14 de noviembre del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



– Defender la Constitución es defender los derechos básicos de cualquier ciudadano o ciudadana, defender que las personas tengan trabajo, techo y comida.

– Defender la Constitución es estar en comunicación directa con los colectivos sociales e instituciones que promueven garantizar estos derechos fundamentales. Es también, promoverlos tú mismo.

– Defender la Constitución es defender una distribución de la renta de manera justa y equitativa, así como garantizar los derechos laborales de los trabajadores.

– Defender la Constitución es defender el texto constitucional de los abusos de las oligarquías y entidades privadas, y ponerlo a disposición de la ciudadanía.

– Defender la Constitución es garantizar que la soberanía ante las decisiones de calado en cuanto modificaciones recaerá en el pueblo.

– Defender la Constitución es, así mismo, permitir que el texto constitucional pueda ser modificado como respuesta a las transformaciones que sufre nuestra sociedad.

– Defender la Constitución es, defender a capa y espada, las libertades de la sociedad, máxime cuando se trate de cuestiones que costaron tanto ganar como la libertad de expresión y el derecho de reunión. Como dice esa frase atribuida a Voltaire: “No estoy de acuerdo con lo que dice, pero defenderé con mi vida su derecho a decirlo”.

– Defender la Constitución es defender la separación de poderes y el ejercicio práctico de esta separación.

– Defender la Constitución es garantizar la pluralidad política.

– Defender la Constitución es reconocer a los extranjeros todos los derechos ligados a la dignidad humana.

– Defender la Constitución es entender que la figura del rey es plenamente simbólica.

 

En este sentido -y en muchos otros- se creó el texto constitucional, como acuerdo fundacional para garantizar la plácida convivencia entre los pueblos de España y para proteger los derechos y garantías de sus habitantes. No va exclusivamente ligado a la unidad del territorio. Cuando el rey Felipe VI se refiere a que está ahí para defender la Constituciónhace una interpretación de la misma, cuanto menos, interesada. Uno se pregunta dónde estaba ante los abusos continuados de la banca ante la ciudadanía y dónde está ahora cuando se suceden los desahucios, cuando meten a raperos y titiriteros en la cárcel, cuando realizan devoluciones en caliente desde su mismo gobierno, trapichea la alta esfera política para hacer una reforma exprés del texto constitucional o se urden tramas para poner a jueces afines a interpretar la justicia a conveniencia. ¿Dónde ha estado el Rey todo estos años que se ha vulnerado y se vulnera desde el propio sistema los más elementales derechos de la ciudadanía? ¿Dónde se sitúa ahora? Felipe VI tan solo ha salido a defender la Constitución cuando ha visto amenazados sus cuantiosos privilegios -y los de su familia-, estableciéndose como garante de algo que nunca ha tenido en cuenta para beneficio del pueblo, el texto constitucional. La única intervención de calado de su mandato, tuvo lugar cuando, en mitad de la crisis territorial más significativa que ha tenido España en su historia, se comportó como un hooligan situándose a la derecha de la derecha, incitando a la represión contra el independentismo y los independentistas. No es de extrañar que, después de elegir ese papel, en Cataluña lo reciban con indiferencia o de forma hostil. No es de extrañar que empiecen a pasar de él en una recepción protocolaria. Probablemente, no sea el último lugar donde le pase. Al rey desnudo se le está acabando el cuento.

The following two tabs change content below.
Escritor y Social Media Manager. Ha publicado artículos culturales para medios como La Marea, Secretolivo, Perarnau Magazine o La Voz del Sur. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie 2016) y Juan sin miedo (Alkibla 2015). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.

Últimas entradas de Javier López Menacho (ver todo)

Tags: , , , , , ,

    2 Réplicas

  1. xavier

    Me deja usted perplejo, yo que ya me había aprendido la constitución, a ver si resulta que usted es un pelin rojo y anda falseando las cosas y haciendo análisis interesados, perdone pero creo que lo correcto es lo siguiente :

    Defender la constitución es :
    – Facilitar a la banca todo de todo
    – Pagar deudas antes que defender a los ciudadanos
    – Convertir en papel mojado aquello del derecho a vivienda y trabajo
    – Pasarse por el arco del triunfo lo de la separación de poderes
    – Lo de laica es un comentario al pie
    – El Rey es omnipotente, sin responsabilidades y es como ir al súper el día de las ofertas, tener uno es todo ventajas, no sabemos cuales, pero ventajas.
    – España es 1 y no 51
    – Solo hay una lengua, la española y por supuesto una única bandera
    – Las puertas giratorias, son bienvenidas y engrasadas adecuadamente
    – Los extranjeros, a su casa, a no ser que curren por dos duros y sin asegurar.
    – Las ideas políticas diversas, son siempre respetadas y el que diga lo contrario es un puto independentista embustero.

    Y no quiero seguir para no abrumarle, pero vamos que esta usted equivocado y esta temporada en España se lleva este tipo de Constitución, que parece que se pondrá de moda en Europa pronto, Turquía esta en ello y se sumaran mas y es que cuando los españoles se ponen a pensar y “hacer cosas” , son el ejemplo del mundo mundial.

    😉

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies