22 de noviembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Seguro que muchos recuerdan aquella película de los 80, “Atrapado en el tiempo” en el que Bill Murray quedaba retenido en el pasado y todo lo vivido un día se repetía al siguiente (en el día de la marmota). Parece ser que aquí vamos por el mismo camino.

El Partido Popular ha entrado en campaña empeñándose, y esta vez con razón (si damos credibilidad a las encuestas), en tratarnos como verdaderos zopencos. Cada día vamos a escuchar argumentaciones que surgen de los voceros del Partido Popular y que duelen, frases que hacen daño y ofenden a la gente decente. Y es que, los que ellos llaman nueva generación, se comportan exactamente igual que sus predecesores, generando un bucle infinito.

Recopilo algunas perlas de estas semanas.

Rajoy se atrevió a decir que el lema del partido socialista es “El regreso al pasado”. ¡Bendito pasado!, diría yo y todos aquellos trabajadores que a buen seguro cambiarían sus nominas actuales por las de aquella época del Zapaterismo o el paro de ahora por las oportunidades de entonces. Nos advierte el presidente que no puede ser que de aquellos errores no se haya aprendido nada, lo que nos recuerda esa doble moral de “vivimos por encima de nuestras posibilidades” cuando a la práctica se referían a “que nos han desvalijado por encima de las suyas” si no, que pregunten a todos sus tesoreros, al juez que instruye todo el dinero negro, a esos alcaldes multimillonarios o a sus ex de partido, que terminan en yates de lujos con volquetes de putas con dirección a Suiza. ¿De dónde salió todo eso?

Parte del elenco que nos va a torturar el próximo mes y medio. Foto. La República.

Parte del elenco que nos va a torturar el próximo mes y medio. Foto. La República.

Cristina Cifuentes asegura, con mas procacidad que Rajoy, que son el gobierno de las clases medias, de la gente que peor lo está pasando, y se atreve a advertir que hay que dejar la demagogia y los populismos de lado, pues son ellos los que verdaderamente apoyan con políticas reales a todas esas personas que lo están pasando mal. Esto, por mi parte, no va a merecer ni análisis. Su cinismo no tiene límites.

El nuevo portavoz, Pablo Casado, en su afán por superar a su antecesor Carlos Floriano, hace unos días tuvo la osadía de afirmar en publico: “¡Somos el partido de la regeneración!“. Es decir que vuelven a generar lo que se degeneró, al estilo de aquellos alcaldes de poblaciones arruinadas que tras renovar con el PP, decían “Vaya herencia nos dejan los anteriores”, cuando eran ellos mismos los gobernantes anteriores.

Pablo Casado, también menciona “Somos el partido de la honestidad, hay que decirlo alto y claro, podemos ir con la cabeza bien alta, en el Partido Popular, no se tolera la corrupción”. El partido político que más ha robado, expoliado y saqueado de toda la zona euro, viene a darnos lecciones de moral. Qué suerte la nuestra.

Y para acabar, María Dolores de Cospedal también se sumó a la fiesta, declarando que “el PP ha garantizado los servicios sociales, atacando a la izquierda por decir que son los verdaderos garantes de esos servicios y que en realidad lo que hacen es dejarlos en quiebra, mientras que el partido popular ha sostenido, mantenido y mejorado gracias a sus políticas”. Ante esto tendría mucho que decir en cualquier espacio público, pero he de callarme debido a la ley mordaza, y sólo dejo la pregunta de si van a dejar algo en la hucha de las pensiones que entre todos llenamos, tras cuatro años de pasarse las llaves desde la primera hasta la última planta de Génova.

Ante este derroche de imaginación y poca vergüenza, sólo espero que cuando salga la marmota de su cobertizo, no prevea otros cuatro años de invierno gris.

The following two tabs change content below.
Soy un tauro, de izquierdas y del Barça, nacido cuando Franco murió (o sea 40 tacos) Bloqueador de fachas (Madrid) Españistan. Opino sobre política y sociedad en NoMasIva.com.

Últimas entradas de Julio Fernández (ver todo)

Tags: , , , , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies