21 de septiembre del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Poner límites al humor no suena demasiado bien en una sociedad abierta y democrática, por doloroso, patético u ofensivo que sea el ejercicio. El monólogo de Rober Bodegas, que no me hace ninguna gracia, lo considero burdo, facilón y racista. Y como señalaba Manu Sánchez, es un texto humorístico que camina de arriba hacia abajo y no de abajo hacía arriba, que es lo que a mí —personalmente— me divierte por ser transgresor, discrepante y plebeyo.

Ahora bien, rasgarnos las vestiduras, censurar a los cómicos, ponernos estupendos y establecer rígidos límites no es el mejor camino para quienes anhelamos la democratización de la cultura, la calidad artística y la libertad de expresión.  

El espectador es perfectamente capaz de discernir qué show debe aplaudir y cuál criticar. Y es bueno que existan discrepancias. Labor del humorista es buscarse la vida para sorprender a la audiencia y no caer en patrones manidos o los sketches obvios. Su profesión es muy exigente. Hay quienes investigan el absurdo (Tricicle), juegan con los límites éticos (Ricky Gervais), apuestan por lo folclórico (La Hora Chanante) o lo grotesco (Ignatius Farray), con suerte dispar según su ingenio y talento. 

Nunca me hizo gracia el humor patriarcal de José Luis Moreno, los chistes de gangosos de Arévalo o las bromas machistas de Bertín Osborne. Tampoco sonreí con aquella chirigota que se burlaba de los negros que venden lo que pueden por las playas de Cádiz. Pero esos son mis gustos. Por supuesto que hay humor que me ofende, otro que deja impasible, el que me irrita y alguno que sencillamente me abochorna, pero jamás he pensado sacar el látigo censor. No se me ocurre algo más aburrido que el humor uniforme, rectilíneo y políticamente correcto. Es el camino más corto hacia la estupidez.

The following two tabs change content below.
Periodista. Codirector de La Réplica.

Últimas entradas de Alejandro López Menacho (ver todo)

    Una Réplica

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies