17 de octubre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Francisco José Cuevas es un referente del sindicalismo anarquista y de la educación libertaria en Jerez. Es profesor, colabora activamente en la CNT de Jerez y acaba de publicar el libro “El hilo libertario en Jerez. Anarquistas que dieron luz a esta ciudad y que sufrieron la represión”, editado por Rebelión en la Granja. Hablamos con él en la Feria del Libro sobre la historia de nuestra tierra y su nueva obra.

La Réplica: ¿Cómo surge el libro “el hilo libertario en Jerez” y qué propósitos tiene?

Francisco José Cuevas: El libro nace con la idea de difundir historias desconocidas -o poco conocidas- sobre personas y colectivos de ideas anarquistas que “dieron luz a esta ciudad”, o sea, que hicieron un enorme esfuerzo por aportar en Jerez las ideas de cultura, liberación de la mujer, organización popular, etc. Activistas como Sebastián Oliva o María Luisa Cobo no son recordados apenas hoy día, y en su época convirtieron a Jerez en el centro de la organización campesina en España (en el caso del primero), o fueron capaces de organizar un sindicato feminista popular que agrupó a 1.500 mujeres en Jerez (en el caso de la segunda). Mi intención es que, de forma amena, se conozca en apenas 60 páginas quienes fueron estas gentes, se dé memoria de la represión terrible que sufrieron, y se reconozca su contribución a lo colectivo.

¿Cómo le explicas a una persona despolitizada el significado del movimiento libertario?

El movimiento libertario significa, en lenguaje sencillo, que la gente sin poder lleve a cabo eso de “Juan Palomo, yo me lo guiso, yo me lo como...”, pero bien entendido. O sea, desplegar la autogestión en todos los planos y aspectos posibles: que la gente controle su trabajo, su barrio, su pueblo, su salud, sus propios cuerpos y su propio cerebro. Es lo contrario de lo que quiere el Poder: “quédate en el sillón, que yo lo hago todo por ti“.

¿Qué ha tenido de libertario el 15 M en Jerez? ¿Tienen algo de ese hilo libertario otros movimientos sociales y políticos en la ciudad?

El 15M en Jerez (y en otros lugares de la geografía hispana) ha tenido un componente eminentemente libertario: el asamblearismo. O sea, que no ha sido un movimiento dirigido por un comité ni por ningún “lumbreras”; las cosas se hacían a partir de lo que se decidía en la plaza entre todos y todas. Te comento una anédocta que ocurrió en el primer día de la acampada del 15M en Jerez. Vino un grupo de policías de “paisano” (o sea, secretas) a hablar conmigo, que me conocían de movilizaciones anteriores y de detenciones previas que tuve en la Comisaría del Arroyo. Querían parlamentar para ver si eso se controlaba, si yo podía “liderar” la movida para que la gente quitara de allí las tiendas de campaña, etc. Yo les dije que yo no tenía liderazgo ni capacidad de “mando” alguno (cosa evidentemente cierta), pero que intentaría persuadir a esa gente para que recogiera la acampada en unas horas. Ni qué decir tiene que no pude persuadir a nadie de nada (¡Dios me libre!, ja, ja, ja…), y que la Policía tuvo que cambiar sus esquemas para entender que ese no era un movimiento al uso que se pudiese “descabezar”. Respecto a los otros movimientos sociales de la ciudad, pues evidentemente los llamados “nuevos” movimientos sociales, como el ecologismo, el pacifismo y el feminismo, tienen presupuestos muy libertarios y funcionamientos muy horizontales; eso ya lo descubrió la sociología hace unos años.

¿Cuanto se conoce en esta ciudad el aporte de los movimientos libertarios?

Se conoce poco, porque en general la historia de la clase trabajadora y de los grupos sin poder se ha tapado desde los sectores reaccionarios. El manto de olvido que nos echó el franquismo, ha seguido después durante la llamada Democracia, en la que pocos esfuerzos se han hecho por dar a conocer ese aporte, con el añadido de que las fuentes (escritas y orales) fueron sometidas a la eliminación y al silencio. Voy a ser muy explícito y claro: si hoy en día queremos hacer algo de investigación histórica sobre el movimiento anarquista y obrero de Jerez, tenemos que irnos al extranjero. Me estoy refiriendo a que una parte de la prensa obrera y documentos históricos se han conservado (menos mal) en el Instituto Internacional de Historia Social de Amsterdam. Por ejemplo, La Voz del Campesino, que dirigía Sebastián Oliva, o el folleto “Apuntes y estudios filosóficos sobre el anarquismo”, de Miguel G. Román, que hemos reeditado recientemente; estos documentos los hemos obtenido mediante copia digitalizada del mencionado archivo de Amsterdam.

¿Crees que la ciudadanía de Jerez conoce su historia?

Pues más bien poco. No hay más que ver a la estatua ecuestre de Primo de Rivera en la Plaza del Arenal, que sigue ahí, entre otras cosas, por el desconocimiento que tiene el jerezano medio de quién fue ese dictador. Podríamos decir que el “jerezano medio” (si eso existe) es un sujeto “a-histórico”, por lo poco que le importa su historia y lo que la desconoce.

¿Que nos queda del movimiento libertario en la ciudad? ¿Cómo podemos conocer su legado?

Pues queda el sindicato CNT y el Ateneo Libertario “Eliseo Reclús”, fundamentalmente, pero también gente como el Arrabal de San Miguel. Grupos con mucha actividad, pero con un impacto moderado, no dejo de reconocerlo. La mejor forma de conocer nuestro legado es que nos conozcan directamente, ja, ja, ja… que estamos encantados/as de charlar con todo el mundo y de contarles nuestras batallitas.

¿Cómo crees que se articula una alternativa mayoritaria a la derecha reaccionaria jerezana?

Uff, difícil pregunta. Supongo que pasa por intentar que se conforme una mayoría “no reaccionaria”, es decir, una mayoría social que en algún momento no se deje pisotear por ese sector conservador, machista, clasista… de Jerez. Pero ese es un trabajo muy lento que requiere, sobre todo, de un gran esfuerzo educativo. Una labor de acompañamiento en los barrios, con la gente joven, con las mujeres de las clases populares, etc. O sea, lo que no se está haciendo.

¿Qué echas de menos en Jerez para que la ciudad avance?

Pues eso, Autogestión. Que los/las jerezanos/as hagan las cosas por sí mismos/as, que no deleguen en las autoridades ni en la Cáritas Parroquial de su barrio. Que dejen de esperar a un inversor o a un salvador, que no crean en que hay un ser superior que les va a sacar las castañas del fuego. Y yo eso me lo creo porque lo he visto; en mi barrio, en La Granja, el Ayuntamiento no cuidaba los jardines, y eran los mismos vecinos los que cultivaban los arriates y sembraban los rosales. Que no se pierda ese rosal de la autogestión, que es tan preciso y tan precioso para que el pueblo de Jerez avance.

The following two tabs change content below.
Periodista, fotógrafo y diseñador gráfico. Ha escrito en Diario de Cádiz, Rock Estatal, y El Club de los Imposibles. Es director de La Réplica. Participa en Ganemos Jerez.
Tags: , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies