30 de marzo del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



El ser pornostálgico es aquel que piensa que no hay nada mejor que las películas de los 80, la música de los 80, el cine de los 80. Es un ser que ya está en sus 30, que es eminentemente masculino, heterosexual, que piensa que su infancia fue la mejor porque las películas molaban mucho, los dibujos animados eran de calidad y para niños, no como los de ahora, que en la movida tuvo lugar la última explosión verdadera de creatividad en España, no ahora que solo hay reggaetón de ese y las películas reunían una serie de valores para la juventud que ahora no existe, porque ahora todo es ordenador. Os informo, queridos, que vivís en una realidad distorsionada y que solo se explica en un entorno de exclusivismo, de clase ViP, de ser el más ”guay”, al final, de ser mejor que otro.

Convertirte, a los 30, en el tipo que te zumbaba en el instituto cuando tenías 15.

En lamentarte de cómo viven ahora los jóvenes, de la música que consumen, del cine que ven, enarbolando tu infancia como la única parcela real en el que habitaron seres maravillosos y únicos y válidos que ayudan a formar a la persona.

Eres un triste.

Te sientes único y especial y te sientes superior basándote en un espejismo.

En una mentira.

Seguramente, te gustaron Los Goonies y te gustaron Los Cazafantasmas porque te daban poca de pequeño.

Te daban tela en el instituto.

los_goonies

Y te refugiabas en ese mundo de colorinchis y de fantasía en lugar de tener los cojones de pegarle fuerte en los ídems a ese que te hacía la vida imposible. Y ahora te has convertido en él, pero no tienes entre tus víctimas a gente de tu edad. Miras a los jóvenes. Juzgas a los jóvenes desde tu atalaya de gusto exquisito. Porque a ti te gustaban Dragones y Mazmorras, Ulises 31 y Los Goonies. Bueno, Los Goonies. La obra maestra del mitoplastismo. Una turra que ahora no aguantan ni ellos.

Pero son gente sensible y lee “Yo Fui a la EGB”. Porque esa es otra, el negociazo del mitoplastismo:

  • Libros sobre lo buenas que eran esas series de dibujos animados que ahora las ves y te quieres tirar por la ventana. Pero no lo dices, que quedas mal.
  • Libros sobre cromitos, estampitas, juguetitos, gente que hace negocio de la nostalgia.

bowie_prince

Al pornostálgico se le empiezan a morir los referentes. Este año, de repente, sin verlas venir, se han ido al cielo del rock Prince y Bowie. Sin paños calientes, sin esperarlo nadie. Y el pornostálgico se siente inseguro y se aferra a la vida pensando en el pasado, quedándose en esa nebulosa, ese determinado espacio de tiempo en el que empezaba a conocer a los que son ahora sus ídolos que, repito, empiezan a morirse. El pornostálgico se da cuenta que 35 es la mitad de 70 y que cuando uno cumple 70 está a un tris de morirse. Ya nadie diría, “Con lo joven que era”. No, te mueres con 70, eras viejo ya. Ya tocaba morirse. Ya tocaba irse con Bowie y con Prince a darles la brasa en el cielo con las chorraditas de la EGB.

Como Woody Allen, que para sentirse vivo tiene que hacer una película al año.

Aunque sea una mierda.

El pornostálgico, así, siente su constructo nostálgico como el único asidero que le legitima a la hora de proclamar lo que es bueno y lo que no: suelen hablar mucho, además, de la buena música, como apuntábamos antes. Los pornostálgicos y los que reparten carnés de verdadero fan. De éstos últimos hablaremos otro día.

los_ochenta

Querido pornostálgico: te falta perspectiva y te sobra rencor. Tu infancia no fue la mejor infancia de toda la historia. Seguramente, tu infancia fue una mierda, como casi la de todos los que, al final, acabamos siendo unos cinéfagos recalcitrantes, unos ávidos lectores de cómics. Porque los que molaban no iban al cine ni se ponían a leer tebeitos. Los guays se pegaban el lote con la maciza de la clase.

Y tú ahí, a leer tebeítos y a ver los dibujitos del fin de semana.

Así que, cariño, deja de dar la brasa y disfruta de “Los Goonies” y “La princesa prometida” en silencio o con tus amigos en una casita. Aunque déjame que ponga en duda lo de ”disfrutar”.

The following two tabs change content below.

Antonio Bret

Nacido a finales de los 70 en el sur de España, Antonio Bret estudia producción de cine y TV pero se dedica, durante dos años, a contar historias de copleros en “Se llama Copla” de Canal Sur. Cinéfago y heterosexual solo de cintura para abajo, es fan de Lucio Fulci, David Cronenberg, Hayao Miyazaki y Mónica Naranjo. También es adicto a los one hit wonders de los 80 y el porno de los 70. Rechaza la depilación púbica y quiere abrazar, un día, a Phil Collins
Tags: , , , , , , , , , ,

    12 Réplicas

  1. ZTB

    A mi molan los 80, y tus palabras huelen a rencor y demagogia, poesía barata.
    Somos muchos los que recordamos las pelis de los 80 con nostalgia, y por supuesto las disfrutamos.

  2. Gazlik

    No estoy deacuerdo contigo, eso pasa con otras epocas como los de los noventa, y lo haran los millenials, cada uno disfruta de lo que quiere, pero veo odio y rencor de cuello colleja en tus palabras. si no tuviste huevos para enfrentarte al chulo de tu colegio es tu problema. Muchos disfrutamos de aquella epoca y obviamente muchas d
    e las series y peliculas se ven ahora y dices puag… pero alli molaban… nosotros crecimos con wwf (la de hulk hogan), los caballeros del zodiaco y humor amarillo entre otros muchos, como akira, sherlock holmes y una infinidad de series buenas y malas como cualquier otra epoca, pero hay que reconocer que en los ochenta, se abrío el terreno de juego en nuestro país, y aquello fueron tiempos que no se han vuelto a ver… asi que chaval, lo siento pero no todos estamos amargados de ser de aquella epoca…

  3. Nick

    Bah! Para quien fue niño a finales de los 60 y ya era plenamente consciente de todo del 76 al 80, todos los que habéis venido después sois unos pobres diablos.
    Y eso que no bowie ni prince significaban nada.
    Hala! A joderse!

  4. pacolb

    El tono del artículo es tan recoroso y demagógico como el rencor y demagogia que critica. Y, en mi opinión, comete un error de bulto. Dice: “Tu infancia no fue la mejor infancia de toda la historia. Seguramente, tu infancia fue una mierda, como casi la de todos.” La infancia de cada uno es la MEJOR infancia, porque es la que cada cual tuvo y eso no lo iguala nada.
    Y, sobre todo, porque no se trata de una guerra de referentes, de la colección de cromos de época… triste infancia la que sólo sabe reconocerse en imaginarios compartidos, destinados a caducar en pocos años y ser sustituídos por otros que no durarán más.
    Lo más genuino de la infancia de cada uno no son las pelis que vimos, los libros que leímos o los anuncios que veíamos. Son cosas más íntimas, más personales: una risa, un temblor, una mañana lluviosa de camino al colegio, abrir el paquete de un regalo, pelarse las rodillas (las tuyas propias, no las de los Goonies, en el asfalto de tu calle no en la California vista en la pantalla).
    Quien dice estas cosas parece que sólo haya tenido vida yendo del videoclub de la esquina a la tele del salón. Porque, mira por dónde, es en estas cosas cotidianas de las que hablo en las que acabamos coincidiendo todos, de cualquier generación, los treintaañeros y los que estamos a punto de cumplir los 60.

  5. joana

    Creo que confundes décadas. Menudo batiburrillo de referentes.

    Dejando aparte la cuestión de que cada uno tuvo la infancia que tuvo, y que para muchos fue una mierda, o no, y pudo no estar marcada por esas cosas que te marcaron a ti. Los videoclubs no han existido desde siempre, por ejemplo.

  6. RuneSworD

    La única infancia de mierda que veo aquí es la del tiparraco este que ha escrito esta basura de artículo. Tú sí que eres un triste, jajajajajajajajajajaja.

  7. Diego

    Cuanta tontería hay que leer. Ahora se va a tener que pedir disculpas por sentir nostalgia al recordar la infancia…
    Para cada uno, como dijo un compañero, su infancia será la mejor.
    Cada persona recordará su infancia con cariño, si es que tuvo la suerte de vivir en una familia y condiciones económicas adecuadas.
    En los años en los que se centra este artículo, los 80, se dan unas peculiaridades que serán recordadas con admiración por aquellos que lo vivieron; dicen los críticos que fue la primera edad de oro de las series televisivas. En España se da el añadido socio-político por la apertura que sufrió el país tras la llegada de la Democracia.
    Al igual que los de los 80 defienden su infancia atendiendo a los rasgos más representativos de estos años, los de los 90, 2000, etc lo harán (o no) si su época reunió hechos trascendentales ya pueda ser la llegada de Internet, o vaya usted a saber.
    Lamento el tono en el que está expresado este artículo, simplificado, generalizado y demagógico a más no poder.
    No me gustaría comparar infancias de distintas épocas porque sólo, por desgracia, me tocó vivir una, la de los 90, que disfruté hasta el último día, con sus malos días obviamente. Pero sí tengo mi análisis propio (quizá no muy afortunado, no soy sociólogo) y es que los 80, al menos en España, no sé cómo eran esos años en Ruanda – generalizar “no bueno” – fueron de los mejores años para crecer. Mi explicación desde la vista infantil:
    Años de resaca democrática y lucha de los padres que se transmitía en orgullo de una generación. Y libertades antes nunca vistas a los artistas del país lo que se refleja en la música.
    Crisis? Eso que es.
    El mundo era más simple, pequeño, sin mucho estímulo externo. Hay antropólogos que asocian la felicidad a la simplicidad de nuestras vidas; así las tribus amazónicas son de los más felices del mundo, por desconocimiento.
    En los 80 para un niño su mundo se reduciría a su pueblo, barrio o calle.
    En resumen, no entiendo el rencor del artículo. Saludos

  8. Antonio Bret

    El que se pica, ajos de los 80 se come. Gracias a todos por haber usado vuestro tiempo en leer esta ponzoña, que no será la última.
    En leer esto y en dejar un comentario, claro. Os quiero, amigos de los 80.

  9. Bóinez

    Los mitoplastas son unos PESAOS.

    Y lo peor es que es cíclico: ahora está empezando a haber una reivindicación e los 90, cuando hace unos años se decían que era la mierda. ¿Qué pasa? Que los que eran niños entonces ahora ya tienen veintilargos, y están en época de empezar a ponerse nostálgico.

    Qué ganas de que empiecen a reivindicar a SONIA Y SELENA.

  10. Victor Huertas Martin

    Yo lo que veo es a un caballero que argumenta mediante insultos y que establece relaciones que no existen. Te descalificas solito. Espero que todo el odio que sientes se transforme en paz interior. Queda mucho tiempo, pero ¿quién sabe? Quizás lo consigas.

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR