21 de noviembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



El debate del estado de la nación celebrado ayer y que hoy cumplirá su segundo episodio ha evidenciado la interesada puesta en escena de todos los actores políticos del país: el gobierno con un discurso triunfalista, la oposición con una falsa sensación de renacimiento, y los movimientos sociales argumentando el rechazo hacia esta teatralización que nada tiene que ver con la calle. ¿Qué opinan nuestros opinólogos al respecto del estado de la nación?

Javier López Menacho (escritor y codirector de La Réplica)

Pese a que Rajoy se esfuerce haciendo demagogia, maquille los catastróficos datos de empleo y anuncie alguna medida social que apacigüe el descontento general con su desastrosa gestión, la realidad de la calle es muy diferente a la que pregona. El desempleo, la emigración y los abusos del poder aparecen asiduamente en las conversaciones. La gente se siente a merced de la macroeconomía y los lobbies mundiales, toma al estado como un enemigo, a los políticos como a una panda de mangantes y encuentra en las plataformas ciudadanas el consuelo que no les proporcionan las acciones derivadas de la vida política. Un año electoral en el que encontramos la sociedad fuertemente polarizada, los que se entregan a la esperanza de un cambio social con Podemos, Ganemos y demás confluencias, y los que ven en ellos el camino al desastre total. En ese clima de confrontación, entre puñaladas de unos y otros, se establece en la mayoría de ocasiones una discusión política gruesa que difícilmente desembocará en medidas que salven a la sociedad del paro y el estatismo económico, los dos focos que hay que abordar con urgencia. La nación está necesitada de un cambio en el paradigma político que propicie mejoras del estado social. Un estado a años luz de la España de Rajoy.

LaMarea

Los amigos de La Marea hicieron esta tabla que destapa las miserias del ejecutivo.

 

David Condis (Escritor y colaborador de la Réplica)

Si existe algún lugar en España donde no se puede celebrar, a día de hoy, un debate sobre el estado de la nación, ese lugar es el Congreso de los Diputados. Fiel reflejo de una sociedad que existió pero que ya no existe, el Congreso, en su composición actual, constituye una pieza de museo, una tumba faraónica, un homenaje a la “errografía” (valórese el neologismo) de la Transición. De ahí que del “debate” no pueda esperarse más que una mala escenografía de la supervivencia política, un alarido de la casta malherida. Si imperara el sentido común y el respeto por las instituciones, Rajoy y Pedro Sánchez se abstendrían de intervenir para que oficiara Rouco Varela un funeral del bipartidismo, y de paso, Dios mediante, el suyo propio. A falta de sentido común nos queda apagar el televisor y darnos a una buena lectura. O, por qué no, quedar con los colegas para tomar unas cañas y ver el partido de fútbol.


Jesús Sánchez Tenedor
(Historiador y escritor)

El estado de la nación es todo aquello que pasa en el circo romano mientras los leones devoran esclavos. El estado de la nación es todo aquello que pasa en los pasillos de palacio: intrigas, ambiciones y amistades peligrosas entre la casta mientras la población de la Francia dieciochesca convulsiona de pobreza y digiere comida podrida. El estado de la nación es todo aquello que pasa en el camarote de los Hermanos Marx mientras la Administración y los ciudadanos discuten la parte contratante de la primera parte, las claúsulas y la primera parte de la segunda parte. El estado de la nación es una jaula de grillos: unos fingen ser cristianos y tradicionales; los otros fingen ser laicos y progres. Al final todos se disfrazan y se largan corriendo a coger el tren. El estado de la nación es todo aquello que pasa en una ópera bufa: unos recitan otros cantan. Mientras, en la calle a pocos metros, se produce una tragedia griega. El verdadero estado de la nación es, en definitiva, todo aquello que pasa en la nación mientras ves el debate del estado de la nación.

DebateElPais

DebateEldiario

DebateABC

El resultado del debate varía según el medio al que te acerques. El País, El Diario y ABC mostraban versiones disímiles.

 

Rafael Rodríguez (Creador de Unamovidamuyloca, colaborador de La Réplica)

¿El verdadero estado de la nación? ¡Brotes Verdes! Gracias a que durante muchos años hemos votado con la cabeza y no desde el odio, podemos decir que nos encontramos en uno de los mejores momentos que ha vivido la democracia de España. Vivimos en un país en en que el sistema educativo mejora cada día, en el que se le da importancia a la filosofía y a la cultura antes que a la religión. Nuestro gobierno se preocupa mas por los intereses de la ciudadanía que por lo de los bancos o la empresa privada, empresa privada que para nuestra suerte ha arrimado el hombro a sus trabajadores con reducción de las jornadas laborales sin amainar los sueldos para incentivar la economía y el consumo.

En cuanto al sistema sanitario, para nuestra suerte, el gobierno del partido popular ha tomado decisiones cruciales que nos han traído más beneficios sanitarios (que ya es decir) de los que ya teníamos, los enfermos de Hepatitis gozan de una cobertura completa y ayudas de todo tipo. En vivienda, los bancos y el gobierno han llegado a consenso unánime en el cual se ha decidido que si no puedes pagar tu casa, la des al banco con dación en pago.

Y lo que más nos tranquiliza: ¡Hay trabajo! Y además, el sistema judicial funciona a perfección, contamos con un número considerable de jueces honestos que no les tiembla el pulso para imputar y condenar a quien ha usado al estado como caja chica. Todo esto gracias a que el gobierno ha colaborado aportando todo tipo de pruebas para agilizar el cumplimiento de la ley y no perder el tiempo señalando al contrario y usando ese tiempo para resolver los problemas.

Nuestro estado de la nación es un PARAÍSO, y todo ello gracias al bipartidismo, que no ha hecho mas que hacernos crecer como nación y ubicarnos en el podium de los mejores países de Europa.

The following two tabs change content below.
La Réplica es un medio digital que analiza la actualidad sociopolítica desde un prisma crítico, comprometido, plural y honesto. Hacemos el periodismo que no le gusta a los poderosos, periodismo incómodo.

Últimas entradas de La Réplica (ver todo)

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies