24 de junio del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Ávidos de una alegría, ahora que navegan entre la presión de la oposición para tumbar los gobiernos corruptos del Partido Popular y la indiferencia ya conocida de Rajoy, Ciudadanos se agarró con tesón a la victoria de Emmanuel Macron, que vendieron como propia de cara a la ciudadanía. Un soplo de aire fresco para una formación abandonada por la agenda mediática.No es la primera vez que Albert Rivera y su equipo actúa con total oportunismo, más bien, es su manera de proceder para resituarse en el candelero. Nunca desperdicies una buena oportunidad, parece llevar la dirección de Ciudadanos escrita en la frente… aunque te lleve al peor de los ridículos. Repasamos algunos de sus momentos más oportunistas.

1. Visita a Venezuela en plenas elecciones… en España.

Meme que circula por la red.

 

Quizás el momento TOP, de mayor oportunismo de Albert Rivera, que no se ha preocupado nunca de la salud democrática de un país tanto como se preocupa por Venezuela, sobre todo en periodo electoral en España. Cabe recordar que por Venezuela llegó a llorar delante de las cámaras debido a la falta de libertad en el país que gobierna Maduro. Una libertad que no reivindica de igual manera para otros países en similares circunstancias en el entorno latinoamericano (y tema sobre el que Alejandro G. Maldonado escribió con tino en esta misma web). Debe tener ancestros venezolanos.

 

2. Animando a la selección española en Arco del Triunfo en Barcelona

Fotografía aparecida de 20 minutos.

Uno de los momentos más patéticos de la cúpula de Ciudadanos sucedió allá por junio de 2016, durante el enfrentamiento de la selección española contra Turquía en la Eurocopa de 2016. Pese a tener una explicación lógica y pertinente, la regulación del espacio público, Rivera llevó al terreno de la confrontación entre nacionalismos (el catalán contra el español y viceversa) situar dos megapantallas en el Arco del Triunfo de Barcelona. La acción iba acompañada por un despliegue en las redes sociales sin precedentes en la formación naranja. El líder de Ciudadanos sabedor de que en Cataluña su oposición al nacionalismo catalán le concede rédito político, una vez que el Partido Popular se ha convertido en un reducto, no duda en señalar a quien no tiene el discurso identitario en primera línea de su discusión política. Rivera aseguró, “Colau, esto también es nuestro”. Afortunadamente, su hemeroteca en twitter evidenció sus habituales contradicciones.

 

3. Abrazando a niños en los campos de refugiados de Grecia


Uno piensa que cuando un político visita un campo de refugiados y el tiempo ya ha pasado, no volverá ese acto como el Ave Fénix convertido en un arma electoralista. Es de una bajeza tremenda, demasiado notorio… o no. Albert Rivera usó su visita durante un Prime Time en Salvados engarzándola a un argumento que reventó el cuñadómetro: “Es demagogo ir a Grecia a dar abrazos a Tsipras. Nosotros vamos a darle abrazos a los niños”. Lo ridículo de la frase dio en su momento -y seguirá dando- para multitud de bromas en la red.

 

4. El síndrome de Albert Suárez

Imagen aparecida en La Vanguardia.

Rivera ha hablado muchas veces sobre Adolfo Suárez, una figura que consiguió aglutinar muchos perfiles de votantes durante su presidencia, algo a lo que aspira Ciudadanos en su pretensión de conquistar al mismo tiempo la socialdemocracia resignada, el desencanto del votante del PP, los nacionalistas españoles y los liberales estrictos. Ciudadanos, un partido sin pasado, no ha dudado en apropiarse de los méritos de Suárez, aunque muchos desconozcan su figura. Tal ha sido el uso y abuso de la figura de Suárez que su propio hijo reprochó a Rivera su utilización política y provocó el debate entre militantes de Cs, que veían mejor presentar al partido como “algo nuevo con personalidad propia“.

5. Oportunismo del tamaño de la Torre Eiffel

 

Rivera quiso mostrar solidaridad con París después de los siete atentados que costaron la vida a cien personas, subiendo fotos de una visita que realizó a la capital francesa un año antes. Ese postureo solidario fue muy criticado por el uso de la tragedia de cara a embellecer sus valores. Pero aunque a Rivera le cueste creerlo, a veces basta con tus condolencias y otras veces, el marketing no tiene cabida en política.      

6. C’s contra la instrumentalización de los agentes… en su web, haciendo nota de prensa y compartiéndolo en Intenet.

Cómo criticar una postura al tiempo que haces lo que criticas y quieres sacar partido de ello. Parece difícil, pero la torpeza de Ciudadanos en ámbitos regionales parece no tener límites. Criticar la instrumentalización de los agentes de seguridad usándolos en tu beneficio. Surrealista, fuera de la lógica… pero cierto. El oportunismo de Albert Rivera es copiado por algunas filiales, pero sin los recursos y la originalidad del padre. Y claro, a veces les falta -o sobra- maquillaje.

Aprovechar el efecto Macron no ha sido sino la lógica reacción de quienes quienes quieren pasar, habitualmente, gato por liebre. Pero en el pueblo todo el mundo lo sabe. El de naranja, no es más que un trilero engañabobos.

 

The following two tabs change content below.
Escritor y Social Media Manager. Ha publicado artículos culturales para medios como La Marea, Secretolivo, Perarnau Magazine o La Voz del Sur. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie 2016) y Juan sin miedo (Alkibla 2015). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.

Últimas entradas de Javier López Menacho (ver todo)

Tags: , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies