24 de agosto del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Seguimos con el especial Francia en el Alambre. La primera vuelta de las elecciones francesas han dejado un mano a mano entre Macron y Le Pen, cumpliéndose la mayoría de pronósticos electorales. ¿Cómo queda ahora el panorama? ¿Cómo se posicionan las diferentes fuerzas? Os lo contamos en La Réplica.

Segunda vuelta: capitalismo globalizador contra capitalismo de repliegue

La segunda vuelta de las elecciones francesas se inscribe en el que parece ser el paradigma de la segunda década del siglo XXI, el ‘enfrentamiento’ entre una opción que representa el capitalismo neoliberal con barniz progresista en lo referente a derechos civiles, y otra que defiende un capitalismo de repliegue y una visión neofascista de la sociedad. Son las dos opciones defendidas, por un lado por Emmanuel Macron, candidato del partido-movimiento En Marche que ha obtenido el 24’01 por ciento de los votos en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, y por otro lado, por Marine Le Pen, candidata del Frente Nacional, que obtuvo el 21’30 por ciento de los sufragios.

Estos resultados suponen un cierto ‘tsunami’ en la historia política francesa, ya que los grandes partidos hegemónicos de los últimos 60 años no estarán presentes en la segunda vuelta. El candidato de Les Républicains, François Fillon, quedó tercero al cosechar el 20’01 por ciento de los votos. Fillon estuvo a punto de pasar a segunda vuelta, pero es la primera vez que la derecha republicana está ausente en el duelo final desde hace más de 5 décadas. Por su parte, el Partido Socialista, es el más damnificado por el resultado electoral. Pasa, de obtener la presidencia de la República en 2012 con François Hollande, a recibir el apoyo de sólo el 6’36 por ciento de los votos, en lo que supone el peor resultado de los socialistas desde 2002, cuando quedaron fuera de la segunda vuelta al pasar Jacques Chirac y Jean Marie Le Pen.

La derecha y el centroizquierda, en dificultades

Así, los dos partidos afrontan ahora tiempos difíciles. Numerosas e importantes voces de Les Républicains ya han pedido que el equipo que rodea a Fillon no juegue ningún papel de cara a las legislativas de junio. Fillon ha realizado una campaña a la defensiva, con un agrio enfrentamiento con la prensa y una imputación judicial para esclarecer unos supuestos pagos con dinero público a su mujer por un trabajo de asistente parlamentaria en la Asamblea Nacional, que, presuntamente, no realizó. Fillon asumió su derrota y llamó a votar, desde la misma noche electoral, al candidato liberal Emmanuel Macron.

En lo que respecta al Partido Socialista, los resultados en la primera vuelta han venido a confirmar lo que ya se sabía durante toda la campaña. La fractura es total. Benoît Hamon, el candidato ganador de las primarias, ha tenido que hacer frente casi más a los ataques procedentes de la derecha de su partido que a los de sus adversarios políticos. El principal responsable de estos ataques a Hamon, por una presunta ‘izquierdización’ del candidato socialista, ha sido el exprimer ministro Manuel Valls, que votó al liberal Emmanuel Macron en primera vuelta y que volverá a hacerlo el 7 de mayo. La totalidad de los grandes nombres del Partido Socialista han llamado a votar al candidato de En Marche. Hamon, que pidió disculpas a sus simpatizantes en nombre de su partido por la imagen mostrada en la campaña, llamó a votar a Macron durante su discurso de aceptación de resultados de la noche electoral.

Esta situación no dibuja ningún panorama halagüeño para el partido socialista de cara a las legislativas, sobre todo teniendo en cuenta que el partido-movimiento de Macron, necesita de cuadros para armar una propuesta sólida que pueda apoyar a su presidente si finalmente el candidato de En Marche es elegido.

Resultado histórico para Mélenchon, aunque sensación agridulce.

La Francia Insumisa de Jean Luc Mélenchon ha obtenido el 19,58% de los votos, un resultado histórico en Francia para una fuerza a la izquierda del Partido Socialista. El porcentaje y el reparto del voto por todo el territorio y especialmente en las zonas más obreras, incluidas las ‘banlieues’, hacen pensar, si se hacen bien las cosas, en que la dinámica positiva puede llegar hasta las legislativas, que es la batalla más importante de la izquierda francesa.

Sin embargo, el panorama desolador de la segunda vuelta, no permite ni a Mélenchon ni a los ‘insumisos’ celebrar del todo este gran resultado. El líder de izquierdas que no ha lanzado consigna de voto de cara a la segunda vuelta, ya ha dejado claro, tras una semana en la que se le ha acusado tanto a él como a los votantes de Francia Insumisa de equidistancia entre Le Pen y Macron y de hacerle el juego a la candidata del Frente Nacional, que él no votará a Le Pen, y que el voto insumiso que irá para la candidata neofascista será residual. En estos momentos hay en marcha una consulta entre los militantes/simpatizantes de la Franca Insumisa para emitir una opinión sobre la segunda vuelta. Entre las opciones ofrecidas no se contempla el voto a Marine Le Pen.

Le Pen va a por el voto ‘insumiso’ y llega a un acuerdo con Dupont-Aignan

Le Pen está haciendo de todo para intentar ganar votos: dejar temporalmente la presidencia del Frente Nacional y poner ‘por error’ al frente a un negacionista del holocausto que ha sido rápidamente cesado, borrar las siglas del partido e incluso su apellido de su nuevo cartel presidencial, y, lo último, dedicar un video a los votantes de Jean Luc Mélenchon para que “voten juntos contra Macron”. Video que ha levantado las iras tanto de Mélenchon y de su portavoz Alexis Corbière, como del secretario general del PCF, Pierre Laurent, que apoyó a Mélenchon en primera vuelta.

Ese intento de captar voto de izquierdas en vídeo, sucede a la visita exprés de Le Pen al parking de la fábrica Whirlpool que, si nadie lo remedia, será deslocalizada a Polonia el año que viene. Le Pen ‘contraprogramó’ así la reunión de Emmanuel Macron con los delegados sindicales de Whirlpool, y utlizó su visita para poner en evidencia al candidato de En Marche. Macron, más tarde mantuvo una larga reunión con los trabajadores de Whirlpool en huelga. 290 empleos están amenazados.

La última maniobra de Le Pen ha sido llegar a un  acuerdo con el euroescéptico de derechas Nicolas Dupont Aignan, un acuerdo de fondo, ya que, según han afirmado en rueda de prensa conjunta, Dupont Aignan sería el primer ministro de un hipotético gobierno de la candidata neofascista del Frente Nacional, en lo que supone un giro del candidato de Debout La France, que dijo, hace solo unas semanas, que su proyecto era muy diferente al del Frente Nacional.

Macron sigue teniendo una cómoda ventaja

Emmanuel Macron, que ha sido acusado por los medios franceses de suficiencia al inicio de la campaña entre las dos vueltas, sigue teniendo una cómoda ventaja en cualquiera de los sondeos. En el mejor pronóstico, Macron ganaría a Le Pen por 64-36%, y en el peor por 59-41%. Pero si quiere pasar una noche electoral tranquila tendrá que echar el resto. Así, tras la visita a Whirlpool que fue un movimiento a medias arruinado por el oportunismo de Le Pen, Macron ha visitado la ‘banlieue’ de París, Sarcelles, en la que en primera vuelta ganó Mélenchon. Allí Macron se ha presentado como el candidato de la multiculturalidad y de la inclusión, frente al discurso identitario y excluyente de Le Pen.

También ha recibido el apoyo de diferentes colectivos feministas, LGTB, el mundo de la cultura y el de la ciencia y de figuras del ‘star-system’ mediático francés como Zinedine Zidane o Matthieu Kassovitz, director de la película ‘La Haine’, el mejor retrato cinematógrafico de la vida en la ‘banlieue’ hasta la fecha, y ya tiene más de 20 años.

The following two tabs change content below.
Periodista. Apasionado por la información y la política. Escribe para Mundo Obrero. "C'est la lutte finale"
Tags: , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies