30 de abril del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Este domingo, 23 de abril (primera vuelta) y el 7 de mayo (segunda vuelta), se celebran en Francia las elecciones presidenciales que pondrán fin al quinquenio de François Hollande y, si hacemos caso a todas las encuestas, al Gobierno del Partido Socialista.

Entramos por tanto, en la recta final y todo está realmente ajustado. Habrá emoción el domingo.

Segundos fuera

La campaña electoral para la primera vuelta de las elecciones francesas llega a sus horas finales. El próximo domingo 23 de abril, sabremos al fin quienes son los dos candidatos que llegarán a la segunda vuelta y de entre los que saldrá el nuevo presidente o presidenta de la República. A estas alturas, y según el último sondeo, son cuatro los candidatos que aún tienen opciones de pasar a segunda vuelta: el liberal Emmanuel Macron (24%), candidato de En Marche; la neofascista Marine Le Pen (22%), candidata del Frente Nacional; el derechista François Fillon (19%), candidato de Les Républicains; y el candidato de izquierdas y representante de la Francia Insumisa, Jean Luc Mélenchon (19%).

En las últimas horas, la campaña se ha visto sacudida por un nuevo atentado yihadista en pleno corazón de París. Un terrorista ha asesinado a tiros de fusil de asalto a un policía y ha herido a otros dos. El atentado ya ha sido reivindicado por el autodenominado Estado Islámico. Como era de esperar, este nuevo ataque ha trastocado la campaña. Fillon, Macron y Le Pen han suspendido sus actos en la mañana de hoy. Todos los candidatos  han llamado, como es costumbre en estos casos a la unidad frente al terrorismo y a no dejar que los terroristas trastoquen las elecciones y, como suele hacer en estos casos, Le Pen ha utilizado el atentado para lanzar duras acusaciones al gobierno actual y hacer campaña con el miedo. El primer ministro Cazeneuve, por su parte, ha respondido a los ataques de Le Pen con una llamada al electorado francés a unirse para “parar al Frente Nacional”.

Casi a la vez que los terroristas actuaban en los Campos Elíseos de París, los 11 candidatos se pusieron por última vez ante las cámaras de France2 en una ‘Emmision Politique’ que les ofreció ’15 minutos para convencer’, un programa que fue seguido por 4,4 millones de personas en la noche del jueves  20.

Colofón mediático para una semana llena de actos electorales, que comenzó con los actos masivos de Macron, Le Pen y Mélenchon y siguió con los mítines de Hamon y Fillon. Actos, en los que cada uno de los candidatos han repetido hasta la saciedad sus ideas fuerza, y que han sucedido a una semana bastante agitada con varios temas que no deberíamos perder de vista a pesar del humo y las balas.

La sombra de los ‘asuntos’ en la derecha

Tanto el candidato derechista François Fillon, como la neofascista Marine Le Pen han tenido que hacer frente a nuevas situaciones complicadas relacionadas con los ‘asuntos’, como se conoce en Francia a las investigaciones, periodísticas y penales, sobre cuestiones relacionadas con relaciones ‘turbias’ con el dinero que afectas tanto a Les Républicains como al Frente Nacional.

Fillon ha centrado su estrategia de campaña en enfrentarse a la prensa, negándose a contestar preguntas sobre el supuesto empleo ficticio de su mujer como asistente parlamentaria en la Asamblea Nacional, de la que se ha sabido recientemente que ejerció como asistente desde 1980, mucho antes de lo que se pensaba en un primer momento. Esta negación ha llevado a Fillon a enfrentarse directamente con uno de los periodistas políticos con más audiencia de Francia, Jean Jacques Bourdin, del canal informativo BFM. Además, el abogado que regaló unos trajes a Fillon, ha acusado al candidato de “pedirle que mintiese” sobre la procedencia de esos trajes. El abogado está muy relacionado con los negocios de importantes empresas francesas en países africanos. Así las cosas, Fillon dio un nuevo paso en su guerra con la prensa al intentar marcar las preguntas en una entrevista con el diario Le Monde. El candidato no quería preguntas sobre sus ‘asuntos’.

Por otra parte, una comisión del Parlamento Europeo podría convocar a Marine Le Pen para hablar de la retirada de inmunidad parlamentaria a la candidata del Frente Nacional. La petición de retirada de inmunidad parlamentaria procede de los jueces que investigan las remuneraciones con fondos europeos de empleos ficticios como asistentes del partido neofascista a personas que podrían haber estado trabajando para el partido en París. En el campo ultraderechista Le Pen ha visto como un exmiembro histórico del Frente Nacional, Bruno Mégret, líder del Movimiento Nacional Repúblicano ha llamado a votar a Fillon en primera vuelta “para evitar que lleguen Macron o Mélenchon a segunda vuelta”.

Además ya son dos los altos funcionarios del Estado francés que han dicho que dejarían de servir al Estado si Le Pen llega a la presidencia: el embajador de Francia en Japón y el presidente del Tribunal de Apelación de Versailles.

Fuego a discreción contra Mélenchon

Parece que la fuerte progresión de Mélenchon y la posibilidad de que el candidato de izquierdas esté en segunda vuelta le ha convertido en el enemigo público número 1 de la prensa conservadora francesa, y eso que Le Pen sigue entre el primer y segundo puesto en los sondeos. El más ‘agresivo’ con el líder de la Francia Insumisa ha sido el histórico periódico de derechs Lea Figaro, que ha llegado a llamarle Maximilien (Por Robespierre) Ilich (Por Lenin) Mélenchon, cosa que tampoco ha sido tomado con desagrado por el candidato en un reciente mitin en Toulouse donde recordó que el dueño de Le Figaro, la empresa fabricante de armas Dassault vendió recientemente material militar a Arabia Saudí, país que ha sido duramente criticado por Mélenchon por su relación con el yihadismo internacional.

También ‘Le Nouvel Observateur’, en principio más progresista, le deja su espacio a dos economistas pro Macron, uno de ellos, Olivier Blanchard, antiguo economista jefe del FMI, para que imaginen lo que serían los 100 primeros días de Mélenchon en el Elíseo, toda una pesadilla distópica para estos dos economistas neoliberales a quienes entre otras cosas no ha sentado nada bien que el candidato de izquierdas proponga un acercamiento al espacio antineoliberal latinoamericano ALBA .

En este sentido, varios medios han azuzado la situación en Venezuela y Siria (conflicto en el que Mélenchon ha criticado muy duramente la estrategia de la OTAN y del Gobierno francés) para atacar al candidato de izquierdas.

De Villepin apoya a Macron

Por su parte, el liberal Emmanuel Macron ha conseguido un apoyo de altura, el del ex primer ministro con Jacques Chirac, Dominique de Villepin. De Villepin ha señalado que elige a Macron porque es quien más “reúne” en torno a él. Y es cierto, Macron reúne a la derecha de la izquierda (Valls, Cohn Bendit) con el centro de la derecha, en un proyecto profundamente neoliberal y con una estructura más inspirada en el management y en culto al gurú que en las ideas y en la política.

La abstención ‘ganará’ las elecciones

Mientras tanto, la abstención sigue siendo la ‘fuerza’ más votada en los sondeos, ya que se prevé que ronde el 30% y uno de cada tres votantes aún no sabe a quién elegirá. Con estos mimbres, la incertidumbre sigue siendo la reina de la campaña que, además de loca, ha acabado siendo lamentablemente triste tras el atentado de ayer. El domingo finalmente conoceremos a los candidatos que pasarán a segunda vuelta y podremos empezar a adivinar qué aspectos puede tener la nueva Francia que salga de las urnas el 7 de mayo, fecha de la segunda vuelta.

Es decir, que la próxima vez que escriba y que vosotros leáis ya estaremos hablando de campaña a 2.

Por el momento, y gracias a unos estudiantes de Cine de la Sorbona con mucho talento, sí sabemos qué aspecto o aspectos tienen la política de nuestro país vecino, plasmada en unos trabajos que acaban de publicar.

 

* Las fotos están extraídas de medios franceses y son obras de sus autores. 
The following two tabs change content below.
Periodista. Apasionado por la información y la política. Escribe para Mundo Obrero. "C'est la lutte finale"
Tags: , , , , , , , , ,

    Una Réplica

  1. TT

    Comunistas, socialistas, feministas, neoliberales, conservadores-peperos… Todos a votar por Macron, el candidato Rothschild, y todos juntos contra Marine Le Pen. Probablemente dentro de unos años, con Marion, por tercera vez, la saga familiar de los Le Pen saque a Francia del euro

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR