13 de junio del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica


  1. El debate de investidura de Pedro Sánchez (130 votos a favor, 219 en contra) ha llevado a la práctica el fin del bipartidismo en España. Si bien era algo palpable desde hace tiempo, nunca se escenificó en términos de discusión política de una manera tan rotunda. Aquellas partidas de ping-pong entre el PSOE y el Partido Popular, con asombros fingidos y reproches constantes de un sector al otro del hemiciclo han quedado para el recuerdo.
  2. Porque el país merecía otra política, y sin duda, la actual y compleja situación amplía la perspectiva, enriquece los discursos y acentúa las estrategias. Podrá resultar de mayor o menor agrado, pero lo cierto es que la política parlamentaria ha ganado en interés y la renovación de actores es un hecho. Ya tocaba.UnoPorUnoLaReplica
  3. Da la sensación de que estamos asistiendo a un fuego cruzado. Del Podemos al PSOE, pero también a C’s y al Partido Popular, de los populares hacia todo el hemiciclo, del PSOE a un lado y otro… lo cierto es que más que a un espacio de acuerdos, hemos asistido a un posicionamiento de las diferencias.
  4.  Y no era para menos, después de todo lo vivido, del descontento ciudadano, de la corrupción como forma de gobierno, de la creciente desigualdad, de la elitización de la política, del paro, lo lógico es que Podemos entrara como un elefante en una cacharrería. A Pablo Iglesias se le vio como cuando apareció en escena tras las famosas europeas, con un tono duro, agresivo, apuntando a diestro y siniestro, derribando tabúes (esa alusión explícita a González) y alborotando a sus señorías, visiblemente incómodos con el líder de Podemos. Es como si Pablo Iglesias hubiera estado esperando el momento para soltar parte del rencor ciudadano y reivindicaciones silenciadas. Si alguien acusaba de tibieza a Podemos en sus posiciones oficiales, desde luego hoy no habrá encontrado en el día de ayer muchas argumentaciones
  5. Lo que está por ver es qué efectos tiene el conflicto que genera Podemos entre la ciudadanía y los “votos prestados”, porque si bien hay una sensación de justicia poética y seguro que encuentra respaldo entre su militancia, también es verdad que hay una buena parte de la población cansada de tanto impasse y que demanda consensos y soluciones ante el enquistamiento político.

    La actuación de Iglesias, en el punto de mira. (EFE).

  6. Por su parte, Albert Rivera, de alguna manera, vuelve al papel de yerno ideal, con un discurso conciliador, que apela a la memoria de la transición, la búsqueda de puntos comunes… entre los partido del establishment. Intenta suavizar con la palabra lo que sus programas no dicen. Que las apariencias lo acerquen a un partido más centrista cuando sus exigencias en el acuerdo con el PSOE eran propias de la derecha liberal más pura. Lo cierto es que la estrategia de Ciudadanos, si bien no lo sitúa en primer plano, puede darle rédito a medio plazo. Si la situación se alarga y desemboca en nuevas elecciones, Ciudadanos abanderará que sólo ellos intentaron poner mesura.
  7.  Y en medio de cualquier discusión, a Pedro Sánchez, que demasiado bien lo está haciendo dada su situación, se le acabó el episodio pose. Porque si bien el líder socialista(¿?) ha insistido una y otra vez en que, “lamentablemente, no hay mayoría de izquierdas en el país”, ¿qué sentido tenía forzar una minoría absoluta con Albert Rivera? Las votaciones han sido sólo una constatación de la lógica matemática. ¿Cómo se explica esto?
  8. Pues porque estemos asistiendo, efectivamente, al primer acto de campaña del PSOE; ya saben, lo del juego de las culpas. El PSOE cree que señalar a Podemos como aquel que ha permitido seguir con vida a Rajoy le hará recuperar base electoral de cara a unas nuevas elecciones. El problema es que el acuerdo pactado con Ciudadanos no parece haberle ayudado de cara a la evidente sensación de que el PSOE es cualquier cosa menos un partido de izquierdas.

    PedroSánchez

  9. Y es que la izquierda, en la forma que estábamos acostumbrados, la de Izquierda Unida, ha quedado relegada al grupo mixto y a unas intervenciones de Alberto Garzón que se antojan insuficientes. En un minuto y medio ya hablaba de precariedad, de desahucios y de desigualdad en España. La lucidez de un líder que parece haber llegado en el momento inadecuado al partido inadecuado.
  10. Pero un momento, ¿y Rajoy? Pues Rajoy quedó relegado a un papel marginal en la discusión, y aunque mejoró en oratoria respecto a otras ocasiones, actuó como si el asunto no fuera con él, caricaturizado en sus formas y perdido en el fondo. Una muestra más de lo que ha conseguido el Partido Popular tras su pésima legislatura, tener a todos los actores políticos en contra. Hasta Rivera llama a la rebelión interna en el Partido Popular,  a sabiendas de que del caos en el Partido Popular pudiera sacar tajada. Solo un brusco y afortunado giro de los acontecimientos, podría revivir al muerto viviente político que es Rajoy. De momento, se ha quedado en claro orsai.

Rajoy

Algunos enlaces del interés. 
El periódico valora a los líderes.
El español valora a los líderes.
Ignacio Escolar cree que la pinza ha fracasado.
El País apoya el pacto Psoe-C’s.
El mundo cree que la situación de bloqueo se agudiza.

Fotos de ABC, Ely Martín, EFE y Reuters.

 

The following two tabs change content below.
Escritor y Social Media Manager. Ha publicado artículos culturales para medios como La Marea, Secretolivo, Perarnau Magazine o La Voz del Sur. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie 2016) y Juan sin miedo (Alkibla 2015). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.

Últimas entradas de Javier López Menacho (ver todo)

Tags: , , , , , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies