30 de abril del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Como no pesa, decidí llevarme Compro oro de Isaac Rosa de viaje. Al tratarse de un libro que se puede adquirir con el medio La Marea, esperaba un conglomerado de relatos que me ayudaran a pasar las horas muertas. Mal hecho, el “librito” de Rosa está muy bien pensado  para psicoanalizar al individuo que se come y sufre esta crisis, y si te pilla con la guardia baja, supone un puñetazo en la conciencia que te deja mal cuerpo y un retrato atroz de la sociedad turbocapitalista, que dirían Los Chikos del Maíz.

Los relatos de Rosa parecen distópicos a lo Black Mirror pero no lo son, están a la orden del día. El autor propone un mundo en el que hay un carril exclusivamente de pago por las autopistas, ¿acaso no hemos sufrido una privatización igual? Propone un señor que pide socorro a través de sus extractos bancarios, ¿acaso las PAH no reciben cartas igual de desesperadas? Propone un señor que deja su relación por vivir en la sofisticación y comodidad de los hoteles o un patio de vecinos que deciden hacer ellos mismos de porteros del edificio con tal de mantener su status. ¿Les parece raro? Abran su periódico cada día. Las historias de Compro oro son tan parte de lo que somos que asusta. Hablan de los excesos de un ciudadano inconscientemente entregado al capital.

Portada de Compro Oro

Portada de Compro Oro

El autor es, además, un gran relatista. Los cuentos son incontestables en su construcción: dosifica bien la información, plantea el conflicto en el momento exacto y les propone solución de diferentes maneras, acostumbrando al lector a no acostumbrarse. Hay una gran voz que está contándolo todo, aunque se disgregue en doce voces que conforman el conjunto.

Es indudable que se tratan de relatos con un fondo social, lo que es más dudoso es que pueda entender que este adjetivo haya adquirido en determinados círculos un tono peyorativo, como si lo social no fuera literario. Los relatos de Rosa tienen tanta -o más- literatura que cualquier otro libro de relatos.

El libro pues, tiene sentido en el contexto en el que está editado, en pack con la revista, pero se sostiene sin necesidad de muletas. El título introductorio de Isaac Rosa dice “Escribir un nosotros para que no nos lo escriban ellos”. No veo necesario añadir nada más.

Compro oro en la tienda de La Marea.

The following two tabs change content below.
Escritor y Social Media Manager. Ha publicado artículos culturales para medios como La Marea, Secretolivo, Perarnau Magazine o La Voz del Sur. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie 2016) y Juan sin miedo (Alkibla 2015). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.

Últimas entradas de Javier López Menacho (ver todo)

Tags: , , , , ,

    Una Réplica

  1. Pingback: La crisis según Rafael Chirbes

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR