22 de junio del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



El 23 de abril (primera vuelta) y el 7 de mayo (segunda vuelta) se celebran en Francia las elecciones presidenciales que pondrán fin al quinquenio de François Hollande y, si hacemos caso a todas las encuestas, al Gobierno del Partido Socialista.

Estas elecciones presidenciales, además, son de especial interés porque ponen en juego nuevos actores de importancia en el panorama político francés y han de ser observadas con preocupación porque, hasta el momento, es la candidata del neofascista Frente Nacional, Marine Le Pen, quien lidera todas las encuestas..

Desde este espacio proponemos un análisis semanal de la precampaña y la campaña, recogiendo sondeos, noticias importantes y curiosidades para poder hacernos una idea más o menos completa y concreta de qué se juegan los franceses, y de qué nos jugamos los europeos.

Lyon, epicentro de la campaña

La ciudad francesa de Lyon, tercera del país con 1.636.000 habitantes ha sido el epicentro de la campaña electoral francesa en los últimos días. En esta ciudad del este del país, que vive entre los ríos Saona y Ródano, se han dado cita entre el pasado sábado y domingo los candidatos Marine Le Pen (FN-Neofascista), Jean Luc Mélenchon (France Insoumise-Izquierda) y Emmanuel Macron (En Marche-Centro liberal-social). Allí, los tres candidatos, con seguimiento mediático muy desigual como cuentan en la web de seguimiento crítico de medios audiovisuales ‘Arret sur images’, han desgranado lo principal de sus propuestas.

Le Pen ha optado por un discurso fervientemente nacionalista y xenófobo ante 3.000 personas que pone la identidad y la preferencia nacional por delante de cualquier otra cosa en los campos económico y social. La dureza del discurso, nada que ver, según los analistas con cierta ‘moderación’ experimentada en los últimos meses, puede estar relacionada con una estrategia política a largo plazo en la que Marine Le Pen cuenta, no con ganar estas elecciones, si no las de 2022, tras cinco años de gobierno de Macron, que parece ser, según las últimas encuestas, el destinado a enfrentarse a la candidata del FN en segunda vuelta. La semana de Marine Le Pen ha sido y está siendo complicada, ya que aún no ha pagado los 340.000 euros exigidos por el Parlamento Europeo por unos pagos irregulares a una asistente parlamentaria y que permitió que sus guardaespaldas agredieran de manera brutal a un periodista que tuvo la ‘imprudencia’ de preguntar a la líder neofascista por este tema.

Mélenchon, por su parte estableció un precedente en la comunicación política realizando un mítin simultáneo en Lyon, ante 12.000 personas y otro en la periferia de París, vía holograma, que supuso un éxito. Desgranó su programa con una innvadora apuesta por la economía del mar y por el rescate social de los franceses con el horizonte en ‘las fronteras de la humanidad’.

Macron consiguió reunir unas 12.000 personas el día anterior, ante las que ejerció su discurso todavía indeterminado “ni de izquierdas ni de derechas” muy centrado en la ‘flexibilización y en los emprendedores’ con el que pretende reunir mayorías transversales. En este sentido, ya le ha caer una oferta nada velada al centrista François Bayrou. Tendrá que seguir afinando la voz, porque Bayrou aún no parece haberle escuchado, quizás por eso practica con un barítono.

En paralelo, y ya en París, Benoît Hamon ha sido oficialmente confirmado como candidato del Partido Socialista con un discurso más izquierdista que el de sus rivales en las primarias. El entendimiento con diversas fuerzas de izquierdas, especialmente los verdes y la France Insoumise parece complicado. Hubo acercamientos a finales de la semana pasada con los verdes, pero el hecho de que la ministra promotora de la reforma laboral que provocó una gran ola de movilizaciones sindicales y sociales y un enorme rechazo, Myriam El Khomri, haya sido inscrita por el PS para las elecciones legislativas aleja todo entendimiento con Mélenchon, que a finales de la semana le dio a elegir a Hamon “o ellos o nosotros”.

Fillon ¿Renace?

Casi al cierre de este artículo François Fillon el candidato de Les Republicains (derecha) ofreció una rueda de prensa en la que intentó dar explicaciones sobre las graves acusaciones de pagos irregulares a su mujer y a sus hijos que desveló el semanario satírico ‘Le Canard Enchaîné’ y que ha animado la campaña en los últimos días. Fillon dio a conocer documentos y extractos bancarios y dijo que no tenía que dar explicaciones sobre la remuneración de su mujer. A sus partidarios parece haberles valido porque ya han descartado, o al menos eso parece, el ‘Plan B’ para sustituirle, en todo caso Fillon ya ha vuelto a la campaña, veremos lo que dura.

Un 65% de los franceses no piensa lo mismo y considera, según esta encuesta, que debe abandonar la candidatura. Por si acaso, Alain Juppé ha vuelto a aclarar que él no será sustituto de Fillon “para no exponer a su familia”. Además, y en un sorprendente giro de los acontecimientos, la justicia vuelve a reclamar explicaciones al expresidente Nicolas Sarkozy por el caso ‘Bygmalion’ por el que se investiga la supuesta financiación irregular de su campaña de 2012. Este hecho podría permitir a Fillon marcar diferencias con Sarkozy, más de las que marcó en el proceso de primarias, pero por otro lado puede hacer que sea percibido como ‘más de lo mismo’ al pertenecer a la primera línea del partido del expresidente en aquellos días.

Por su parte, Marine Le Pen, que, como decíamos no ha pagado aún los 340.000 euros que le reclama el Parlamento Europeo por remuneraciones irregulares a asistentes parlamentarios en Bruselas, ha señalado que “no retiraría su candidatura aunque fuese imputada” porque “no vivimos en una República de los jueces

Contra el ‘transfuguismo’ liberal en el PS

Por su lado, el Partido Socialista francés, que está viviendo una serie de ‘objeciones de campaña’ importantes desde que Hamon ganó las primarias, ha decidido tomar cartas en el asunto. Su primer secretario, Jean Michel Cambadelis ha advertido que cualquier cargo público que apadrine a Macron será excluido del partido. Dura tarea por delante la de Hamon de reconciliar al maltrecho tótem socialdemócrata francés.

Gravísimos abusos policiales

Las últimas horas de la campaña, además de por los requerimientos judiciales de Sarkozy y el ‘renacimiento’ de Fillon, están marcadas por los intolerables hechos ocurridos la semana pasada en la localidad de Aulnay sous bois, en el departamento de Seine Saint-Denis, en la periferia de París. Theo un joven de 22 años fue puesto contra la pared y esposado por cuatro policías franceses cuando identificaban a varios jóvenes que estaban cerca y que, según la policía, estaban relacionado con el tráfico de drogas. Cuando estuvo esposado, según cuenta el joven, uno de los policías le bajó los pantalones y le introdujo su porra en el ano, violándole y provocándole un desgarro de 10 cm. El resto de los policías golpearon a Theo en el coche y le profirieron insultos racistas. Este nuevo caso de brutalidad policial en la ‘banlieue’ ha provocado la reacción de los vecinos que salieron este lunes a la calle, la manifestación acabó en enfrentamientos entre manifestantes y policía que llegó a usar fuego real, según cuenta Libération que ha confirmado con la policía una información de la web Taranis donde se reproduce via twitter la secuencia de los gravísimos hechos.

En estos momentos los 4 policías están suspendidos de funciones. Uno está acusado de violación y otros 3 de violencia voluntaria. Todos los candidatos a las elecciones presidenciales han condenado estos hechos excepto los de la derecha extrema y la extrema derecha; François Fillon y Marine Le Pen.

The following two tabs change content below.
Periodista. Apasionado por la información y la política. Escribe para Mundo Obrero. "C'est la lutte finale"
Tags: , , , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies