27 de mayo del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



El 23 de abril (primera vuelta) y el 7 de mayo (segunda vuelta) se celebran en Francia las elecciones presidenciales que pondrán fin al quinquenio de François Hollande y, si hacemos caso a todas las encuestas, al Gobierno del Partido Socialista.

Estas elecciones presidenciales, además, son de especial interés porque ponen en juego nuevos actores de importancia en el panorama político francés y han de ser observadas con preocupación porque, hasta el momento, es la candidata del neofascista Frente Nacional, Marine Le Pen, quien lidera todas las encuestas..

Desde este espacio proponemos un análisis semanal de la precampaña y la campaña, recogiendo sondeos, noticias importantes y curiosidades para poder hacernos una idea más o menos completa y concreta de qué se juegan los franceses, y de qué nos jugamos los europeos.

Fillon contra viento y marea

François Fillon (tercero en las encuestas con el 19% de la intención de voto, según el último sondeo publicado por la radiotelevisión pública francesa), candidato de la derecha, apareció el miércoles a mediodía ante los franceses para comunicar dos mensajes muy claros: por un lado que iba a ser llamado a declarar como imputado sobre los supuestos pagos ficticios a su mujer y a sus hijos como asesores parlamentarios  entre el 13 y el 15 de marzo, por otro lado, que, a pesar de ello y contradiciéndose a sí mismo, seguirá en la carrera presidencial. Fillon dedicó la mayor parte de su comparecencia a atacar muy duramente a los jueces y a considerar que “se está cometiendo un asesinato político, no solo de su persona, si no también de las elecciones”.

La comparecencia de prensa, que fue el colofón de un día de locos (suspensión de campaña incluida) en el que todo tipo de especulaciones  recorrieron la esfera político-mediática francesa, también ha resultado un desencadenante de una cascada de abandonos de la campaña de Fillon por parte de casi 50 cargos públicos  y representantes de la derecha, aunque la cifra no para de subir. Además, según un reciente sondeo, tres de cada cuatro franceses quieren que Fillon se retire de la carrera presidencial.

El equipo de Fillon ha intentado contraatacar con un llamamiento a sus simpatizantes el próximo 5 de marzo en la emblemática plaza del Trocadero, en París. Cada vez es más creciente el rumor de que Alain Juppé, rival de Fillon en las primarias de la derecha y el centro, podría sustituir al candidato, aunque Juppé no para de desmentirlo.

Los pactos aclaran algo más el panorama

Sin duda, sin los acontecimientos relacionados con Fillon y sus consecuencias, las noticias más importantes de la semana tendrían que ver con los pactos entre diferentes líderes políticos. A mediados de la semana pasada se cerró el pacto entre el centrista François Bayrou y Emmanuel Macron, candidato liberal-social de En Marche (segundo en el sondeo ya citado con el 24% de los votos), que (por fin) ha revelado su programa político poco antes de que escribamos estas líneas, una propuesta muy neoliberal con algunos barnices sociales en lo referente a la educación y con importantes rebajas de impuestos para las empresas, además de ciertas medidas de ‘regeneración’ política, muy influenciadas por la actualidad relacionada con Fillon y que tienen que ver con las condiciones presentadas por Bayrou para el pacto.

En el centroizquierda, el pacto que se ha consolidado era el previsible de Benoît Hamon, del Partido Socialista (cuarto, con el 12’5% de los votos) con el ecologista (EELV) Yannick Jadot.  Desde la consecución del acuerdo se suceden los actos conjuntos entre los dos líderes, aunque a Hamon ahora le toca hacer frente a ciertas maniobras interiores en el Partido Socialista, capitaneadas por el exprimer ministro Manuel Valls, que no ve con buenos ojos la, a su manera, ‘izquierdización’ del Partido Socialista en la figura de Hamon. El pacto ha contado con el apoyo del 80% de la militancia del partido verde, aunque ha suscitado no pocas críticas entre miembros del partido ecologista, uno de los que lo rechaza, y no desde la izquierda precisamente, es el eurodiputado de EELV, Daniel Cohn Bendit (figura icónica de Mayo del 68), que ha decidido apoyar al liberal Macron.

Le Pen se queda sin inmunidad parlamentaria

La líder neofascista Marine Le Pen (primera en las encuestas con el 27%)  ha perdido hace unas horas la inmunidad parlamentaria del Parlamento Europeo por exhibir imágenes del ISIS en sus perfiles de redes sociales. Esta pérdida de inmunidad sin embargo no afecta al caso de los empleos ficticios y presunta financiación ilegal de campañas que afecta al Frente Nacional. En este sentido Marine Le Pen llevó a cabo durante el pasado fin de semana en Nantes un furibundo ataque contra lo que ella llama “el Gobierno de los jueces” y advirtió a los funcionarios que “entran en el juego de la persecución a la oposición, que tengan cuidado, porque en algunas semanas ese poder político que se sirve de ellos habrá sido barrido por las elecciones, pero los funcionarios tendrán que rendir cuentas por sus prácticas. Ponen en juego su propia responsabilidad. El estado que queremos será patriota”.

Mélenchon sigue su camino

El candidato de Francia Insumisa (izquierda), Jean Luc Mélenchon (empatado en el 4º puesto con Hamon, con el 12,5% de la intención de voto), sigue su camino hacia las presidenciales tras el fracaso de las negociaciones con el Partido Socialista. Mélenchon,  llenó su mitin de Brest (ciudad situada en el extremo noroccidental de Francia) con su propuesta para hacer de la economía del mar uno de los pilares de la transformación de Francia y prepara su gran demostración de fuerza con el mitin-manifestación de la ‘Marcha por la 6ª República’ del próximo 18 de marzo en París. Mientras tanto, una plataforma de medios cercana a la izquierda ha pedido un debate entre Mélenchon y Hamon.

Siguen las protestas por la violencia policial

Tras unas primeras semanas de manifestaciones en las periferias y el centro de las grandes ciudades. La campaña de protestas contra la violencia policial se ha trasladado a los institutos en la que grupos de estudiantes han bloqueado la entrada a los centros educativos en protesta por la violencia policial que se sufre en las periferias de las grandes ciudades francesas, personificada en el asunto del joven Theo, que fue violado con una porra por parte de un agente de las fuerzas del orden. La indignación ha subido al principio de esta semana, al hacerse público que un policía podría haber quemado su propio coche durante una manifestación.

‘Merci Patron’ gana el César al mejor documental

‘Merci Patron’ el documental social convertido en icono en Francia se ha hecho con el premio César (los óscar de Francia) al mejor documental. La historia cuenta la historia de cómo una familia de obreros del norte de Francia se las arreglan con humor y con ayuda de una sindicalista de la CGT y del director del documental, para conseguir que el multimillonario francés Bernard Arnault les ‘compense’ por la deslocalización de la empresa en la que trabajaban. François Ruffin , director del documental y candidato de la izquierda unitaria (PCF-Insumisos-Verdes) a las legislativas (que se celebran en junio) en la circunscripción de Amiens y pronunció un brillante y comprometido discurso en la recogida del premio, que coincidió con la condena unas horas antes de otro importante millonario francés, Vincent Bolloré, ironías de la vida.

The following two tabs change content below.
Periodista. Apasionado por la información y la política. Escribe para Mundo Obrero. "C'est la lutte finale"
Tags: , , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies