30 de abril del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



El Carnaval de Cádiz es una fiesta popular que expresa el sentir de un pueblo muy particular y pone voz y música a lo que se se vive en las calles. Ocurre hoy, que en las calles nos hemos cansado de este saqueo constante al que hemos sido sometidos, que reclamamos mejores condiciones de vida, dignidad, democracia real y oportunidades.

Cádiz es la provincia con más paro de todo el país y vive sumida en una espiral de pobreza difícil de diluir. Por ello, la organización de los movimientos sociales, las plataformas de emancipación popular y la unión de los partidos antiaustericidas cobran más importancia que nunca, pues deben ser capaces de construir un eje transformador que debilite a la casta gobernante y devuelva el poder a los gaditanos.

En esta línea se ha manifestado Juan Carlos Aragón Becerra con su comparsa “Los Millonarios”, presentando en preliminares un pasodoble ácido y deslenguado que celebra este resurgir popular y anima al pueblo a hacerse fuerte y votar distinto. No será el primer puyazo de Aragón al poder establecido. No será el primer ladrido de un autor genial, díscolo, corrosivo, poético y contundente, probablemente la voz más esperada por parte de los aficionados a las comparsas, probablemente el escritor que despierta más sentimientos enfrentados de todo el COAC.

Con “Los Millonarios” afronta su enésimo reboot, un reseteo motivado por la necesidad de conjuntar y equilibrar el juego de voces de su comparsa, en los últimos años algo chillona y endiosada. Este 2015 ha apostado por ese equilibrio, por una armonía vocal que ha sorprendido al público, que ha celebrado también un apartado musical de carácter teatral y melódico, menos oscuro de lo que viene acostumbrando.

Ese personaje que ha construido, un loco romántico con sello dickensiano, tan pobre, soñador y despreocupado que cree ser rico, no es más que una metáfora del propio gaditano y de Cádiz, una población empobrecida que nunca deja de soñar y que alivia sus tristezas entre coplillas y serpentinas.

Hoy el carnaval se rebela. No duda en cantarle las cuarenta al PPSOE, a ese bipartidismo atroz, esa élite que nos infundió un miedo que hoy muta en rabia y esperanza. El miedo hoy lo tienen ellos, ha cambiado de bando.

 

Hace cien mil primaveras

Hace cien mil primaveras,
quien dice cien mil como decir 33,
que no se ve en los de abajo
un sol de esperanza ni un ojo brillar.
Hace cien mil primaveras que nuestras banderas
y puños bajaron al son del silencio
y la sombra del malo de una sociedad
que de tanto callar era un cero a la izquierda,
de una izquierda que ya ni nos representaba
hasta que se coló la derecha de mierda,
y a la mierda el derecho y la libertad.
Hace cien mil años ya que España estaba tan podrida,
que todo nos daba igual, toda moral prostituida.
La democracia real ya no era más que una mentira.
Jueces, banqueros y prensa, y empresa y patrón,
y gobierno entero
nadando en charcos de sangre,
de corrupción y dinero mientras perdía el obrero
el pan, el techo y la fe.
Pero mira tú por dónde que el banquero millonario,
el patrón y el empresario, y el ministro impertinente
están dándose la mano con más miedo que vergüenza
esperando que la prensa pare el grito de la gente.
Pero el grito de la gente es tan fuerte que resuena,
Más que ninguna cadena y mas que las hojas de un diario,
más que la leche que mamaron,
que ahora se les está indigestando en sus entrañas,
viendo que el pueblo de España se está uniendo desde abajo
y que pueden irse al carajo Mariano, Pedro y el otro. ´
Ya es tarde para mentir,
ya está llegando la hora de echarlos de aquí con millones de votos.
Que el miedo cambie de bando y termine la escoria de nuestro país
igual que nosotros

The following two tabs change content below.
Periodista, fotógrafo y diseñador gráfico. Ha escrito en Diario de Cádiz, Rock Estatal, y El Club de los Imposibles. Es director de La Réplica. Participa en Ganemos Jerez.

Últimas entradas de Alejandro López Menacho (ver todo)

Tags: , , , , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies