27 de julio del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Incombustible, transgresora, certera, y como un elefante en una cacharrería, llegó Cristina Fallarás a Jerez, al precioso rincón del jardín de La Luna Nueva, a charlar sobre política, periodismo y feminismo invitada por La Voz del Sur. Cualquiera que conozca algo de su trayectoria sabe que Fallarás no se casa con nadie, que es impredecible, que detesta lo rancio, aborrece al grupúsculo de derechas que gobierna el país y que se levantará una y mil veces —y las que hagan falta— para decir y escribir sobre lo que quiera, cuándo quiera y a quién quiera.

Anoche dijo cuatro verdades a la progresía jerezana que no se atreve a decir aquí la gente ni en los círculos más recónditos de la izquierda de la ciudad. Partiendo de su durísima experiencia personal, llegó a una visión más global y realizó un análisis exhaustivo de España en el que no dejó títere con cabeza. Señaló que nuestro país es un lugar único en el mundo, en el que un dictador murió en la cama, y donde mandan y gobiernan las personas que este puso a dedo. Declaró que somos herederos de un lugar donde el crimen no se castiga, que el relato de la Transición lo escribieron los poderosos, que fue una mentira orquestada por una élite que se llena los bolsillos. Recalcó que la corona es pura corrupción. Dijo que somos un país injusto, desequilibrado, que la distribución de la riqueza acaba en manos de unos pocos que se la llevan fuera del Estado. Afirmó, ante el estupor de algunos de los presentes, que el PSOE es un partido claramente de derechas, que pactó con criminales en aquella infame Ley de Amnistía que sigue intacta y vigente gracias a ellos, el PP y Ciudadanos. Defendió al 15-M y dijo que no está diluido ni muerto, como maliciosamente le insinuaron desde el público, sino que ha abierto una puerta interesante, pues las consecuencias para la ciudadanía de denunciar por primera vez todo lo que estaba oculto todavía están por llegar. Y que una de esas denuncias señala que el paro no sería un problema si no se fueran 90.000 millones al año entre el fraude fiscal y la corrupción.

Hacia el final de la charla disertó sobre el periodismo, que lo cree muerto (aquí discrepo, aunque entiendo su teoría) pues considera que llegará un momento en el que no necesitemos intermediarios para llegar a la noticia. Que enterraremos las redacciones y lo digital se comerá al papel. Y que es, el periodístico, un gremio machista, controlado por los políticos, en el que la mujer tiene poco margen de crecimiento.

En definitiva, fue el de Fallarás un atropellado discurso netamente de izquierdas, feminista, con conciencia de clase, incomodísimo —hubo quien se fue de la charla—, divertido y antisistema. Una ventolera de aire fresco en una habitación cerrada como Jerez. Más voces así, despreocupadas, rebeldes y sin filtros, hacen falta hoy día. Eso, o el conformismo.

* la foto es de Manu García, de La Voz Del Sur
The following two tabs change content below.
Periodista, fotógrafo y diseñador gráfico. Ha escrito en Diario de Cádiz, Rock Estatal, y El Club de los Imposibles. Es director de La Réplica. Participa en Ganemos Jerez.
Tags: , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies