22 de junio del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Dentro de cuatro meses, más exactamente el 23 de abril (primera vuelta) y el 7 de mayo (segunda vuelta) se celebran en Francia las elecciones presidenciales que pondrán fin al quinquenio de François Hollande y, si hacemos caso a todas las encuestas, al Gobierno del Partido Socialista.

Estas elecciones presidenciales, además, son de especial interés porque ponen en juego nuevos actores de importancia en el panorama político francés y han de ser observadas con preocupación porque, hasta el momento, es la candidata del neofascista Frente Nacional, Marine Le Pen, quien lidera todas las encuestas..

Desde este espacio proponemos un análisis semanal de la precampaña y la campaña, recogiendo sondeos, noticias importantes y curiosidades para poder hacernos una idea más o menos completa y concreta de qué se juegan los franceses, y de qué nos jugamos los europeos.

Hamon barre a Valls en las primarias socialistas y tiene problemas desde el minuto 1

El Partido Socialista ya tiene cabeza de cartel de cara a las presidenciales francesas de Primavera, el representante del ‘ala izquierda’ del partido, Benoît Hamon. El exministro de educación se impuso ampliamente al exprimer ministro Manuel Valls, representante de la línea continuista y más derechizada del partido socialista. Hamon obtuvo el 58,88% de los votos frente al 41, 12% de Valls, de un total de unos 2 millones de votos aproximadamente. La victoria de Hamon fue rotunda imponiéndose en 93 de los 101 departamentos (equivalente más o menos a las provincias) franceses (incluyendo los de ultramar). Con estos resultados parece que Hamon, reconvertido de hombre de aparato a ‘outsider’ de izquierdas del Partido Socialista debería tener fácil reunir a su partido a su alrededor de cara a una campaña que se presenta dura. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Desde el minuto 1 de su victoria se han sucedido las declaraciones de ‘vallsistas’ y ‘hollandistas’ desvinculándose de su proyecto, especialmente en lo que se refiere a una de sus propuestas estrella: la renta básica universal. Esta ‘crisis’ dentro del socialismo francés ha cristalizado en una tribuna publicada esta semana en Le Monde por 17 cargos públicos que rechazan la “radicalización de Hamon”, según afirman y se declaran “objetores de conciencia” durante la campaña del candidato socialista, incluso algunos de ellos empiezan a expresar en público sus dudas entre terminar votando al socialista o apoyar al liberal-social exministro de Economía de Hollande, Emmanuel Macron. Pero las críticas a su propuesta de RBU no sólo le llegan por la derecha de su partido, también por una de las voces más autorizadas de la izquierda, el líder del mayor sindicato de Francia, la CGT, Phillipe Martínez, que ha llegado a señalar que “la renta básica universal acaba con la noción del trabajo”.

A Hamon ahora se le plantean dos tareas, según sus propias palabras, reunir a su partido, lo cual por lo antes mencionado parece complicado, y, algo que cada vez más personas piden en Francia,  entenderse con Mélenchon (Francia Insumisa-Izquierda) y Yannick Jadot (Verdes) para construir una suerte de ‘Frente Popular’ para oponerse a Fillon y Le Pen, lo cual, viendo las últimas declaraciones de unos y otros, parece casi más difícil. Aquí podemos ver las diferencias y semejanzas entre las propuestas de Hamon y Mélenchon, y concluimos que sus mayores diferencias tienen que ver con la inmigración, la reforma de las instituciones y el encaje de Francia en la UE.

Fillon en sus días más duros

Todo ello en un contexto en el que el último sondeo electoral conocido, realizado por Kantar para RTL, LCI y Le Figaro, sigue situando a Marine Le Pen en primer lugar con 25%, Fillon con 22%, Macron con 21%, Hamon con 15% y Mélenchon con 10%. El acercamiento de Macron a Fillon tiene que ver con las revelaciones que ha hecho recientemente el periódico satírico ‘Le Canard Enchainé’ sobre las millonarias remuneraciones de la mujer del candidato de Les Républicans, Pénelope Fillon, por sus empleos, supuestamente ficticios, como asesora parlamentaria y . Estas revelaciones han desatado toda una tormenta política en Francia y ya está en los tribunales. Lo último que sabemos es que la policía judicial ha solicitado a la Asamblea Nacional Francesa documentación en relación con el trabajo de Pénelope Fillon en la cámara y, según informa Le Parisien, citando fuentes policiales, Pénelope Fillon nunca habría tenido acreditación como empleada parlamentaria, ni siquiera cuenta de correo en la Asamblea, lo que, de confirmarse, rompería la línea de defensa expuesta por Fillon y su mujer en sede judicial y por el candidato y sus lugartenientes en los medios de comunicación durante toda la semana.

Ante la posibilidad que este asunto, que está siendo central en la precampaña a las presidenciales francesas, siga adelante y acabe con la acusación formal de Fillon y la consiguiente retirada de candidatura; Alain Juppé, alcalde de Burdeos y rival de Fillon en las primarias de la Derecha y el Centro, ha declarado que no cuenten con él como ‘candidato de repuesto’.

Curiosamente, El Frente Nacional de Marine Le Pen no ha aprovechado este tema para atacar al candidato conservador debilitado, que aún así, tuvo un multitudinario mítin el pasado domingo. Esto podría deberse a los ‘cadáveres en el armario’ que tienen los neofascistas de Marine Le Pen en cuanto a asesores parlamentarios en Bruselas se refiere.

La incógnita Bayrou

Los problemas de Fillon pueden animar definitivamente al centrista Bayrou a presentarse a las elecciones, ya que ha señalado que “se abre una posibilidad”. El concurso de Bayrou y su partido, el MoDem es una de las mayores incógnitas de la precampaña ya que son  unos habituales de las citas electorales francesas en los últimos años.

Si Bayrou decide presentarse podría afectar al electorado de Fillon por un lado, pero también de Macron, el candidato de En Marche también ha afrontado una pequeña tormenta relacionada con los fondos de su campaña, al parecer habría utilizado fondos de sus últimos meses como ministro de Economía para financiar parte de su lanzamiento a la carrera presidencial. Macron, que según sus asesores más cercanos quiere aprovechar que ya ha acabado el proceso de primarias socialistas para recuperar la iniciativa (quiere reunir 10.000 personas en Lyon este sábado)  ha señalado que desvelará su programa en marzo no sin alguna confusión de fechas con su jefe de campaña, aunque ya se pueden conocer algunas de sus propuestas relacionadas con el empleo, muy centradas en los emprendedores.

Un invitado español inesperado

Una de las cosas más sorprendentes que ha dado esta semana de precampaña para el observador español es la aparición de un conocido personaje en nuestro país en un vídeo de campaña del Frente Nacional: ‘El Risitas’. No, no es que el popular personaje de los programas de Jesús Quintero se haya adherido a las tesis xenófobas de Le Pen, si no que, por razones que sólo Internet y las redes conocen, ‘El Risitas’ es un recurso de ‘memes’ y montajes en youtube desde el pasado verano en Francia, alcanzando uno de sus videos en el que el autor identificaba al ‘Risitas’ como si fuera el padre de Manuel Valls, más de 1 millón de visitas haciéndose viral en el país vecino.

Este personaje es usado frecuentemente en los foros ‘gamers’ y de jóvenes entre los 18 y 25 años, a los que han querido acercarse tanto Florian Philippot, segundo de Marine Le Pen que está asumiendo el máximo protagonismo en su campaña en redes, como Jean Luc Mélenchon en una batalla por hacerse con un importante sector del electorado joven.

Más en serio, la campaña de Le Pen está siendo actualidad porque, según la web de noticias Buzzfeed, un grupo de ‘guerrilleros web’ proTrump estaría asesorando al equipo de campaña en redes del Frente Nacional.

Mi reino por 500 avales

Por su parte, los candidatos de los partidos pequeños están sufriendo lo indecible para reunir los 500 avales de cargos públicos para poder presentarse a las elecciones presidenciales, el ecologista Yannick Jadot ha señalado que ya ha reunido 360, por su parte, el candidato del NPA (Anticapitalistas), Philippe Poutou, obrero industrial y sindicalista, ha publicado recientemente este peculiar video para intentar darle un empujón a su recogida de avales.

Y todo esto mientras en Francia 4 millones de personas viven en condiciones de alojamiento deficiente según la ONG Fundación Abbé Pierre, tema sobre el que van a debatir Hamon, Macron, Jadot y Mélenchon en París. También en la capital tenemos de hablar de un lamentable conflicto laboral del que se hace eco L’Humanité, el histórico periódico del Partido Comunista Francés, los trabajadores que ponen y reponen las baldosas en el metro de París llevan 6 meses sin cobrar.

The following two tabs change content below.
Periodista. Apasionado por la información y la política. Escribe para Mundo Obrero. "C'est la lutte finale"
Tags: , , , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies