19 de septiembre del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



El famoso tweet de Pablo Casado sobre la inmigración sitúa en el plano mediático un discurso exagerado, alarmista y xenófobo en materia migratoria, que saca de juego la necesaria solidaridad entre pueblos y las personas.

No lo decimos en La Réplica, lo dicen multitud de analistas y expertos en materia de emigración, lo dicen las estadísticas (España es el país con la tercera tasa de natalidad más baja de toda la Unión Europea y los emigrantes no son un problema) y lo dice la solidaridad y el sentido común. Lo dice la verdad. Pero eso le da igual al nuevo líder del Partido Popular, como le daba igual a Aznar, la figura paterna del joven líder ultraconservador.

Este tweet es simbólico, pues marca la entrada sin barreras del discurso de ultraderecha en España, con el inefable Savini como referencia. Casado se ha agarrado a el miedo y la xenofobia para azuzar a una derecha aletargada, y muchos medios generalistas de tendencia conservadora (El Mundo en cabeza) se han unido a la ofensiva con tal de marcar la agenda y apoderarse de la opinión pública. No hay un efecto Aquarius porque la emigración ya subía con el Partido Popular en el poder y el discurso de Pablo Casado está plagado de bulos, inexactitudes y mentiras, pero los populares, que tanto se quejaban de la posverdad y alertaban de los robots rusos creando una alerta innecesaria sobre el tema, ahora la usan a conveniencia. Son como un bot mentiroso de carne y hueso. Ese discurso ha sido mil veces rebatido por colectivos aportando datos, conocimiento y un espíritu constructivo. Da pavor ver tres fuerzas xenófobas (Vox, Ciudadanos y Partido Popular) disputándose al votante sensible a los bulos y entregado al miedo.

Lo advertimos cuando hablamos de la España de Trump, cuando la neoderecha se ve rodeada de datos, se refugia en las teorías conspirativas y se inventa una distopía para pasado mañana. El nuevo lema de la derecha a pecho descubierto, Hablar claro, no es, ni más ni menos, que entregarse a la posverdad. A Casado, Rivera y Vox les da igual la verdad, y le da igual construir un mundo mejor, donde las personas que huyan de guerras y conflictos puedan construirse un mañana mejor.  Es su manera de entender el mundo, proteger a los suyos -que no al país- y mantener las desigualdades. Habrá que combatirlo con pedagogía, mucha educación y la lucha ideológica en las calles. Y no lo podemos dejar para pasado mañana.

 

La fotografía es de EFE
The following two tabs change content below.
Escritor y Social Media Manager. Ha publicado artículos culturales para medios como La Marea, Secretolivo, Perarnau Magazine o La Voz del Sur. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie 2016) y Juan sin miedo (Alkibla 2015). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.

Últimas entradas de Javier López Menacho (ver todo)

Tags: , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies