28 de marzo del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Cuando hablo con la gente de a pie, en la calle, sobre mi postura negativa a otorgar un cheque en blanco a PSOE y Ciudadanos para formar un gobierno de ”cambio de color”, estoy haciendo un ejercicio para bajar la política nacional a la esfera local. Entonces les pregunto: “¿Vosotros gobernaríais con quien conforma Ciudadanos en vuestra localidad?”Solo hay que mirar quién ha conformado Ciudadanos en nuestras respectivas ciudades para observar que esas personas no constituyen una tradición política de izquierdas ni de progreso. Son personas en su mayoría vinculadas a la derecha durante toda su vida, algunos han sido hasta concejales de diferentes partidos. El caso más claro es el de su líder regional en Andalucía, Juan Marín, que ha pasado por PSOE, PP, PA y CIS (Ciudadanos Independientes de Sanlúcar).

Gráfico: laterceraviamuerta.com

No obstante, el pacto entre PSOE y Ciudadanos estaba abocado al fracaso desde el principio ya que no sumaba la mayoría para gobernar. Ya tuvo su rechazo en el Congreso porque 140 escaños no son los 175 escaños necesarios para investir a un nuevo presidente del Gobierno, era un pacto que ”no llegaba”. Pero este pacto forzado por la parte más reaccionaria del PSOE era una estrategia para evitar a toda costa un Gobierno donde Podemos estuviera presente y para intentar que el Partido Popular se sumara al pacto. Un pacto hecho para que el Partido Popular se incorpore, como así ha pedido Albert Rivera al Partido Popular en innumerables ocasiones, no puede ser aceptado por Podemos ya que Podemos nació para expulsar las políticas de derechas, no para cambiar a las personas que lleven a cabo las mismas políticas.

Desde que Pablo Iglesias le propusiera al Jefe del Estado la investidura a la presidencia del Gobierno a Pedro Sánchez, en el PSOE se inició la maquinaria para impedir a toda costa un Gobierno compartido con Podemos. El PSOE, sencillamente, no quiere poner en práctica gran parte del programa político de Podemos.

A continuación el Comité Federal del PSOE inició “el secuestro de Sánchez”, impidiéndole ser investido con la abstención de fuerzas nacionalistas, ya que en el PSOE también se niegan a solucionar políticamente el problema catalán, para seguir con la misma estrategia del Partido Popular de “España vs Cataluña”. De esta manera, evitan un “Gobierno a la valenciana” donde todas las fuerzas de izquierdas y de progreso presente en el Congreso formen un Gobierno para poder iniciar un proceso de transformación social y económica de nuestro país.

En este contexto, se firmó el pacto entre PSOE y Ciudadanos, un pacto imberbe que no servía para garantizar la investidura de Pedro Sánchez y que mantenía gran parte de las políticas realizadas por el Partido Popular. La idea de este pacto como bien ha dicho Albert Rivera sirvió para evitar la entrada en el gobierno de Podemos y así forzar al Partido Popular a que se sumará a la gran coalición.

iglesias_sanchez_calle

El pacto con C´s permitiría al PSOE rescatar del baúl de los recuerdos la famosa pinza de los años 90, ante la negación de Podemos de unirse al pacto con la derecha. Un pacto antinatura que desalojaría al Partido Popular de la Moncloa, pero que perpetuaría sus políticas gracias al influjo de Ciudadanos. También conseguiría frenar las principales medidas de progreso que propone Podemos para nuestro país y así contentar a los barones socialistas, a los cuales habría que recordarles el significado de las siglas de su partido.

Este pacto, a golpe de síntesis, no deroga la LOMCE, no elimina los copagos sanitarios, no elimina las puertas giratorias, seguiría con el impuesto al sol sin permitir el autoconsumo energético, no elimina la Reforma Laboral para otorgar por ejemplo 45 días trabajado al año para la indemnización de un trabajador despedido, no aumentaría la presión fiscal a los impuestos indirectos para fomentar un aumento en el IRPF de las rentas más altas, es decir pagaría más quienes más tienen, no eliminaría el articulo 135 de la Constitución Española, el cual antepone el pago de la deuda ante nuestros derechos sociales, no aumentaría las pensiones más bajas para equilibrarlas con el sueldo mínimo interprofesional, ni aceptarían la ‘dación en pago’ para las personas que no pueden hacer frente a sus deudas. Básicamente, la aceptación de este pacto por Podemos sería una ‘alta traición’ al programa con el que se presentó a las elecciones, un engaño para su militancia y para la mayoría de sus votantes

consulta_podemos

Por este motivo, espero que las personas inscritas en Podemos rechacen apoyar el pacto de Gobierno de PSOE y Ciudadanos, y espero que el PSOE acepte un gobierno a la valenciana con todas las fuerzas de izquierdas. Si este hecho no se da, el PSOE será responsable de unos nuevos comicios evitando un Gobierno de progreso social y económico en nuestro país.

The following two tabs change content below.

Javier Fenoy

Futuro profesor de Historia, mientras, camarero y jornalero. Opino en @tdjdirecto. #GanarElFuturo.

Últimas entradas de Javier Fenoy (ver todo)

Tags: , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR