18 de diciembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



No le tengan en cuenta lo de resucitar a Fraga, Paco Marhuenda es sólo un hombre desesperado que acude al sensacionalismo para salvar un periódico que a día de hoy vende menos de 50.000 ejemplares y que ha perdido, en número de visitantes, casi 700.000 usuarios únicos de abril a mayo en su página web. Si a la deriva del periódico portavoz del Partido Popular, financiado gracias a la publicidad institucional que manejaba Aguirre y González, le sumas que sus responsables fueron investigados nada menos que por coacción política, y que el mismo gremio periodístico cargó contra los medios que le invitaban como tertuliano a sus mesas de debate, lo cierto es que debe ser difícil asistir a la caída en picado tu público y a ocupar un lugar de irrelevancia mediática más allá de los platós de televisión.

Su última ocurrencia, por el revuelo generado en la red, ha sido muy rentable a nivel comunicativo. Trending Tópic en pocas horas y centenares de artículos relativos a su peculiar sondeo. La Razón establecía un paralelismo entre las primeras elecciones democráticas en España y la situación actual, mediante una encuesta encargada a NC Report, una empresa cuya existencia es más que dudosa, sin sede física conocida, cuya página web es un auténtico desastre para tratarse de una empresa demoscópica y que se establece como una herramienta de creación de opinión para el deprimido periódico conservador. Así, sus encuestas siempre han pronosticado amplias mayorías al Partido Popular, la subida de Ciudadanos, auguran el desastre de las fuerzas independentistas, la caída del PSOE, la extinción de Podemos… en lo que parece una reproducción de las fantasías del director del panfleto.

No es de extrañar que aseguren que Fraga ganaría las elecciones hoy en día, y que sólo las fuerzas que ocuparían el lugar de PP y Ciudadanos, los tardofranquistas de Alianza Popular y la UCD de Suárez, subirían en estimación de voto. Además, establece un paralelismo demagogo entre Pablo Iglesias y Santiago Carrillo, asociando a Podemos al comunismo, un marco político que siempre ha impulsado la derecha entre la opinión pública y que Podemos se ha esforzado en evitar.

Marhuenda, en un burdo ejercicio revisionista, quiere convencernos de que Fraga ganaría las elecciones. Pero el ministro franquista y fundador del Partido Popular jamás ganaría las elecciones hoy en día. Se desplomaría como su propio periódico.

El Fraga de hoy…
Extrañaría a Franco como los nazis del Hogar Social. Ya saben, Franco era para Manuel Fraga “un gran hombre” y “el mayor y más representativo de los españoles del siglo XX” y “uno de los mayores gobernantes que hemos tenido en nuestra historia“. Por no hablar de su visión de la guerra civil, “Es evidente que el glorioso alzamiento popular del 18 de julio de 1936 fue uno de los más simpáticos movimientos político-sociales de que el mundo tiene memoria.”
– Sería contrario a cualquier posición de libertad de la mujer con respecto a su cuerpo, haría declaraciones machistas y aboliría el derecho a abortar. Si les ha provocado urticaria la actuación de Antonio Hernando en el parlamento o recuerdan con horror a Gallardón, imaginen a Fraga.
No dudaría en utilizar la violencia policial para reprimir cualquier manifestación contraria al gobierno, como ya hizo en el pasado dejando a Cristina Cifuentes como una hermanita de la caridad.
– Llamaría privilegiados a los estibadores
Recurriría a la fuerza para resolver el conflicto catalán, Cataluña fue ocupada por Felipe IV, fue ocupada por Felipe V, que la venció, fue bombardeada por el general Espartero, que era un general revolucionario, y la ocupamos en 1939 y estamos dispuestos a coger de nuevo el fusil”.
 No favorecería la convivencia y desarrollo de las diferentes identidades nacionales, incluida Galicia: “Se puede ser galleguista sin ser nacionalista, que es una traición a España y a la Constitución.”.
– Estaría encantado con la Ley Mordaza.
– Se alinearía junto a Trump en posiciones contra el ecologismo y la sostenibilidad del sistema. Sobre los ecologistas, dijo: “Si por ellos fuera aún estaríamos en las cuevas de Altamira’.
Sería contrario a los derechos LGTBI: “La homosexualidad es una anomalia”.

Por más que asegure el inenarrable Marhuenda, Fraga hoy no lideraría ningún sondeo, sería un reducto en el espectro político, como puede serlo VOX, Mayor Oreja o García Albiol en Cataluña. Ninguna masa social votaría a un líder machista, homófobo, autoritario y fascista. ¿Conocen mucha gente que votarían a alguien así? La sociedad española, por suerte, ha pasado muy por encima de Manuel Fraga, ha desarrollado e implantado valores, ha vivido una pseudo revolución democrática, ha obligado a sus partidos políticos a regenerarse y ha superado todo lo que simbolizó esa indeseable figura de la historia política del país. Hoy España es mucho más plural, tolerante, sensible y libre.

Ni a Fraga lo votarían hoy, ni a Rajoy lo votará nadie si se presentara dentro de 40 años.   

 

El sondeo de ciencia ficción de La Razón.

The following two tabs change content below.
Escritor y Social Media Manager. Ha publicado artículos culturales para medios como La Marea, Secretolivo, Perarnau Magazine o La Voz del Sur. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie 2016) y Juan sin miedo (Alkibla 2015). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.

Últimas entradas de Javier López Menacho (ver todo)

Tags: , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies