10 de octubre del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



La escalofriante condena a Juana Rivas a cinco años de prisión y seis sin patria potestad es una mala noticia para la justicia en España. Otra más. Supone un nuevo varapalo para las mujeres y para sus derechos más elementales, pues los jueces vuelven a crear un escenario favorable al maltratador. Se ignora que Rivas pretendía proteger a sus hijos del maltrato, su limbo legal en Italia y se le aplica una sentencia “ejemplarizante”. Los nada halagüeños precedente del juez que llevaba el caso avivan las críticas que aluden a unos jueces sin perspectiva de género, sobre los que urge una pedagogía al respecto. La forma en que se ha redactado la sentencia debería avergonzar al aparato judicial, que va camino de ser remodelado a fuerza de empuje popular, pues sale a escándalo cada quince días. La sensación generalizada es que estamos ante una justicia con ideología, que abochorna a la población y sirve de retaguardia para la impunidad falocrática. Es también un aviso a navegantas: “No os paséis de la raya disidentes” advierten los jueces si leemos entre líneas.

Un maltratador jamás podrá ser buen padre, aseguran los colectivos feministas, pero la afirmación es ignorada por el orgullo y la prepotencia de unos tribunales que prefieren desoír el clamor popular y mostrar su poderío e independencia. Su rencor por las múltiples peticiones de cambio en la judicatura domina el martillo.

Con esta infame sentencia, que debería ser revocada a nada que la sociedad avance, la justicia marca una línea patriarcal clara, inalterable e incompresible. Es punitiva, poco efectiva y transmite a las mujeres en particular una sensación de desprotección tremenda. Lo tienen difícil en esta tesitura: si se defienden, las matan, si no lo hacen, nos las creen y si protegen a sus hijos, las encarcelan. Mientras no se revisen la consideración de las faltas, el maltratador jugará con ventaja. Solo el clamor en las calles podrá redimir a Rivas, que queda a expensas de un improbable indulto gubernamental. Mientras ella sufre entre barrotes las lindezas del auto judicial, la manada sigue libre, vitoreada por sus iguales, disfrutando del verano en las playas de Cádiz. Un esperpento anacrónico. La vergüenza en grado sumo.

The following two tabs change content below.
La Réplica es un medio digital que analiza la actualidad sociopolítica desde un prisma crítico, comprometido, plural y honesto. Hacemos el periodismo que no le gusta a los poderosos, periodismo incómodo.
Tags: , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies