29 de julio del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Hoy, en La Réplica, estrenamos una sección que mezcla humor y pedagogía a cargo del profesor Antonio Romero, que analiza el significado de las banderas de Jerez, Andalucía, España y Europa:

La Bandera de JEREZ es blanca y azul porque hace referencia a su escudo en el que vienen reflejadas las olas de la antigua playa de San Telmo (poco más que unas marismas que desaparecieron a finales del siglo XVII, donde hoy está la barriada del Chicle). Simbólicamente las olas también representan las continuas idas y venidas de Jerez, que estuvo en manos de moros y cristianos de forma alterna a lo largo de su historia temprana. Hoy Jerez no tiene playa. Vaya, vaya.

La bandera de ANDALUCÍA es verde y blanca porque Andalucía es bética. No, es broma, es una referencia a Al-Andalus. El verde es el color del califato Omeya de Córdoba y el blanco el del imperio almohade (que llegó a conquistar Sevilla). La diseñó el padre de patria andaluza, Blas Infante, que como ya dije se convirtió al Islam y adoptó el nombre de Ahmad.

La bandera de ESPAÑA es roja y gualda, porque eran colores fáciles de distinguir en la mar, cuando España era una potencia marítima en los siglos XVII y XVIII (antes, la bandera de España era, con variaciones según el rey de turno, un paño blanco con la cruz de Borgoña). Se quería buscar una bandera para la armada que no se confundiera en la lejanía con los colores azul del cielo y verde del mar y por eso se escogieron los colores rojo y amarillo. De símbolo de la armada pasó a símbolo de la nación. Por cierto, en la segunda República se sustituyó la franja roja inferior por el color morado, propio de los comuneros de Castilla, que iniciaron una revuelta antiseñorial y antirrealista en el s.XVI. A mí me gusta más.

La bandera de EUROPA se hizo por concurso. Las doce estrellas doradas sobre fondo azul representan a la corona de estrellas de la Inmaculada Concepción sobre el cielo. Más en concreto a la imagen de la Virgen que está representada en la vidriera de la Catedral de Estrasburgo. En 1955 se realizó un concurso para elegir el símbolo de Europa. El ganador fue Arsene Heitz un cristiano ortodoxo que, sin que los miembros de la comisión lo supieran (o tal vez sí), presentó este símbolo cristiano que finalmente fue elegido como emblema de Europa. No es que diga mucho a favor de la integración de las diferentes religiones existentes en el viejo continente, pero es así. Cada vez que veáis una bandera de Europa ondeando en cada ciudad, que sepáis que representa a la Inmaculada Concepción (cuya truculenta historia por cierto, en lo que se refiere a las apariciones a Bernadette de Soubirous en Lourdes, dan para un post aparte).

The following two tabs change content below.

Antonio Romero

Doctor en Psicología por la Universidad de Sevilla. Profesor en el departamento de Psicología de la Universidad de Cádiz. Es autor y coautor de diversos libros académicos, a destacar “Psicoterapia” (Absalon ediciones, 2010) y Psicología del ciclo vital: desajustes y conflictos (El gato rojo, 2012), así como de diferentes artículos en revistas especializadas.
Tags: , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies