22 de julio del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



La gran coalición avanza mientras Podemos sigue discutiendo. Así de explícito es el titular de Lucía Méndez de El Mundo con respecto al último episodio de la guerra interna de Podemos, que concluía con Carolina Bescansa y Nacho Alvarez dejando la dirección y fuera de la disputa que afecta a la formación morada al respecto de su liderazgo y líneas programáticas.

No le falta razón, PP y PSOE acordaban bloquear una comisión de investigación sobre el rescate bancario y aprobaban algunas medidas sociales de cara a la opinión pública, que tienen más de artificioso que de cambios reales para la vida de la gente. La medida no obstante escarba en la idea de un Podemos dividido e infructuoso y un bipartidismo rearmado y eficaz.

La deserción de Bescansa, tan simbólica, polariza más si cabe las posiciones por hacerse con el poder en Podemos y subraya una sensación compartida por una militancia atónita: el espectáculo no sólo agota sino que amenaza con devorar por dentro la organización. Cuesta imaginar estas facciones magulladas o heridas de muerte tras la batalla del congreso estatal conviviendo en paz y armonía. Demasiada sobrexposición, demasiados rencores personales, demasiada distancia. Serán unos u otros, látigo y bozal, o escisión.

Del debate público de ideas se ha pasado a la lucha por puestos en el organigrama -un asunto de nombres y personas- y las disputas internas dignas de la vieja política: conversaciones de Telegram que salen a la luz, cruce de tweets, show mediático y tacticismo descarado en el seno de una formación que de tanto hablar de la gente se está olvidando de ella.

Una formación joven acostumbrada a vivir en campaña, en clave interna con primarias locales, autonómicas o a nivel estatal, en clave externa, con las diferentes elecciones que hemos vivido estos dos últimos años. Y así van para tres años con muchos integrantes convertidos en figuras semipúblicas que aparcaron su vocación de servicio y aparecen retratados en el cuadro de una guerra interna vergonzosa, mientras el eco de una mayoría social, resuena lejano y muerto de frío, tras una nueva e indecente subida de la luz.

 

La foto principal es de Público.es
The following two tabs change content below.
Escritor y Social Media Manager. Ha publicado artículos culturales para medios como La Marea, Secretolivo, Perarnau Magazine o La Voz del Sur. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie 2016) y Juan sin miedo (Alkibla 2015). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.

Últimas entradas de Javier López Menacho (ver todo)

Tags: , , , , , ,

    Una Réplica

  1. T&T

    Tal y como está el patio, no descartemos que haya hasta enfrentamientos físicos en Vistalegre, en twitter estos últimos días estoy leyendo auténticas barrabasadas entre partidarios de Errejón y de Iglesias

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies