19 de octubre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Decía Plutarco que “a veces una broma, una anécdota, un momento insignificante, nos pintan mejor a un hombre ilustre, que las mayores proezas o las batallas más sangrientas”. Ahora bien, hacer una buena novela de una anécdota tiene una complejidad enorme, pero no es imposible. Prueba de ello es la novela El pequeño rey de Inglaterra  (Editorial Pábilo) del autor onubense Aurelio J. Madrigal Orta, que a partir del extraño caso de Juan de Lepe, ha sido capaz de crear todo un universo narrativo de lo más interesante, donde historia y ficción se dan la mano.

La novela está basada principalmente en las “fortunas y adversidades” de un personaje real llamado Juan del Lepe , un marino lepero nacido en un hogar humilde de esta villa onubense a mediados del siglo XV, que formó parte de la corte del rey Enrique VII de Inglaterra, sirviendo como su confidente, amigo, comensal y que, tras ganar al rey una partida de cartas a doble mano en la que éste se había apostado las rentas que su reino producía en una jornada, llegó a ser nombrado “rey de Inglaterra” por un día, ganando fama y fortuna hasta llegar a ser conocido como “The little king of England”.

Como digo, en torno a este personaje y esta anécdota que fue totalmente real, Aurelio Madrigal crea un armazón biográfico de la figura de Juan de Lepe donde vemos reflejado su pasado, su presente y donde conoceremos también su futuro.

La novela está dividida en cuatro libros. Uno primero, contando los antecedentes familiares del personaje. Un segundo libro, donde se nos presenta al personaje de Juan de Lepe y se nos cuenta parte de su azarosa vida, que mucho tiene que ver que la de los personajes de la novela picaresca. Un tercer libro, que se centra en su relación con Enrique VII en la corte inglesa y la famosa partida de naipes por la que se convirtió en “accidental rey de Inglaterra”, y un cuarto libro, donde se nos relata el regreso de Juan de Lepe a tierras castellanas, una vez fallecido el de la casa Tudor, y cómo acabó su azarosa vida.


Aunque Aurelio Madrigal escribe una novela que pertenece claramente al género tan en boga hoy en día de la novela histórica, no desperdicia la ocasión para tratar de hacer una mezcolanza muy interesante de los distintos tipos de novela que desde el S.XV hasta el XVII estuvieron de moda en España. Vemos rasgos de la novela sentimental cuando se nos cuenta el enamoramiento de los padres de Juan de Lepe. De la novela morisca vemos rasgos claros a través de Mamadou (uno de los personajes más entrañables de la novela), pero sobre todo es la novela picaresca y sus características la que están más presente en el libro, sobre todo noto la huella del Guzmán de Alfarache, un personaje que como Juan de Lepe sufre toda clase de “desventuras” a lo largo de su vida.

Además, la destreza literaria de su autor se nota perfectamente en el uso del lenguaje utilizado por el narrador y por los personajes, muy cercano al lenguaje del marco histórico en el que la novela está encajada.

Numerosos personajes históricos pululan, junto a otros inventados, por las páginas de esta novela. La Reina Juana de Castilla, a la que llamaban “loca”, paseando a su marido muerto, Felipe “El hermoso”, por los caminos de España. Por cierto recomiendo una conversación genial en el tercer libro entre Juan y la reina de Castilla que me parece de lo más genial de la novela y donde se ve perfectamente que Juana, de loca, tenía más bien poco. Enrique VII, su hijo Enrique VIII o Francis Lovell, que se mezclan con otros personajes ficticios pero que bien pudieron ser reales en aquel tiempo, como el galeno judío Saruk Ben Meir y su hijo, en los que se refleja todo el problema de la expulsión de los judíos en la España del siglo XV.

Una novela excepcional, muy bien escrita y donde realidad y ficción van de la mano, hasta el punto que al terminar de leer ya no nos importa qué parte del libro es ficción o realidad. Como apunta el propio Juan de Lepe: “Una historia es sólo una historia y no tiene que ser otra cosa distinta. Dicen algunos que, a veces, cuando menos lo esperamos, las historias contadas se hacen realidad sin serlo y, por otra parte, como por cosa de encantamiento las que nunca llegaron a ocurrir, se hacen verdad al ser contadas”. Lo dicho, cuando terminas la novela no distingues lo real de lo ficticio, de ahí la maestría de su autor.

Una novela altamente recomendable que puedes adquirir en la página web de la editorial.

The following two tabs change content below.

Manuel Tirado Guevara

Profesor de Lengua y Literatura. Concejal de Podemos en el Ayuntamiento de San Juan del Puerto (Huelva)

Últimas entradas de Manuel Tirado Guevara (ver todo)

Tags: , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies