación juntas en un mismo proyecto y creo que los proyectos que se sostienen por separado son bastante similares, pero no la gente no es muy optimista respecto de que esta opción pueda darse porque observa poco disposición y muchos obstáculos para que sea una realidad.

    Evidenemente los tiempos y las actuales posiciones políticas impiden la conformación de un escenario preelectoral previo parecido a una SYRIZA ANDALUZA, que todos parecerían desear a la luz del estusiasmo y la solidaridad que genera la vitoria de la colaición griega, pero que pocos se pone manos a la obra y remangandose para construir. Descartado esto, ¿Cual podría ser una escenario postelectoral en Andalucía? Hagan cábalas señores!!.
    ¿Cómo será el escenario poselectoral en España tras un ciclo de elecciones que se inicia en Marzo y que dudará casi un año, con elecciones andaluzas, autonómicas y municipales, catalanas y generales.? Ciclo que, parafraseando a Alfonso Guerra en los años 80, puede llevar a que “a España no la va a conocer ni la madre que la parió”. Porque independientemente de los procesos electorales, los procesos de desbordamiento van a continuar, esa es mi opinión. Tuvimos un desbordamiento social, cultural y politico con el 15M que inicio el declibe del bipartidismo, o turnismo como a mi me gusta llamarle, vivimos un desbordamiento “electoral” con el fenómeno de Podemos y puede estar comenzando un desborde institucional con las iniciativas municipalistas desde abajo y con la entrada en juego de actores políticos distintos de los “partidos políticos”, y esperemos que se produzca un desbordamiento que se lleve por delante a Podemos, en el mejor sentido de la palabra, porque de a luz un instrumento politico, social e institucioanl mucho más potente. En paralelo puede haber comenzado un desbordamiento iniciado con las movimientos antiausteridad en los paises del sur de Europa y que se materializa con Grecia, un pequeño pais, que lleva casi una decada siufiendo y que ha dicho basta. En fin, a ver que pasa.

  2. Alberto

    Como andaluz y testigo duante 30 años de hasta donde ha llegado el amiguismo socialista en todos los rincones de las administraciones públicas, me permito pensar que la necesidad de regeneración y cambio político es una necesidad para Andalucía.
    Trabajando en el sector público y privado he sido testigo de las pequeñas corruptelas de cada día en todos los organismos públicos andaluces, donde el carnet del partido va por delante de los méritos profesionales. Algo muy común también, por desgracia, en otras partes de España donde también he tenido la desgracia de perder la ilusión por mi profesión como servidor público.

    A parte de todo lo mencionado, Andalucía presenta en mi opinión varias características que dificultarán el cambio.

    -Por un lado una población envejecida que todavía ve en el PSOE la opción que les recuerda a esos Felipe González y Guerra de los 80, esta generación vivió las penas de la dictadura en su tierra y ve en el PSOE el partido que trajo la democracia a España mientras que en el PP a los terratenientes que los explotaban (Hoy día los terratenientes son tan socialistas como peperos).
    -El alto clientelismo que ha creado el PSOE a su alrededor junto con empresarios, empresas públicas y puestos políticos por doquier.
    -Una población joven (entre 18-35 años) que perdió el interés y la ilusión por la política hace mucho y ni PODEMOS es capaz de devolvérsela.
    -Una juventud que ha tenido que emigrar fuera de España y su desconexión es casi total además de las dificultades para votar desde fuera de España.
    -El adelanto de las elecciones es una medida electoralista en busca de salvar los muebles por parte del PSOE y el partido que puede hacerle frente ahora mismo (PODEMOS) se tiene que estructurar a marchas forzadas y además hacerlo de forma impecable.

    En mi opinión, estas pueden ser algunas de las claves sobre Andalucía a día de hoy desde el punto de vista de un joven andaluz, emigrado como 9/10 partes de mis amigos, con formación superior universitaria y ganas de ver en Andalucía aquello que todos los Andaluces se merecen… un futuro digno.

  3. David Condis

    El voto cautivo del PSOE andaluz es brutal. Están en su cortijo. Muchos miles de andaluzas enchufados a dedo en la adminitración, entre otras cosas. Esa es la lectura que hago desde Catalunya.

  4. Pingback: “Nuestro programa ha demostrado que participación y eficacia no tiene por qué estar reñidas” | La Réplica

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR