28 de junio del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



ETA es una herida que no termina de cerrarse, dice Gorka Castillo en La Marea del mes de Marzo. Y es cierto, las reivindicaciones de la izquierda abertxale, la presión de las víctimas y un gobierno inflexible en cuanto a la política terrorista están dejando el proceso de paz estancado. La absoluta desaparición de la banda terrorista necesita nuevos pasos, y eso pasa por la implicación de todos los actores implicados en la misión de encontrar un camino de entendimiento y paz.

Entre tanto, hay mucho dolor enterrado y muchas cicatrices bajo la ropa. De eso habla “He visto ballenas”, de Javier de Isusi, un autor que está tejiendo una de las obras más interesantes del cómic español en la actualidad. No es la primera incursión en el conflicto vasco por parte de un autor español, pero sí una de las más singulares. Aquí, la única violencia es sentimental.

La culpa persigue a los personajes del relato.

La culpa persigue a los personajes del relato.

Su mirada tridireccional al entorno de ETA se centra en el aspecto humano por encima del conflicto ideológico y sube en la palestra el motivo que articula todo el relato: la culpa. En torno a ella, los personajes de esta novela gráfica amarilla, azul y gris, se cuestionan los motivos de su existencia. Un etarra preso en Francia, un antiguo mercenario de los GAL (grupo antiterrorista de liberación), un sacerdote cuyo padre fue asesinado por ETA y un joven preso del rencor. Son algunos de los protagonistas, herramientas narrativas utilizadas por el autor para mostrar desde lo particular la realidad global del país vasco y su conflicto con ETA, una realidad compleja, contradictoria, difícil de entender.

La equidistancia que muestra el autor a la hora de juzgar los motivos de sus protagonistas contrasta con las consecuencias de sus acciones, ásperamente mostradas: la infelicidad, la insatisfacción vital, la perdición.

“He visto ballenas” muestra el primer episodio de la vida sin ETA en el país vasco y el esfuerzo de los actores principales por cerrar sus heridas. Es una obra dura pero conciliadora, en el que la humanidad supera al conflicto y quizás señale así el punto de partida para llegar a la paz. Con un trabajo gráfico excelente -pluma profunda, trazo delicado- y un cuento dentro de la historia cuya metáfora refuerza el mensaje de la novela, Javier de Isusi logra una obra necesaria para entender esta primera estación tras el cese de la violencia. Ojalá con los años, se trate de una obra de revisionismo histórico sobre un conflicto felizmente superado.

The following two tabs change content below.
Escritor y Social Media Manager. Ha publicado artículos culturales para medios como La Marea, Secretolivo, Perarnau Magazine o La Voz del Sur. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie 2016) y Juan sin miedo (Alkibla 2015). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.

Últimas entradas de Javier López Menacho (ver todo)

Tags: , , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies