25 de septiembre del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Si ya las encuestas y estudios vaticinan un descalabro de Izquierda Unida en Madrid -y posiblemente a nivel nacional- el movimiento de este fin de semana sitúa a la federación madrileña en el más absoluto descrédito. Básicamente, IUCM, al más puro estilo de la derecha, se había apropiado a través de un particular de la marca Ganemos para concurrir a las elecciones del 24-M, registrada por alguien que, siguiendo el modus operandis de Zaplana, se metió en política con el fin de hacer dinero. Lo que la federación madrileña pretendía era pescar entre la confundida masa de izquierda y los movimientos sociales un puñado de votos, esencial para que la debilitadísima federación madrileña siga existiendo en el futuro.

Si ya el fonema -emos, presente en Podemos y Ganemos, resulta excesivamente parecido para el ciudadano (hemos asistido a algunas asambleas donde preguntan desconcertados dónde está la diferencia), y además debe comprender que a lo largo y ancho del territorio nacional existen Ganemos con Podemos, Ganemos sin Podemos, Ganemos con Izquierda Unida y Ganemos sin Izquierda Unida, la confusión es total si introducimos una nueva variable, que Ganemos lo use Izquierda Unida sin la aprobación de Ganemos. Que Ganemos (Ahora Madrid), en fin, no sea Ganemos sino Izquierda Unida.

Izquierda-Unida-Verdes-Ganemos

Este fue, durante unas horas, el logo de Ganemos en la Comunidad de Madrid.

 

Esta coyuntura caricaturiza la histórica fragmentación de la izquierda, pero pone de manifiesto otro aspecto aún más importante, la absoluta falta de ética en la que ha caído la dirección de IUCM. Porque si bien es verdad que la Izquierda tiende a fragmentarse, siempre ha mantenido un gran apego a sus símbolos y siglas, identificándose con absoluta transparencia. En la encarnizada lucha por tener el más mínimo poder en la Comunidad (en realidad, la lucha mantener un puesto político a toda costa), aún no habíamos presenciado una traición total, la de pervertir dos nombres. El de otros y el tuyo propio.

Sucede que no sólo han subestimado a la población, sino a su propia militancia, que se siente ofendida cuando se les identifica con una práctica tan de derechas y de tan bajo calado moral. Han tenido que ser los jóvenes (que en muchos casos comparten trinchera, manifestaciones y luchas sociales con el Ganemos original) quienes han tirado de las orejas a los dinosaurios de la federación al tiempo que las nuevas cabezas visibles se han pronunciado en contra de… sí mismos. Un esperpento. La solución no podía ser otra, rectificar.

Esta marcha atrás a regañadientes deja al descubierto las vergüenzas de una federación que va de trifulca en trifulca, salpicada por casos de corrupción, en oposición directa a la federación nacional y sin respetar el resultado de primarias, reduciéndose hasta un mínimo histórico. El relevo generacional en Izquierda Unida del que hablábamos hace meses no se ha completado y quienes se aferran al poco poder que les queda parecen tenerlo claro, nosotros o nosotros, a cualquier costa. Si Alberto Garzón y la dirección del partido a nivel nacional no refunda la delegación madrileña de Izquierda Unida, el 24-M puede ser una hecatombe y el principio del fin de la mítica formación de izquierdas.

The following two tabs change content below.
La Réplica es un medio digital que analiza la actualidad sociopolítica desde un prisma crítico, comprometido, plural y honesto. Hacemos el periodismo que no le gusta a los poderosos, periodismo incómodo.
Tags: , , , , , , , , , , ,

    Una Réplica

  1. to ace die

    hola , la noticia insertada no es nueva, cierto sector de eqou lo sabíamos , lo que hace IU es una PUTA canallada al movimiento verde…

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies