14 de noviembre del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



El derecho al agua y al saneamiento es un derecho humano fundamental  reconocido por una resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas desde 2010.  Es fundamental porque de él dependen otros, como el derecho a la salud. Y sobre todo  porque sin agua, sencillamente, la vida y nuestro planeta no podrían existir.

El ciclo del agua como derecho básico -igual que la sanidad o la educación- debe ser de gestión pública. Sin embargo, hoy en día menos de la mitad de la población en nuestro país tiene el suministro administrado por una empresa pública.  En los últimos veinte años casi un 15% ha pasado a ser gestionado por  concesiones a empresas privadas que en muchos casos forman parte de una multinacional que gestiona el agua de distintos municipios, comunidades autónomas o países.

En los últimos años empezamos a ver un cambio en esta tendencia. Varios municipios han comenzado a recuperar la gestión del ciclo del agua. En Valladolid el pasado 30 de junio de 2017 terminaba la concesión de la gestión a una empresa privada tras 20 años. Una concesión polémica que organizó a la ciudadanía en una plataforma para luchar contra la privatización. Un periodo en que se dejó de invertir más de 100 millones de euros en el mantenimiento de la red.  Y por fin, la gestión vuelve a manos públicas mediante una empresa pública municipal.

Porque los bienes públicos han de ser administrados desde lo público. Y este hecho apoyado y celebrado por las vecinas y vecinos ha sido un punto de inflexión: Valladolid es el primer municipio de más de 300.000 habitantes que recupera la gestión.

No obstante, este no ha sido un camino de rosas. Tanto la Administración, como la antigua concesionaria han intentado paralizar la remunicipalización de la gestión judicialmente. Ha sido un proceso que se ha madurado y gestado a lo largo de un año. La decisión ha sido tomada tras la realización de un estudio jurídico y técnico que reveló que la entidad pública empresarial era la mejor solución: permitiría las tarifas más bajas, que además podrían ajustarse con criterios sociales; la continuidad de la plantilla y que los beneficios pudiesen reinvertirse en el servicio.

Esperamos que el camino iniciado por Valladolid pueda servir para otros muchos municipios. Recuperemos la gestión del ciclo integral del agua. Utilicemos ésta con responsabilidad.

Feliz día mundial del agua. Feliz agua pública.

The following two tabs change content below.
Rosalba Fontériz

Rosalba Fontériz

Miembro de EQUO Castilla y León y concejala de Valladolid Toma la palabra.
Rosalba Fontériz

Últimas entradas de Rosalba Fontériz (ver todo)

Tags: , , , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies